My Twitter Feed

August 13, 2020

NOTICIAS FLASH:

Belako. Grandes crisis y pequeños dramas. -

jueves, julio 30, 2020

Nize. Dándolo todo. -

jueves, julio 30, 2020

Oreka TX. Reinventando la tradición. -

jueves, julio 30, 2020

Getxophoto, según el comisario JON URIARTE. -

jueves, julio 30, 2020

Twinterview a Álvaro Ortiz. -

jueves, julio 30, 2020

El humor absurdo, según MERY CUESTA. -

jueves, julio 30, 2020

Kutxa Kultur Kanta. Un tema a seis bandas. -

jueves, julio 30, 2020

Cruz de Navajas. Mecano: Siglo XXI. -

jueves, julio 30, 2020

Icíar Bollaín. Para amarme y respetarme. -

miércoles, julio 29, 2020

Ángeles Reiné. A Putin no le gustará esta película. -

miércoles, julio 29, 2020

Saida Benzal. Dos chonis en Malasaña. -

miércoles, julio 29, 2020

Narita Boy. Apuntando al corazón de la nostalgia. -

miércoles, julio 29, 2020

Charles Forsman. Del cómic indie a Netflix. -

miércoles, julio 29, 2020

Irene Márquez. A ver qué dices. -

miércoles, julio 29, 2020

La crisis del milenial. Vamos a reírnos de nuestras penas. -

miércoles, julio 29, 2020

Edificio de viviendas Glas Eraikuntza. Luz marina y matizada. -

miércoles, julio 29, 2020

Tecnología. -

miércoles, julio 29, 2020

Moda: ¿Playa o piscina? -

miércoles, julio 29, 2020

Izaro. Tras el Tiempo Ausente. -

domingo, junio 7, 2020

Vetusta Morla. Mismas Historias, Distinto Final. -

domingo, junio 7, 2020

Narita Boy. Apuntando al corazón de la nostalgia.

naritab

Studio Koba es un pequeño estudio de Barcelona que presentó su juego ‘Narita Boy’ en Kickstarter en febrero de 2017 con un lanzamiento estimado para diciembre de 2018. Pese a tener un objetivo inicial de 120.000 euros en Kickstarter han recaudado más de 160.000, convirtiéndose en uno de los proyectos más exitosos emprendidos en el estado. Hablamos con Salvador Fornieles, Music & Studio Manager del juego. ¿Cuál fue la chispa que empezó el desarrollo de ‘Narita Boy’? Para mí, antes de la chispa final de ‘Narita Boy’ hubieron algunas chispas anteriores, especialmente las ocasiones que tuve de trabajar con Eduardo…