My Twitter Feed

February 21, 2018

NOTICIAS FLASH:

The Florida Project. En las afueras de Disneyworld.

null

El director de ‘Tangerine’, Sean Baker, centra su último filme en un viejo motel que sirve de residencia a familias desfavorecidas en el turístico estado de Florida. La cinta combina denuncia con abundante sentido del humor, grandes actuaciones infantiles y una interpretación muy cotidiana por parte de Willem Dafoe, que le ha valido una nominación al Oscar como Mejor Actor de Reparto.

¿Qué te hizo interesarte sobre este tema y este segmento de la población que normalmente no suele representarse en las películas? En realidad fue mi co-guionista, Chris Bergoch, el que me trajo a colación este tema. No sabía nada sobre la situación de estas personas. Así que cuando escuché sobre ello me interesó mucho y estaba intrigado por saber más. Obviamente en muchos sentidos es un problema nacional pero me pareció que debíamos centrarnos en el área de Orlando.

La interpretación de los niños protagonistas es de las mejores que he visto recientemente por parte de chavales de esa edad. ¿Cómo realizasteis el casting? Muchas gracias. Realizamos el casting de los niños de diferentes formas. Por un lado teníamos una compañía de casting en Orlando y ellos fueron los que encontraron a Brooklynn Prince, que interpreta a Moonee. Tenía experiencia previa. A Valeria Cotto la encontré en un Target (cadena de grandes almacenes), así que fue un casting ‘callejero’, por llamarlo de algún modo. Y Christopher Rivera se presentó a una convocatoria abierta que realizamos, así que hubo un poco de todo. Era muy importante para mí que todos los chavales fueran del área de Orlando. No queríamos traer a niños de Hollywood.

¿Y cómo les dirigiste? Estos niños tienen mucho talento. Brooklynn ya entendía muy bien la mecánica del set y también tiene mucha confianza a la hora de interpretar el personaje o incluso de ser ella misma. En cuanto a mi manera de dirigirlos no intenté ser nunca su jefe, sino su amigo. Adopté un tono muy casual. Era muy importante que los chicos se divirtieran. Si lo hubieran sentido como un trabajo no habría funcionado.

El uso del color es muy expresivo. ¿Hubo que emplear muchas técnicas para resaltarlo o también formaba parte de las localizaciones de Florida? En su mayor parte los colores vienen con ese mundo porque los pequeños negocios tratan de atraer de esta manera a los turistas. Pero por supuesto también tengo que dar crédito a mi maravilloso director de fotografía, Alexis Zabé, que fue capaz de captar los colores de una manera prodigiosa. No me preguntes cómo lo hace. Tiene un ojo increíble para hacer que las cosas destaquen. Mi hermana es la diseñadora de producción de la película y sabe cómo combinar muy bien los colores. Así que fue una mezcla entre lo que ya nos ofrecía la localización y el hecho de tener un equipo magnífico trabajando para mí.

¿Cuál es el simbolismo tras esos colores brillantes? ¿Es para reflejar el contraste entre el mundo turístico y el ambiente en el que se mueven los protagonistas? ¿O quizá para que su situación no se vea tan dramática? Sí, esas son buenas maneras de interpretarlo, aunque mi idea era también mostrar las cosas a través de la mirada de los niños, así que todo se ve un poco más intenso, pero sin exagerar demasiado.

La película hace un buen trabajo representando los problemas de Halley, la madre soltera protagonista, pero también mostrando sus defectos. ¿Fue difícil encontrar un equilibrio para que no resultara muy triste pero tampoco una caricatura? El equilibrio es muy importante en todos mis filmes. En ‘Tangerine’ pasaba algo similar. La edición es muy importante para mí. La hago yo mismo. El equilibrio en mi opinión es algo muy subjetivo y muy ligado al momento en el que uno vive. ¿Quién sabe cómo se verá una película como esta dentro de un par de años? Pero sí sé encontrar el balance adecuado para el tiempo en el que vivimos.

null

“El público tiende a pensar en Willem Dafoe como villano pero ha interpretado también muchos protagonistas maravillosos en ‘Platoon’, ‘Arde Mississippi’…¡incluso ha hecho de Jesucristo!”

La estructura del filme es un poco libre. ¿Rodasteis más de lo necesario u os ceñisteis mucho al guión? Teníamos un presupuesto y un plan de producción muy ajustados. Tratábamos de grabar un poco más pero no siempre podíamos permitírnoslo. El guión está disponible en internet. Si lo lees podrás ver que es muy similar pero también muy diferente porque mis actores improvisaron en algunas partes y el guión poseía además la propiedad de poder cambiar el orden cronológico de los acontecimientos a la hora de editar el filme.

¿Cómo decidiste elegir a Willem Dafoe como el gerente del motel? Es como el sheriff o el héroe de acción de esta película, que convierte en admirables todas estas pequeñas tareas cotidianas.  Gracias. Creo que está fantástico. No fue una decisión difícil. Cuando supe que estaba disponible enseguida pensé que lo haría genial. El público mayoritario suele pensar que sólo hace de villano pero eso no es verdad. Ha interpretado también muchos protagonistas maravillosos en ‘Platoon’, ‘Arde Mississippi’…¡incluso ha hecho de Jesucristo!

Sin destriparlo al lector, ¿tenias claro que el final de la película iba a ir por esos derroteros? Es un final que teníamos pensado desde 2011 cuando empezamos a pensar sobre el filme. Lo que significa exactamente queda un poco abierto a la imaginación del espectador. Tal vez no sea un final que deba tomarse de manera literal.

Dafoe ha sido nominado a los Globos y los Oscar, y la película ha obtenido buenas críticas, pero es una cinta diferente, ¿crees que estos factores pueden ayudar a su carrera comercial? Puede que no sea tan comercial como otros filmes. Willem está consiguiendo bastante atención ahora mismo y lo merece porque ha hecho un trabajo increíble y es un icono. El interés que está suscitando no es sólo por esta película sino porque es un gran actor y creo que eso es estupendo. Texto de Roberto González. Fotografías de Marc Schmidt.

null

 

Deja un comentario