My Twitter Feed

October 22, 2020

NOTICIAS FLASH:

Akelarre. Mujeres que bailan. -

viernes, octubre 2, 2020

Ane Pikaza. Turismo (de) interior. -

viernes, octubre 2, 2020

25 años de Zinemakumeak Gara!, según ANA GUTIÉRREZ. -

viernes, octubre 2, 2020

A propósito de Allen, según JORDI LABANDA. -

viernes, octubre 2, 2020

La música de Rafaella Carrà, según NACHO ÁLVAREZ. -

viernes, octubre 2, 2020

Twinterview a Alex O’Dogherty. -

viernes, octubre 2, 2020

El Drogas. No hay tregua. -

jueves, octubre 1, 2020

Emma Suárez. Los que se atreven. -

jueves, octubre 1, 2020

Lois Patiño. Fascinantes (Sub)mundos gallegos. -

jueves, octubre 1, 2020

Relicta. Magnetismo por la luna. -

jueves, octubre 1, 2020

Grises. Llenos de ritmo. -

jueves, octubre 1, 2020

Romancero gitano. Y Federico escogió a Nuria Espert. -

jueves, octubre 1, 2020

Aitana Sánchez-Gijón. Mujeres valientes y luchadoras. -

jueves, octubre 1, 2020

Lee Krasner. La gran mujer detrás de Jackson Pollock. -

jueves, octubre 1, 2020

Iñaki Zubizarreta. El baloncesto me salvó la vida. -

jueves, octubre 1, 2020

Txani Rodríguez. Vida de esta chica. -

jueves, octubre 1, 2020

Restauración de la Ikastola Kurutziaga. Hacer de la necesidad, virtud. -

jueves, octubre 1, 2020

Tecnología. -

jueves, octubre 1, 2020

Moda. Tendencias otoño. -

jueves, octubre 1, 2020

Pablo Ríos. Multiplicando panes y peces. -

viernes, agosto 14, 2020

Steve Martino. La épica del perdedor.

PEANUTS

El director de “Ice Age 4” resucita para la gran pantalla a los célebres Snoopy, Carlitos y el resto de la pandilla que Charles M. Schulz dibujó durante cincuenta años en sus tiras cómicas, conocidos como Peanuts en su país de origen. Para ello los estudios Blue Sky emplean una asombrosa técnica que hace maravillas para reflejar el trazo del dibujante original en un entorno tridimensional.

Cuando leí que iba a hacerse una película de Peanuts animada por ordenador pensé que, en el mejor de los casos, se parecería a las figuritas de Snoopy que se venden en las tiendas. Pero habéis ido mucho más allá, reflejando todas las expresiones que los personajes tenían en la tira, incluso las que no tendrían sentido en tres dimensiones y a la vez los habéis dotado de relieve. Siempre fui un gran fan de Peanuts. Crecí leyendo la tira cómica y viendo los especiales de televisión. De joven solía estudiar los dibujos y veía que había mucha expresión y mucha emoción en lo que Schulz hacía. Nuestra oportunidad en Blue Sky era llevar estos personajes a la gran pantalla, darles cierta textura y ponerlos en un contexto en el que hubiera iluminación y podrían sentirse quizá aún un poco más reales, pero lo que era absolutamente vital era no cambiar el look de lo que siempre habían sido. Por eso quise mantener el toque del pincel en las bocas de Carlitos y Snoopy o que sus ojos continuaran siendo pequeños puntos negros. Hay detalles en los que hemos usado animación en dos dimensiones, por ejemplo la simple adición de líneas de movimiento como las que se veían en la historieta o pequeños momentos en los que Carlitos se imagina cosas y las dibujamos y animamos en dos dimensiones.

Tras cincuenta años de tiras cómicas de Peanuts, ¿os costó elegir la mejor historia para la película? Decidimos muy pronto que esto no debía ser una colección de nuestras tiras cómicas favoritas del pasado y que tampoco debía ser un remake de alguno de los antiguos capítulos para televisión. Tenía que ser una historia nueva. Cuando nos pusimos a buscar en todas las historias en las que Schulz había trabajado nos centramos en aquellas que podrían contener más emoción. Así que elegimos la trama del primer amor de Carlitos, cuando conoce a la chica pelirroja. Lo que queríamos mostrar al final de la película, basándonos en los cincuenta años de tiras cómicas, es que, en efecto, Carlitos nunca ha sido un ganador. Nunca ha logrado volar una cometa ni darle una patada al balón de fútbol pero tiene cualidades que son muy valiosas. Es amable, honesto y nunca se rinde. A pesar de que Carlitos siempre pierda, esas son las cualidades de un ganador. Había chistes que nos gustaban de las tiras cómicas pero que no servían para resaltar este argumento, así que no los incluimos.

Peanuts

“Lo que queríamos reflejar, basándonos en los cincuenta años de tiras cómicas, es que, en efecto, Carlitos nunca ha logrado volar una cometa ni darle una patada al balón de fútbol pero tiene cualidades que son muy valiosas. Es amable, honesto y nunca se rinde. A pesar de que Carlitos siempre pierda, esas son las cualidades de un ganador”.

¿Es importante enseñar a los niños (y adultos) que existe el fracaso y cómo afrontarlo? Lo que mantiene la tira cómica actual después de tantos años es que Charles Schulz fue capaz de reflejar la condición humana. Los seres humanos tenemos sentimientos tales como “¿Le gusto a la gente?”, “¿Conseguiré tener éxito?”, “¿Cuáles son mis logros en la vida?”. Cuando Carlitos fracasa nos reímos de él pero bien podríamos estar riéndonos de nosotros mismos. No debemos fijarnos en los fracasos de la vida sino en cómo los afrontamos. Lo importante no es ganar la medalla de oro sino cómo tratamos a nuestros amigos y cómo nos comportamos en el camino.

También tenéis una subtrama de Snoopy como As de la Aviación, que está relacionada con la trama de Carlitos. Lo maravilloso de Snoopy es que es todo pantomima. Se comunica sólo con sonidos y tiene una enorme imaginación. Quería incluir una historia muy chula de Snoopy como el As de la Aviación de la Primera Guerra Mundial que nos sirviera para introducir escenas de acción muy cinematográficas. Se nos ocurrió que las cosas que le pasan a Carlitos podrían afectar a Snoopy y que las desventuras por las que éste pasa animaran a su perro a escribir una gran novela en la que se ve como el As de la Aviación luchando contra el Barón Rojo y encontrando al amor de su vida, Fifi.

SnoopyAs

Los personajes de Peanuts reflejan diferentes personalidades que existen en la vida real. ¿Hay alguno con el que te sientas más identificado? Es una buena pregunta. Diría que aspiro a ser como Linus. Es un buen amigo que siempre apoya a Carlitos en las peores situaciones. Es muy sabio, casi como un gran filósofo. Sin embargo muchas veces me siento más cercano a Carlitos. Especialmente mientras hacíamos esta película. Había momentos en que parecía como si la cometa se nos hubiera atascado en un árbol. Al día siguiente trataba de ponerme en la piel de Carlitos y volver a afrontar las cosas con entusiasmo. La actitud de Carlitos nos ha guiado durante esta película. Así es como logramos terminarla.

¿Hay algún episodio de la antigua serie de la animación que te gustara especialmente? Tenía seis años cuando salió el Especial de Navidad y para mi es una gran historia que todavía veo todos los años. Mi parte favorita era el baile alegre de Snoopy.

En la película no mostráis solo la navidad sino todo un año escolar. Hay algo mágico en la primera caída de nieve del año así que pensamos que esa sería una manera maravillosa de comenzar la película. Luego fuimos mostrando todo el curso escolar y la llegada del verano y eso nos daba una gran paleta de colores y sensaciones.

SnoopyNavidad

“Lo que mantiene la tira cómica actual después de tantos años es que Charles Schulz fue capaz de reflejar la condición humana”.

¿Habéis sentido la presión de trabajar con unos personajes que cuentan con miles de fans en todo el mundo? Durante el primer año de la realización de la película estábamos motivados por el hecho de saber que habría fans ahí fuera que serían muy escépticos por el hecho de que estábamos haciendo una película en 3D de estos personajes. De modo que sí, la presión fue aterradora (risas). Pero no hicimos trampas ni tomamos ningún atajo.

Charles Schulz no quería que otro dibujante continuara su tira cómica tras su muerte. Se han realizado algunas novelas gráficas, películas para dvd y ahora este filme. ¿Crees que podría haber secuelas o es algo que hay que tratar con mucho cuidado? Su hijo y su nieto, Craig y Bryan Schulz, han trabajado con nosotros en el guión y me dijeron desde el principio que nadie volvería a dibujar la tira cómica y que ese era el deseo de su padre. Sin embargo él siempre pensó que el merchandising y los dibujos animados basados en sus personajes eran un trabajo de equipo en el que podían participar otras personas. Creemos que siempre que estén involucradas las personas que mejor conocieron a “Sparky” (apodo cariñoso de Schulz) se podrá mantener el espíritu de estos personajes. Texto de Roberto González.

Carlitoshow

“Carlitos y Snoopy. La película de Peanuts” se estrena el 25 de diciembre.

Deja un comentario