My Twitter Feed

June 21, 2024

NOTICIAS FLASH:

Gallus. El huracán de Glasgow.

gallus

Glasgow vuelve a vibrar con un nuevo referente del punk. Gallus nació en un local de la ciudad con el mismo nombre y desde entonces su público no ha hecho más que crecer. Sus melodías, que en directo invitan a sacudir los problemas, y un sentido del humor con marcado acento escocés tampoco han pasado desapercibidos por la crítica.

¿Cómo se presenta el tour de 2024? EAMON EWINS: Es el más largo hasta la fecha. Con muchos lugares en los que no habíamos estado antes como Italia, que es el lugar en el que mejor funcionamos después de UK. Tenemos ganas de volver a lugares como Holanda o Bélgica, donde hace tiempo que estamos construyendo una relación con ese público y nos gusta volver para que crezca. Lo veremos al llegar allí, pero nos sentimos optimistas. Nunca ha habido un show malo en Europa. Siempre hay un público muy entregado y nos tratan muy bien, y nosotros les devolvemos esa energía.

¿Es cierto que teníais especiales ganas de tocar en el País Vasco? E.E. : He oído que San Sebastián es muy bonito. Además nos parece una región muy interesante de Europa, con un lenguaje y una historia muy especiales. Además siempre vemos muchas ikurriñas en Celtic Park. Los fans del Celtic siempre llevan cosas de Euskadi y tenemos ganas de saber a qué se debe tanto alboroto.
BARRY DOLAN: Además, a los escoceses les encantan unas buenas vacaciones y ver algo de sol, así que lo disfrutaremos durante unos días entre concierto y concierto.

Desde el punto de vista del consumidor de música, ¿cómo está la escena escocesa ahora mismo? B.D.: Diría que está en decadencia, pero no por culpa de las bandas. Últimamente muchos de los los locales en los que nosotros nos abrimos camino están cerrando y esto les da a las bandas menos oportunidades de formar una comunidad. A pesar de esto hay muchas bandas que están logrando una buena presencia y que tienen un gran potencial, así que solo esperamos que o los antiguos locales puedan volver a abrir o que nuevos lugares lleguen a ser parte de aquella comunidad que nosotros vivimos.
E. E. : La calle principal de Glasgow, Sauchiehall Street, era un lugar con mucha actividad donde también estaba la Glasgow School of Art. Este lugar sufrió un incendio que acabó con mucha de la actividad de la escena, y también con el ABC Concert Hall, uno de los lugares más importantes para la música en la ciudad.
B.D.: El cierre de estos lugares ha hecho que Glasgow pierda algo de su identidad musical. Aunque siempre hay bandas muy buenas en activo, desde el punto de vista de un consumidor de música en vivo, Glasgow ha sufrido mucho desde la pandemia. Somos optimistas porque sabemos que la música escocesa es muy buena, pero sabemos que este escenario post-apocalíptico puede que no sea es el mejor lugar ahora mismo.

La portada de vuestro último disco lleva una imagen muy intrigante, ¿de qué se trata?
B.D.: Hace algunos años hubo unas fuertes lluvias en Glasgow (más de lo normal), y Kevin Thomson, un amigo fotógrafo, sacó unas fotos de este parque inundado. Cuando vimos la foto de la portería y las de los bancos que se pueden encontrar dentro del disco, nos enamoramos de las imágenes. Accidentalmente habían encapsulado el sentimiento del álbum.
E.E.: Es una imagen del fin de la infancia, ese tipo de parques en los que tantas veces has jugado, ahora inundado, destruido, es la imagen de la desolación esperándote.

‘We don’t like the people we’ve become’… ¿Es esto cierto?
B.D.: Absolutamente. Estamos llegando a los treinta mirando hacia atrás y preguntándonos.. “¿pero qué está pasando?” Es verdad que hay cosas positivas, pero nos centramos en lo negativo para hacer canciones.
E. E.: No queremos que parezca que nos compadecemos de nosotros mismos diciendo.. “Eh, ¿a que somos basura?” como si estuviéramos esperando un elogio de vuelta. Está pensado como algo auto-crítico y divertido. No queremos ser excesivamente críticos con nosotros mismos, simplemente es lo que somos, sin ser nunca del todo serios. Pero también creo que es algo acabas aceptando a medida que te haces mayor, justamente de eso va el álbum.

gallus2

«Odiaríamos convertirnos en una banda que se tomara demasiado en serio a sí misma. A veces vemos bandas que desde el primer día piensan que están cambiando el mundo y siendo revolucionarias. No queremos decir que la música no pueda ser política, pero al fin y al cabo lo que ofrecemos como banda es entretenimiento». 

¿En qué tipo de banda odiaríais convertiros?
E.E.: Una que se tome demasiado en serio a sí misma y que tenga ideas muy elevadas de qué o quiénes son. A veces veo bandas que desde el primer día piensan que están cambiando el mundo y siendo revolucionarias. No sé, la manera en la que nosotros lo vemos es que la música debe ser una especie de escape divertido del mundo. No eres un político, no estás cambiando el mundo.
Eso no quiere decir que tu música no pueda ser política, pero al fin y al cabo lo que somos es una organización para el entretenimiento. Así que detestaría ser una banda que piensa que está afectando al mundo de cualquier manera, porque la realidad es que casi ninguna lo hace.
B. D. : Creo que simplemente no nos gustaría ser ese tipo de gente en la vida, y eso se traduce a qué tipo de músicos queremos ser. La gente debería ir a los shows dejando cualquier tipo de energía negativa en la puerta. Vienen, se recargan un poco viéndonos hacer el tonto y cuando termine ya volverán sus problemas.

Barry, tus actuaciones tienen un lado muy teatral. ¿Cómo ha evolucionado esta personalidad que adoptas en el escenario desde que empezaste con Gallus?
B. D. : Ha evolucionado, pero cuando estoy en el escenario me siento yo. Si mi yo de ahora y quien soy en el escenario se encontraran en una habitación, se odiarían. Y me gusta que sea así. Es una versión completamente diferente de quién soy, pero también hay muchas similitudes. Estudié actuación antes de empezar incluso con la música. Diría que eso nos dio un ‘bonus’ como banda. Creo que solía ser mucho más pintoresco y fuera de control. Ahora estoy más o menos controlado en diferentes aspectos.
E. E.: Me recuerda a cuando Larry David dice que su personaje en ‘Curb Your Enthusiasm’ es una versión exagerada de él mismo. Creo que tú también sigues siendo tú, pero en modo extremo.
B. D. : Sí, creo que soy todo lo que odio sobre mi mismo sobre el escenario, y no lo cambiaría. Es la versión demoníaca de mi aprovechando a hacer el tonto, correr por el escenario para luego volver a ser un viejo aburrido.

Las letras de vuestro último álbum muestran un tipo de ‘oscuridad optimista’. ¿Es encontrar un equilibrio entre las dos cosas algo que busquéis activamente?
E. E. : Sí, creo que es un equilibrio perfecto. Creo que es algo que sale de manera natural porque las canciones más interesantes tratan sobre cosas malas. Tenemos una inclinación natural a escribir sobre ese tipo de cosas. Pero como dije, no queremos ser demasiado lúgubres sino ponerle un poco de humor a todo para hacerlo más liviano. No te gustaría escuchar una canción de amor divertida, porque eso sería aburrido, o una canción sobre el fin del mundo como algo triste y oscuro, porque no sería interesante. Así que aunque escribimos sobre todos estos temas, los llenamos de humor porque al fin y al cabo, somos así.

El humor está presente en toda vuestra música y probablemente en vuestra dinámica como grupo. ¿Tiene esto que ver con el humor típicamente escocés?
E.E. : El humor escocés también es bastante auto-crítico, pero hasta ahí llega. Puede ser bastante brutal y cargar con bastante veneno en ocasiones, pero diría que nosotros no lo hacemos.
B.D. : Creo que se puede ver en muchos artistas escoceses también, por ejemplo Joesef, que escribe de maravilla estas canciones de amor desgarradoras y después le ves en las redes sociales y es completamente lo contrario a los que esperarías de una persona que escribe así. Creo que eso tiene que ver bastante con lo que es el humor escocés.

La canción ‘Actual Factual’ es un buen ejemplo de esto. ¿Hay alguna conspiración en la que creáis de verdad?
E.E.: En el momento de escribirla habría dicho que era lo de las élites y la pedofilía, pero acabó siendo verdad. Cuando la escribí se hablaba diferentes teorías auqnue era mucho más marginal creer en conspiraciones. En post-pandemia, con todo el escepticismo, Twitter y las fake news, creo que se ha vuelto mucho más normal creer en estas cosas. La escribí desde los márgenes porque yo no suelo hacerlo, me gusta pensar que soy un tipo más o menos racional.
B.D. : Pero sería gracioso que algunas de ellas fueran reales, como lo de Paul McCartney. Por supuesto que no le deseo nada malo, pero sería divertido que realmente lo hubieran reemplazado por otra persona al morir.. Que la SFA son francmasones o que la llegada a la luna nunca ocurrió, esa sí que la recibiría con los brazos abiertos.

El SXSW, los Scottish Alternative Music Awards, telonear a Biffy Clyro.. después de estas, ¿qué más metas hay en el horizonte?
B.D. : Hay ciertos lugares en los que tocar sería cumplir una meta. He escuchado decir a muchísimos músicos de todo el mundo decir que el Barras en Glasgow es la mejor sala del mundo, y no hemos tocado ahí aún. Ser cabeza o incluso telonear a alguien allí sería un sueño para cualquier banda. Pero por ejemplo, de todas las que has mencionado, hasta que nos enteramos de que íbamos a tocar ni siquiera imaginábamos que iban a pasar.
E. E. : Es una de las cosas geniales de estar en una banda. Un día cualquiera recibes un correo y es una noticia increíble. Recuerdo cuando nos dijeron que íbamos a tocar en el Primavera Sound, pensábamos que nuestro Manager nos estaba tomando el pelo porque estaba aburrido. Si me lo llegas a preguntar el día anterior te habría dicho que por supuesto que no íbamos a tocar en el Primavera. Pero sí, las metas musicales son casi siembre inesperadas. “Veremos lo que pasa”, ese ha sido nuestro mantra hasta ahora y no va a cambiar.  Texto de Janire Goikoetxea. Fotografía de Elliot Hetherton.

Gallus tocarán el 14 de marzo en Dabadaba, Donostia y el 15 de marzo en Bilborock, Bilbao.

Deja un comentario