My Twitter Feed

July 3, 2022

NOTICIAS FLASH:

Nely Reguera. ¿Ayuda o autoayuda?

_K0A7108_La voluntaria_©Lucia Faraig_

Con su segunda película tras ´María (y los demás)´, Nely Reguera traslada a Carmen Machi a un campo de refugiados en Grecia, donde la famosa actriz será ´La voluntaria´ de su título, un filme que reflexiona sobre la postura real (y egoísta) que adoptamos cuando pretendemos socorrer a otros.

¿Qué tienen en común la María de tu ópera prima y la Marisa de ´La voluntaria´? Sí, tienen cosas en común: ambas tienen contradicciones a la hora de cuidar. Y las dos, ante la duda o el desánimo, avanzan luchando, intentando conseguir lo que quieren.

A veces la protagonista de tu nuevo filme, queriendo hacer bien, hace daño. Exacto, eso aborda la película y también reflexiona sobre cómo ella tiene las mejores intenciones, pero por su situación de crisis y sus carencias, ves que antepone sus necesidades a las del prójimo, haciendo así daño al otro. Me apetecía criticar el egoísmo de nuestra sociedad occidental. No estamos dispuestos a hacer según qué esfuerzos, y estamos tan pendientes de nosotros mismos, que no somos conscientes de por quién estamos haciendo las cosas.

¿También la comparación social empuja a la protagonista a actuar de esa manera? Es una persona que siempre ha deseado estar en la foto de la gran familia con muchos nietos, pero sus hijos viven lejos y, encima, no tienen descendencia. Hay soledad en ella, aunque tiene amigas, que pueden ser familia igual y le apoyan a veces más que la propia familia sanguínea. Es terrible la presión social que sufre, tanto como la sensación de tener que cumplir unas expectativas.

`La voluntaria` hace política desde lo íntimo. Totalmente, y me encanta que lo digas. Teníamos claro que queríamos rodar una película intimista, porque es un tema muy complejo el de los refugiados e inmigrantes. Escogimos algo pequeño que nos permitiera hablar de la relación entre Occidente y el Tercer Mundo: cómo decidimos nosotros sobre ellos sin darles voz, cuando ellos son las víctimas y, por lo tanto, deberían ser seres de pleno derecho.

Supongo que rodar en un auténtico campo de refugiados griego le ha dado mucha verdad a la película. Sí, los productores y yo teníamos claro que teníamos que filmar en un campo real y todos los refugiados que aparecen en el largometraje son actores naturales. Sólo en la zona de tiendas construimos unas que sirvieron como decorados, porque no queríamos invadir su intimidad entrando en sus hogares con las cámaras.

Carmen Machi sorprende en un registro inusitado. Me apetecía que, como la película es dramática, la actriz protagonista pudiera dotar a ese personaje de cierta ligereza, con más o menos humor, sobre todo al principio. No queríamos añadir más peso dramático y, además, ella genera empatía con el público: Marisa, su personaje, es un tanto incómodo, por eso me gustaba que la actriz que lo encarnase provocara proximidad. Texto de Alfonso Rivera. Fotografía de Lucia Faraig.

Deja un comentario