My Twitter Feed

August 11, 2020

NOTICIAS FLASH:

Belako. Grandes crisis y pequeños dramas. -

jueves, julio 30, 2020

Nize. Dándolo todo. -

jueves, julio 30, 2020

Oreka TX. Reinventando la tradición. -

jueves, julio 30, 2020

Getxophoto, según el comisario JON URIARTE. -

jueves, julio 30, 2020

Twinterview a Álvaro Ortiz. -

jueves, julio 30, 2020

El humor absurdo, según MERY CUESTA. -

jueves, julio 30, 2020

Kutxa Kultur Kanta. Un tema a seis bandas. -

jueves, julio 30, 2020

Cruz de Navajas. Mecano: Siglo XXI. -

jueves, julio 30, 2020

Icíar Bollaín. Para amarme y respetarme. -

miércoles, julio 29, 2020

Ángeles Reiné. A Putin no le gustará esta película. -

miércoles, julio 29, 2020

Saida Benzal. Dos chonis en Malasaña. -

miércoles, julio 29, 2020

Narita Boy. Apuntando al corazón de la nostalgia. -

miércoles, julio 29, 2020

Charles Forsman. Del cómic indie a Netflix. -

miércoles, julio 29, 2020

Irene Márquez. A ver qué dices. -

miércoles, julio 29, 2020

La crisis del milenial. Vamos a reírnos de nuestras penas. -

miércoles, julio 29, 2020

Edificio de viviendas Glas Eraikuntza. Luz marina y matizada. -

miércoles, julio 29, 2020

Tecnología. -

miércoles, julio 29, 2020

Moda: ¿Playa o piscina? -

miércoles, julio 29, 2020

Izaro. Tras el Tiempo Ausente. -

domingo, junio 7, 2020

Vetusta Morla. Mismas Historias, Distinto Final. -

domingo, junio 7, 2020

ALFREDO MONTERO. No apto para claustrofóbicos

ALFREDO MONTERO. No apto para claustrofóbicos

Entrevista realizada por teléfono el 14 de mayo

ALFREDO MONTERO.
No apto para claustrofóbicos

“La cueva”, dirigida por Alfredo Montero, se estrena el 11 de julio

La segunda película de Alfredo Montero describe las accidentadas vacaciones de un grupo de jóvenes en Formentera cuando se les ocurre adentrarse en una cueva de la que es muy difícil salir…con vida. Un filme de terror sin elementos sobrenaturales que gustó en el Festival de Málaga.

En la sesión inaugural del FANT bilbaíno se esperaba con expectación “La cueva”, de Alfredo Montero, una película de terror que ha contado con varios ‘estrenos’. Su primera proyección fue en Sitges en 2012, pero no se trataba exactamente del mismo filme. “Presentamos un primer montaje, que vio Juan Gordon, de Morena Films, al que le gustó mucho la película pero nos propuso mejorarla”, explica el realizador. “Él veía fallos de fácil solución, como la inclusión de escenas para presentar a los personajes, añadir más sustos y más ritmo. No fue difícil convencer a los actores para volver porque había sido una experiencia muy bonita”. En todo momento se intentó respetar el proyecto inicial de Montero.

“Me propusieron trabajar con Javier Gullón, el guionista de ‘Invasor’ o ‘Enemy’, que entendió perfectamente el concepto: una peli realista, sin música y sin efectos sonoros”, explica antes de entrar en la génesis. “Lo que yo quería era hacer una película con una localización principal y pocos actores”.Cuando surgió la idea, el director fue, con un amigo, de exploración a Formentera. “Hicimos un casting de cuevas”. Finalmente encontraron una que se reveló cómo el lugar ideal. “A los cincuenta metros hace una curva y ya no ves la entrada, por lo que empiezas a desorientarte de una manera tremenda. Si no hubiera entrado con alguien que la conocía, lo habría pasado mal”. Se decidió por la cámara subjetiva porque “multiplica la empatía hacia los protagonistas y aporta credibilidad”. Por los mismos motivos optó por actores poco conocidos. “El guión estaba bastante cerrado pero tenían libertad de añadir cosas.

Buscaba que física y mentalmente pudieran aguantar en ese entorno extremo. Una de las actrices, Eva García, tomaba ansiolíticos para soportar los primeros días”. El esfuerzo se vio recompensado en el Festival de Málaga donde la intérprete recibió la Biznaga de Plata en la sección ZonaZine y Marcos Ortiz, el personaje ‘oscuro’ del filme, la de mejor actor. La historia de los jóvenes inconscientes que terminan luchando por su supervivencia es un clásico del cine de terror. “Nuestra generación de treinta y tantos no acabamos de crecer y seguimos haciendo las mismas chorradas que hacíamos hace diez o quince años”. Esta fue la media de edad en la audiencia del FANT, que se divirtió en los momentos ‘gore’ y se angustió en otros. Para el director, que debutó con otro tema espinoso, la pederastia, en el drama “Niñ@s”, esto es buena señal. “Me gusta que el espectador se identifique con humanos de carne y hueso. Los aliens o fantasmas no me interesan tanto. Si te puede pasar a ti parece que te afecta más. El proyecto en el que estoy trabajando también va por esos derroteros”. Pronto podrás experimentar la claustrofobia en tu sala más cercana.

Deja un comentario