My Twitter Feed

October 21, 2020

NOTICIAS FLASH:

Akelarre. Mujeres que bailan. -

viernes, octubre 2, 2020

Ane Pikaza. Turismo (de) interior. -

viernes, octubre 2, 2020

25 años de Zinemakumeak Gara!, según ANA GUTIÉRREZ. -

viernes, octubre 2, 2020

A propósito de Allen, según JORDI LABANDA. -

viernes, octubre 2, 2020

La música de Rafaella Carrà, según NACHO ÁLVAREZ. -

viernes, octubre 2, 2020

Twinterview a Alex O’Dogherty. -

viernes, octubre 2, 2020

El Drogas. No hay tregua. -

jueves, octubre 1, 2020

Emma Suárez. Los que se atreven. -

jueves, octubre 1, 2020

Lois Patiño. Fascinantes (Sub)mundos gallegos. -

jueves, octubre 1, 2020

Relicta. Magnetismo por la luna. -

jueves, octubre 1, 2020

Grises. Llenos de ritmo. -

jueves, octubre 1, 2020

Romancero gitano. Y Federico escogió a Nuria Espert. -

jueves, octubre 1, 2020

Aitana Sánchez-Gijón. Mujeres valientes y luchadoras. -

jueves, octubre 1, 2020

Lee Krasner. La gran mujer detrás de Jackson Pollock. -

jueves, octubre 1, 2020

Iñaki Zubizarreta. El baloncesto me salvó la vida. -

jueves, octubre 1, 2020

Txani Rodríguez. Vida de esta chica. -

jueves, octubre 1, 2020

Restauración de la Ikastola Kurutziaga. Hacer de la necesidad, virtud. -

jueves, octubre 1, 2020

Tecnología. -

jueves, octubre 1, 2020

Moda. Tendencias otoño. -

jueves, octubre 1, 2020

Pablo Ríos. Multiplicando panes y peces. -

viernes, agosto 14, 2020

Cruz de Navajas. Mecano: Siglo XXI.

cruzNavajas

La gran apuesta del Arriaga para la temporada veraniega es un espectáculo que contiene múltiples historias basadas en los grandes éxitos de Mecano. 10 músicos, 8 cantantes, 12 bailarines y más de 290 trajes darán vida a 35 números musicales en esta propuesta innovadora ideada por el productor Gonzalo Pérez.

Al usar 35 canciones de Mecano supongo que varias coincidirán con las usadas en otros espectáculos como ‘Hoy no me puedo levantar’, ¿supuso eso algún problema? ¿O en realidad la diferencia del show es tan grande que eso no importa? No, realmente no importa. Evidentemente están todos los temas más famosos de Mecano, los que conoce todo el mundo. También tenemos algunos temas que no estaban en ‘Hoy no me puedo levantar’ porque en el texto y la historia tal y como estaban estructurados no les cabían tantas canciones, y eso que tenía bastante duración. Pero nosotros tenemos unas ocho canciones que para mí son esenciales que no estaban en aquella obra.

Decís que funcionaría el show con música de cualquier otro grupo. ¿Pensasteis el concepto antes de decidir que tratara acerca de Mecano? Fue un poco al revés. Visto el resultado podemos decir que podría servir para cualquier grupo. Es como si hubiéramos inventado un formato un poco distinto. Pero cuando estaba pensando y generando la obra tenía en mente las canciones de Mecano. Y lo interesante de todo esto es que yo no era especial fan de Mecano. Me ha tocado trabajar con ellos en varias ocasiones, por ejemplo, hace muchos años cuando era promotor de conciertos. Luego también colaboré con ‘Hoy no me puedo levantar’ y ‘La fuerza del destino’. Me di cuenta de que a la gente le gustaba mucho la música de Mecano así que, como músico que también soy, hice un análisis tema por tema de varias de sus canciones durante varios meses y me di cuenta de por qué funcionaban. Si no haces ese estudio previo, a la hora de modificar o modernizar los temas de alguna manera, no va resultar. Luego el espectáculo tomó una dimensión diferente cuando descubrí las pantallas de LED transparentes ya que eso me permitía introducir las pantallas en medio del escenario. Jugamos con ellas y conseguimos que los cantantes, los bailarines o incluso los músicos se integren en las escenografías y en las acciones y es algo muy diferente. Eso da lugar a otro mundo muy distinto del que yo había pensado.

¿De dónde surgió la inspiración para usar las pantallas LED? Yo había visto ese tipo de pantallas en conciertos de U2 o AC/DC pero eran otro tipo de pantallas en polideportivos de un tamaño enorme. Eso había que trasladarlo a un teatro y nos ha dado unos resultados maravillosos en cuanto empezamos a experimentar con ello.

¿De qué forma se han adaptado las canciones? Hemos hecho varias cosas un tanto rompedoras. En el casting -al que se presentaron 2000 personas, incluidos los músicos- lo que pasó es que nos encontramos mucha gente especial, personas que cantaban de una manera muy particular. Lo que hemos hecho es adaptar las canciones a cada uno. Si un día vas a una de las representaciones del Arriaga verás a una chica cantando ‘Hijo de la luna’ y otro día verás a otra, interpretándola con otro tono y con diferentes arreglos, adaptados a su manera de ser. Eso no se ha hecho nunca, es volver loco al director musical (risas).

cruznavajas2

 

“Hemos hecho varias cosas un tanto rompedoras. Si un día vas a una de las representaciones del Arriaga verás a una chica cantando ‘Hijo de la luna’ y otro día verás a otra, interpretándola con otro tono y con diferentes arreglos, adaptados a su manera de ser. Eso no se ha hecho nunca, es volver loco al director musical”.

En la rueda de prensa dijisteis que habías “evitado” la intervención de los propios Mecano para ser un poco “infieles” a ellos a la hora de modernizar las canciones. ¿No es esto un poco arriesgado? Estamos hablando de un grupo que se separó hace veintiocho años, por lo que no tenemos un interlocutor. Conozco a Nacho Cano, podría hablar con José María o con Ana Torroja pero realmente como referencia del grupo yo no puedo hablar con ninguno de ellos. No estamos pretendiendo hacer algo que se parezca a lo que ellos hicieron. No hemos querido imitarles en ningún momento. Hay un guiño de quince segundos al grupo y también hay un guiño al musical ‘Hoy no me puedo levantar’ en un tono humorístico pero muy respetuoso. En treinta años ha cambiado muchísimo el sonido. Si escuchas ‘Cruz de navajas’ como la hacemos nosotros verás que no tiene nada que ver con la canción original. Una chica de hoy no la cantaría de la misma manera.

¿Cuántas funciones pudisteis llevar a cabo antes del confinamiento? Estrenamos un jueves y nos echaron el domingo. Te tiras un año preparándolo, estrenas, estás cuatro días y te tienes que largar. La parte buena es que lo vimos funcionar cuatro días y pudimos constatar que habíamos realizado un espectáculo impactante. Hubo gente que no pudo ni estrenar. En ese sentido estoy contento.

Decís que no se trata de un musical sino más bien de 35 pequeños musicales. ‘Hijo de la luna’ o ‘Cruz de navajas’ son grandes historias. Tienen una vigencia absoluta, o qué me dices de ‘El fallo positivo’, que estaría muy vigente en estos momentos. No hacía falta crear una historia cuando tienes tantas historias brutales. Hay mucho movimiento escénico, en eso sí se parece a un musical pero cada canción es su propio musical.

Has producido otras obras que han pasado antes por el Arriaga como ‘Priscilla, reina del desierto’, ‘West Side Story’ u otras más arriesgadas como ‘Avenue Q’ (algunas de ellas han sido portada de nuestra revista). ‘Avenue Q’ fue una apuesta muy diferente. A los diez minutos ya no veías a los señores, sólo veías a los muñecos. Sin duda es una de las mejores cosas que yo he hecho y, sin duda, fue con la que más dinero perdimos. Era aquella época en la que el internet se usaba principalmente para el porno… Este espectáculo ‘Cruz de navajas’ también es rompedor de otra manera. Es muy costoso y muy arriesgado. Pero estoy muy orgulloso del resultado.

‘Cruz de navajas’ está amparada por una nueva productora. ¿Qué clase de proyectos tenéis para el futuro? Yo me fui de la productora en la que estaba hace año y medio y montamos Fadeout Studios, para hacer las cosas como yo quería. Echaba de menos la parte creativa. La idea es crear más espectáculos propios. Si adaptamos alguna obra extranjera probablemente serán cosas más experimentales, no versiones de los musicales más famosos. También intentaremos generar grandes títulos propios. En eso estamos. Texto de Roberto González.

Deja un comentario