My Twitter Feed

October 25, 2021

NOTICIAS FLASH:

Titane. Una aleación con impacto. -

domingo, octubre 3, 2021

Paco Plaza. Historias para no pegar ojo. -

domingo, octubre 3, 2021

Todd Haynes. All Tomorrow’s Parties. -

domingo, octubre 3, 2021

Ilustración para títulos de crédito, según LAURA PÉREZ. -

domingo, octubre 3, 2021

Conociendo a… RAISA ÁLAVA. -

viernes, octubre 1, 2021

Twinterview a Ricardo Moya (El Sentido de la Birra) -

viernes, octubre 1, 2021

El sustituto. Nazis en Levante. -

viernes, octubre 1, 2021

Ana Tijoux. Antipatriarca y alegría. -

jueves, septiembre 30, 2021

Delaporte. Luchando contra los patrones sociales impuestos. -

jueves, septiembre 30, 2021

Gugebato. La música del futuro. -

jueves, septiembre 30, 2021

Rufus T. Firefly. Soul y diamantes. -

jueves, septiembre 30, 2021

Los Estanques. Inclasificables. -

jueves, septiembre 30, 2021

Bob Pop. La diversión crítica. -

jueves, septiembre 30, 2021

Belén Cuesta. Teatro a fuego lento. -

jueves, septiembre 30, 2021

Ícaro. Una relectura del mito. -

jueves, septiembre 30, 2021

Itadaki Smash. Desde San Daigo a Bilbao a tortazo limpio. -

jueves, septiembre 30, 2021

Torre Bizkaia. Reflejos en el aire. -

jueves, septiembre 30, 2021

Tecnología. Samsung Galaxy Z Flip 3: y además se dobla por la mitad. -

jueves, septiembre 30, 2021

Moda. Cambio de estación. -

jueves, septiembre 30, 2021

Yerma. Un Lorca bilbaíno y actual. -

miércoles, agosto 4, 2021

El caso Alain Lluch. Carne fresca.

AlainLluch1

Alain Lluch, un ejecutivo de marketing del sector alimentario de mascotas, busca el modo de destacar en su competitiva empresa. Finalmente encuentra un poco edificante modo de ascender dentro de ella, introduciéndose en una vorágine de excesos que su cuerpo y su matrimonio no parecen soportar. Mientras tanto, la carne de las mascotas empieza a mostrar unos peligrosos efectos secundarios. El argumento de la obra no nos prepara para el torrente de ideas y creatividad que en su interior contiene. ‘El caso Alain Lluch’ es un ataque despiadado, surrealista y gamberro al capitalismo más salvaje, a los medios de comunicación…