My Twitter Feed

June 23, 2024

NOTICIAS FLASH:

Aventuras geniales, según ÁLVARO ORTIZ.

genia

Cómic // El dibujante aragonés conocido por obras como ‘Cenizas’, ‘Murderabilia’ o ‘Prdro y Maili’, muestra una nueva faceta como autor de cómic infantil en la serie de ‘La pequeña genia’, que acaba de presentar su segundo número ‘El monstruo del valle’. En esta ocasión la entrañable Ayu se dirige al “Oriente más Oriente” en una aventura con toques manga. El resultado vuelve a ser una historia muy divertida para niñas, niños y los padres que se la lean.

Yéndonos al inicio de la serie, eliges un patrón muy clásico, de aventuras orientales, para atraer al lector infantil, lo que lo hace también bastante atractivo para todos los públicos, ¿de dónde salió la idea? Hay varias razones. A ver, la gente me conoce por cómics dirigidos a lectores adultos pero yo he trabajado también como ilustrador por encargo y siempre he estado haciendo cosas para el público infantil como novelas o cosas de comunicación. Hubo una temporada en la que hice bastante trabajo de ilustrar novelas pero me apetecía seguir trabajando para el público infantil, ya como autor total. Y como lo mío son los cómics, pues a ello me puse. La cosa esta de que sea algo tan clásico…pues en el fondo es porque yo soy un señor de cuarenta años que ,por mucho que me esté dirigiendo a un público infantil, tampoco me vería contando una historia de unos niños que van al colegio. Porque en el fondo son cosas que yo viví hace mucho y puede haber un desfase. Entonces lo que he estoy haciendo son historias de aventuras muy clásicas que llevan funcionando miles de años entre el público, pero tratando de actualizarlo un poco. Y ya por último el rollo de que sea un cuento oriental tiene que ver en que yo me quiero divertir un poco mientras los dibujo, y en ese momento lo que me apetecía era dibujar algo ambientado en este tipo de ciudades y de paisajes. Y así salió el primero y el segundo un poco lo mismo. En esta nueva aventura quería hacer algo más de inspiración japonesa.

El primer número en especial, ¿precisó de cierta documentación? De entrada, ¿cómo surgió la idea de basarlo todo en la partida de Shatranj? Pues al Shatranj llegué como a muchas otras cosas, por casualidad, porque en realidad no sabía ni que existía. Yo en realidad escribí el libro pensando en que jugarían al ajedrez. Y un día a mitad del proceso, buscando algo sobre el ajedrez, leí que el antecesor que correspondía con el periodo en el que se desarrolla el libro era el Shatranj. Tampoco te creas que investigué mucho más porque en realidad son juegos bastante parecidos.

En cuanto a formato y espontaneidad la Pequeña Genia sigue quizá más el patrón de tus obras paródicas (‘El murciélago’ y ‘Prdro y Maili’) que el de tus cómics anteriores. Aunque aquellas eran para adultos, ¿ayudaron en el estilo de estas otras? Me ayudaron pasándome por encima como una apisonadora. Básicamente porque cuando nos pilló la pandemia y yo empecé con lo de ‘El murciélago’ yo tenía dibujado parte del primero de la Pequeña Genia. Por la mañana dibujaba el Murciélago, luego por la tarde me ponía con lo de la Genia. Y entonces, claro, al cambiar de estilo y de forma de trabajar me hizo darme cuenta de que lo que estaba dibujando me quedaba como muy encorsetado y demasiado ortopédico. Entonces acabé cambiando la mitad del primer libro, lo deseché entero y lo volví a empezar intentando hacerlo de una forma un poco más espontánea .Así que sin el Murciélago, la Pequeña Genia no se me habría parecido en nada. Y me alegro mucho de haberlo cambiado porque cuando veo las páginas que dibujé antes de mandarlo todo a paseo, no se parecían en nada y el resultado final es mucho mejor.

lapequenagenia2_cas_14

«El estilo de ‘El murciélago…’ y ‘Prdro y Maili’ me ayudó…pasándome por encima como una apisonadora. Yo ya tenía dibujada la mitad del primer número de ‘La pequeña genia’ cuando decidí adaptarlo a este otro estilo. Me alegro de haberlo cambiado: el resultado final es mucho mejor». 

Se observa un intento por ofrecer buenos valores a las niñas y niños pero de forma divertida sin moralinas. Sí, a ver, en realidad tanto en el primero como en el segundo las moralejas son bastante evidentes, pero claro, la prioridad es que sea un tebeo de aventuras, divertido, y que a los niños les apetezca leerlo, que no sea un ladrillo panfletero, aunque su parte de panfleto tiene (risas). Pero las moralejas en realidad no dejan de ser cosas de ser alguien comprometido con vivir en el siglo XXI y comportarse como una persona.

La elección del mundo oriental, ¿tiene también algo que ver con esto, con la aceptación de las personas de todo origen? Tampoco lo hice pensando en esto, pero por ejemplo una cosa que me hacía gracia al principio era conseguir hacer un tebeo de 180 páginas en el que no hubiera ni un solo personaje blanco. Pero bueno, no sé, me imagino que si en vez de suceder en un paraje así, que a nosotros nos resultara exótico, fuese una cosa más cercana, en realidad también intentaría que hubiese cierta diversidad. No doy pistas de dónde pueden desarrollarse próximos tebeos.

En este segundo número decides llevar a la protagonista al “Oriente aún más Oriente”, ¿crees que se va a convertir en una serie un poco de viajes al modo de la BD clásica o es pronto para decirlo? Bueno, es pronto, pero bueno, digamos que sí, que me gustaría. Es un cómic que nació para divertirme haciéndolo y la verdad es que me lo estoy pasando muy bien y me molaría poder continuar y además eso, la inspiración es totalmente de BD clásica porque yo era niño de Tintín y a mí la gracia esta de que cada libro suceda en un sitio distinto me parece como muy atractiva tanto para el lector como para el autor.

lapequenagenia2_cas_13

«Una cosa que me parece muy divertida de hacer cómics para niños es que, a diferencia de los adultos, los niños se pueden leer el mismo cómic ocho veces seguidas. Cuando salió el segundo hubo varios comentarios de amigos, de que por Dios lo sacara ya, que estaban hartos de leerle el primero todo el rato. Yo me imagino que eso es señal de que tan mal no me han salido». 

Curiosamente para un cómic infantil y aunque sean elementos recurrentes en varias películas imagino que uno de los referentes de este segundo número ha sido ‘Kill Bill’. ¿’Kill Bill’? Ostras, pues no. Pero claro, entiendo por qué lo dices, por el color del kimono y la parte del entrenamiento igual. Mira que además tampoco es que sea fan clásico de Tarantino, pero la gracia es que las primeras pelis no me gustaban y me empezó a gustar con ‘Kill Bill’ pero no, la verdad es que no había caído. A ver, el referente era más algo como ‘Bola de dragón’ o cosas de ese estilo.

Es verdad que tiene una personalidad distinta pero en estos tebeos parece percibirse cierta influencia de Joann Sfar y su serie ‘El pequeño Vampir’. Sí, claro, de las cosas que me molan de cómic infantil, ‘El Pequeño Vampir’ es una de ellas, no lo puedo negar.

¿Cómo recomendarías el tebeo a los padres o incluso a alguien que no tenga hijos? Tampoco sabría muy bien cómo recomendarlos, porque yo en realidad no tengo hijos y mis sobrinos ya van a la universidad. Pero una cosa que me parece muy divertida de hacer cómics para niños es que, a diferencia de los adultos, los niños se pueden leer el mismo cómic ocho veces seguidas. Cuando salió el segundo hubo varios comentarios de amigos, de que por Dios lo sacara ya, que estaban hartos de leerle el primero todo el rato. Entonces yo me imagino que eso es señal de que tan mal no me han salido, si se los quieren leer tantas veces es que les gusta mucho.

Además también me hace ilusión recibir el feedback directo de los niños. Cuando saqué el primer número me venían adultos y padres a las sesiones de firmas, pero ahora ya se me acercan los niños y niñas que se leyeron el primero para que les dedique el segundo.

Creo que estás bastante cómodo en este registro para todos los públicos, ¿tu idea es seguir durante un tiempo con esta serie o alternarla con otras cosas? Últimamente tengo muchas cosas en la cabeza; entonces no cuento nada, porque nunca me gusta avanzar hasta que no están prácticamente acabadas, pero tengo varios proyectos en marcha que acabarán saliendo y son de lo más variado. Hay un poco para todos los gustos. Texto de Roberto González.
la-pequena-geniaportadagenia

Los dos números de ‘La pequeña genia’ están escritos y dibujados por Álvaro Ortiz y editados por Astiberri.

Si quieres recordar nuestra Twinterview a Álvaro Ortiz, pincha aquí:

Twinterview a Álvaro Ortiz.

Deja un comentario