My Twitter Feed

August 11, 2020

NOTICIAS FLASH:

Belako. Grandes crisis y pequeños dramas. -

jueves, julio 30, 2020

Nize. Dándolo todo. -

jueves, julio 30, 2020

Oreka TX. Reinventando la tradición. -

jueves, julio 30, 2020

Getxophoto, según el comisario JON URIARTE. -

jueves, julio 30, 2020

Twinterview a Álvaro Ortiz. -

jueves, julio 30, 2020

El humor absurdo, según MERY CUESTA. -

jueves, julio 30, 2020

Kutxa Kultur Kanta. Un tema a seis bandas. -

jueves, julio 30, 2020

Cruz de Navajas. Mecano: Siglo XXI. -

jueves, julio 30, 2020

Icíar Bollaín. Para amarme y respetarme. -

miércoles, julio 29, 2020

Ángeles Reiné. A Putin no le gustará esta película. -

miércoles, julio 29, 2020

Saida Benzal. Dos chonis en Malasaña. -

miércoles, julio 29, 2020

Narita Boy. Apuntando al corazón de la nostalgia. -

miércoles, julio 29, 2020

Charles Forsman. Del cómic indie a Netflix. -

miércoles, julio 29, 2020

Irene Márquez. A ver qué dices. -

miércoles, julio 29, 2020

La crisis del milenial. Vamos a reírnos de nuestras penas. -

miércoles, julio 29, 2020

Edificio de viviendas Glas Eraikuntza. Luz marina y matizada. -

miércoles, julio 29, 2020

Tecnología. -

miércoles, julio 29, 2020

Moda: ¿Playa o piscina? -

miércoles, julio 29, 2020

Izaro. Tras el Tiempo Ausente. -

domingo, junio 7, 2020

Vetusta Morla. Mismas Historias, Distinto Final. -

domingo, junio 7, 2020

Fotopop Weekend. La fiesta de la fotografía en Barakaldo.

La tercera edición del festival Fotopop Weekend se celebrará a mediados del próximo mes de noviembre. Una cita que pretende ser un punto de encuentro entre aficionados y profesionales de la fotografía. David de Haro, uno de los organizadores del mismo, nos adelanta de qué actividades podremos disfrutar en el mismo.

¿Cuáles fueron los inicios de este festival? ¿Hubo un motivo concreto por el que se decidió que Barakaldo necesitaba un certamen de este tipo? Surge porque nosotros ya habíamos creado una empresa con unas características un poco especiales con la intención de organizar diversas actividades y la parte fotográfica de Fotopop quería crear una especie de punto de encuentro. Fotopop Weekend pretende ahondar en el empeño de crear comunidad, promover el contacto entre aficionados y creadores y que el tejido social relacionado con la fotografía siga creciendo. Hay que agradecer también al BIC de Barakaldo por ofrecer sus instalaciones para desarrollar un evento como este y por todas las facilidades que siempre nos ponen.

Son varios los festivales de fotografía celebrados en el entorno, Getxophoto, Basque Dok, Baffest ¿Qué característica tiene este Fotopop Weekend que lo desmarquen del resto? ¿Apuesta por algún género o temática determinada dentro de la fotografía? Nuestro empeño es conseguir traer grandes protagonistas de la fotografía y ser un evento más, siendo conscientes de que somos una empresa pequeña, y fomentar que sea un encuentro entre autores y público muy cercano. Hacemos hincapié en el desarrollo de talleres, ejercicio que suele ser muy productivo a la hora de mejorar como fotógrafos.

¿Cuál sería el objetivo de Fotopop Weekend? ¿Descubrir nuevos valores? ¿Apostar por atraer talento ya consagrado dentro de la fotografía? ¿Ser un punto de encuentro de apasionados de la fotografía? Después de tres ediciones creo que se ha definido como un punto de encuentro para la masa social del festival que pretende construir poco a poco una comunidad dentro del mismo. Es una de las formas de darle salida al trabajo del fotógrafo que pretende vivir de su creatividad.

¿Qué se encontrarán los asistentes al mismo? ¿Primará alguna actividad sobre otras? ¿Puedes adelantarnos algún nombre de los participantes? Puedo adelantar que tendremos a Juanan Requena quien presentará su último trabajo ‘La ínsula nómada’, un proyecto que ha podido llevarse a cabo tras un exitoso proceso de crowdfunding. También contaremos con un valor emergente como es Bego Antón. Tendremos también a David Salcedo quien hará un taller de salir a la calle a fotografiar y hacer un fanzine. Todos ellos muy cercanos en el trato. Habrá también alguna sorpresa.

En el cine, los videojuegos, las artes plásticas, literatura, etcétera, existe una clara división entre productor y consumidor de contenidos. En fotografía esta división no está tan clara y el consumidor de fotografía suele ser a su vez generador de imágenes, ¿ves esta circunstancia como algo positivo o quizás da cuenta de lo minoritario que es este ámbito de la creación? Creo que constata que la fotografía es un lenguaje y que quien usa el lenguaje sabe leer. Es cuestión de tiempo que los libros de fotografía acaben emergiendo como una nueva literatura. Mi teoría es esa. Es algo que percibo que va a suceder. Es posible hablar con fotos. Es posible generar emociones o transmitir un mensaje mediante imágenes y eso es una forma de comunicarse. Texto de David Tijero.

Deja un comentario