My Twitter Feed

September 19, 2020

NOTICIAS FLASH:

Pablo Ríos. Multiplicando panes y peces. -

viernes, agosto 14, 2020

Belako. Grandes crisis y pequeños dramas. -

jueves, julio 30, 2020

Nize. Dándolo todo. -

jueves, julio 30, 2020

Oreka TX. Reinventando la tradición. -

jueves, julio 30, 2020

Getxophoto, según el comisario JON URIARTE. -

jueves, julio 30, 2020

Twinterview a Álvaro Ortiz. -

jueves, julio 30, 2020

El humor absurdo, según MERY CUESTA. -

jueves, julio 30, 2020

Kutxa Kultur Kanta. Un tema a seis bandas. -

jueves, julio 30, 2020

Cruz de Navajas. Mecano: Siglo XXI. -

jueves, julio 30, 2020

Icíar Bollaín. Para amarme y respetarme. -

miércoles, julio 29, 2020

Ángeles Reiné. A Putin no le gustará esta película. -

miércoles, julio 29, 2020

Saida Benzal. Dos chonis en Malasaña. -

miércoles, julio 29, 2020

Narita Boy. Apuntando al corazón de la nostalgia. -

miércoles, julio 29, 2020

Charles Forsman. Del cómic indie a Netflix. -

miércoles, julio 29, 2020

Irene Márquez. A ver qué dices. -

miércoles, julio 29, 2020

La crisis del milenial. Vamos a reírnos de nuestras penas. -

miércoles, julio 29, 2020

Edificio de viviendas Glas Eraikuntza. Luz marina y matizada. -

miércoles, julio 29, 2020

Tecnología. -

miércoles, julio 29, 2020

Moda: ¿Playa o piscina? -

miércoles, julio 29, 2020

Izaro. Tras el Tiempo Ausente. -

domingo, junio 7, 2020

El discreto encanto. Centro de Salud de Osakidetza en Amurrio.

arquitectura

Puede ser que otro de los equipos que concursaron presentara una propuesta estéticamente más atractiva, como el caso de OFS Arkitects, pero no por ello el proyecto ganador, una vez ejecutado, desdice en ningún caso. Si bien, pudiera pasar desapercibido por su discreción, profundizando un poco podemos apreciar un edificio de notable interés.
Sobre una volumetría muy estricta, encorsetada en una “jaula metálica”, solo se pueden apreciar muy contados puntos de contacto limpio exterior-interior (sin revestimiento), que resultan ser las salas de espera, y la propia entrada resaltada con una prominente marquesina que le dota de un carácter singular, remarcando el punto más singular del edificio. Éste cobra rotundidad al resolverse con un solo material en sus fachadas exteriores.
Desde el punto de vista de la imagen, la planta única supondría un verdadero problema, pudiendo ser fagocitado por el entorno residencial de dos plantas o los bloques del otro lado de la calle, sino fuera por los recursos empleados por el equipo de arquitectos. El efecto que supone de horizontalidad la creación de franjas mediante la no coincidencia de éstas con la altura de una planta como suele ser habitual, creando hasta cinco franjas. La superior es de chapa perforada para neutralizar la visión de los elementos de instalaciones de la cubierta, sirviendo a su vez como peto de protección. Para reforzar este efecto el revestimiento de chapa plegada se modifica en cuanto a su disposición de una a otra para provocar efectos de contraste entre franja que favorecen su distinta lectura. Esto unido a la combinación entre chapa ciega y perforada.
Las fachadas exteriores están diseñadas con carpinterías continuas en franja horizontal acorde con la franja intermedia de chapa perforada de su revestimiento exterior, dejando las láminas opacas lógicamente para las partes ciegas. Los interiores resultan ser de lo más aséptico como no podría ser menos, diseñados con un criterio de paramentos monomatéricos, con paños de tabiques completos en panelados monocolor con puertas escamoteadas, así como, suelos y techos muy neutros. En otros casos los paramentos verticales resultan ser acristalamientos continuos a los patios. Todo ello redunda en ambientes muy relajantes y agradables.
La planta se desarrolla en peine desde el cuerpo principal paralelo a la fachada, en tres cuerpos principales perpendiculares creando patios interiores, solo cerrados por la continuidad del revestimiento de chapa, favorecedores de mayor superficie de fachada y por ende del soleamiento y ventilación natural.
Más allá de la funcionalidad que se requiere a este tipo de edificios, desde el proyecto se dan respuestas a los periodos de funcionamiento en el caso exclusivo de urgencias, con la disposición de una mampara en el recibidor principal. Si acaso, resulta un poco escasa la luz natural en estos periodos (solo entra desde el hueco de la entrada), pudiendo haber colocado alguna claraboya.
En definitiva un edificio que responde en primer lugar a su función, supeditando a este aspecto cualquier otra cosa. Dejando su imagen exterior resuelta con una reducida economía de medios, eso sí con ciertas dotes de sutileza en cuanto a las variaciones del empleo del material de revestimiento, diseñado de forma bien diferente a cómo viene siendo habitual en la pléyade de edificios revestidos en chapas plegadas.
Este nuevo Centro de Salud es un edificio que se dispone ocupando la mayor parte de la parcela, desarrollándose en una sola planta, lo que consigue evitar la presencia de núcleos de comunicación vertical, lo que, aparte de economía supone facilidad de uso. El inconveniente es que no quedan espacios estanciales de jardines como otras propuestas del concurso, si bien, la presencia en frente del Parque Municipal Juan Urrutia, pueda hacerlos innecesarios.

CENTRO DE SALUD DE OSAKIDETZA EN AMURRIO
Autores: Antón Pagola, Miriam Varela y Santiago Lorenzo. Estudio XLark.
Ubicación: Calle Félix Murga nº8. Amurrio. Álava.
Lo mejor: Los recursos a la hora de emplear la chapa plegada.
Un detalle: El recrecido de la esquina para situar el logotipo de Osakidetza.

Texto de Leonardo Ignacio González Ferreras.

Deja un comentario