My Twitter Feed

September 18, 2020

NOTICIAS FLASH:

Pablo Ríos. Multiplicando panes y peces. -

viernes, agosto 14, 2020

Belako. Grandes crisis y pequeños dramas. -

jueves, julio 30, 2020

Nize. Dándolo todo. -

jueves, julio 30, 2020

Oreka TX. Reinventando la tradición. -

jueves, julio 30, 2020

Getxophoto, según el comisario JON URIARTE. -

jueves, julio 30, 2020

Twinterview a Álvaro Ortiz. -

jueves, julio 30, 2020

El humor absurdo, según MERY CUESTA. -

jueves, julio 30, 2020

Kutxa Kultur Kanta. Un tema a seis bandas. -

jueves, julio 30, 2020

Cruz de Navajas. Mecano: Siglo XXI. -

jueves, julio 30, 2020

Icíar Bollaín. Para amarme y respetarme. -

miércoles, julio 29, 2020

Ángeles Reiné. A Putin no le gustará esta película. -

miércoles, julio 29, 2020

Saida Benzal. Dos chonis en Malasaña. -

miércoles, julio 29, 2020

Narita Boy. Apuntando al corazón de la nostalgia. -

miércoles, julio 29, 2020

Charles Forsman. Del cómic indie a Netflix. -

miércoles, julio 29, 2020

Irene Márquez. A ver qué dices. -

miércoles, julio 29, 2020

La crisis del milenial. Vamos a reírnos de nuestras penas. -

miércoles, julio 29, 2020

Edificio de viviendas Glas Eraikuntza. Luz marina y matizada. -

miércoles, julio 29, 2020

Tecnología. -

miércoles, julio 29, 2020

Moda: ¿Playa o piscina? -

miércoles, julio 29, 2020

Izaro. Tras el Tiempo Ausente. -

domingo, junio 7, 2020

Blacksad: Under The Skin. Bajo la piel de Pendulo Studios.

Blacksad

Pendulo Studios es un estudio de videojuegos afincado en Madrid. Llevan creando juegos desde 1994 lo que los convierte en uno de los más veteranos del estado. De la mano de su editora Microïds, acaban de lanzar ‘Blacksad: Under the Skin’, su último videojuego basado en el cómic de Juanjo Guarnido y Juan Díaz Canales. Hablamos con Josué Monchán, guionista y escritor del juego. Las primeras noticias del desarrollo de un videojuego basado en ‘Blacksad’ son de 2017. ¿Cómo y cuándo se decidió adaptar una historia externa en uno de vuestros juegos? Aunque hay mucho fan de ‘Blacksad’ en Pendulo…