My Twitter Feed

September 26, 2020

NOTICIAS FLASH:

Pablo Ríos. Multiplicando panes y peces. -

viernes, agosto 14, 2020

Belako. Grandes crisis y pequeños dramas. -

jueves, julio 30, 2020

Nize. Dándolo todo. -

jueves, julio 30, 2020

Oreka TX. Reinventando la tradición. -

jueves, julio 30, 2020

Getxophoto, según el comisario JON URIARTE. -

jueves, julio 30, 2020

Twinterview a Álvaro Ortiz. -

jueves, julio 30, 2020

El humor absurdo, según MERY CUESTA. -

jueves, julio 30, 2020

Kutxa Kultur Kanta. Un tema a seis bandas. -

jueves, julio 30, 2020

Cruz de Navajas. Mecano: Siglo XXI. -

jueves, julio 30, 2020

Icíar Bollaín. Para amarme y respetarme. -

miércoles, julio 29, 2020

Ángeles Reiné. A Putin no le gustará esta película. -

miércoles, julio 29, 2020

Saida Benzal. Dos chonis en Malasaña. -

miércoles, julio 29, 2020

Narita Boy. Apuntando al corazón de la nostalgia. -

miércoles, julio 29, 2020

Charles Forsman. Del cómic indie a Netflix. -

miércoles, julio 29, 2020

Irene Márquez. A ver qué dices. -

miércoles, julio 29, 2020

La crisis del milenial. Vamos a reírnos de nuestras penas. -

miércoles, julio 29, 2020

Edificio de viviendas Glas Eraikuntza. Luz marina y matizada. -

miércoles, julio 29, 2020

Tecnología. -

miércoles, julio 29, 2020

Moda: ¿Playa o piscina? -

miércoles, julio 29, 2020

Izaro. Tras el Tiempo Ausente. -

domingo, junio 7, 2020

Ángeles Reiné. A Putin no le gustará esta película.

salirRoperofoto

‘Salir del ropero’ habla de libertad sexual, amores en la tercera edad y del disfrute de vivir intensa y sinceramente. Su directora, Ángeles Reiné, nos regala en esta charla algunas pinceladas de esta comedia familiar rodada en Canarias, cantada por Mónica Naranjo y protagonizada por Verónica Forqué y la recientemente fallecida Rosa María Sardá.

El paisaje canario es más que un personaje en el filme. La idea de llevar la película a Lanzarote fue del productor, por lo que cuando yo escribí la historia, la isla no estaba reflejada en la trama. La forma en la que elegí contar la historia a base de grandes angulares ha hecho que el paisaje se llegue a comportar como un personaje más, testigo de la transformación de Eva, la protagonista, quien hace un viaje hacia sus raíces y un descubrimiento de lo que de verdad es importante en su vida.

¿Hay que seguir reivindicando el derecho a amar libremente, a estas alturas de siglo? Creo que sí, hay muchas personas -incluso en este país moderno donde vivimos- que siguen llenas de prejuicios y rigen sus vidas en torno a lo que los demás opinen de ellas: viven sus vidas más para afuera que para adentro. En el caso de la homosexualidad, creo que es más acentuado en edades como las de mis dos chicas, Celia y Sofía, pero hay otros muchos casos en los que las familias conservadoras, los ambientes machistas, etc… coartan la libertad de aquéllos que se sienten diferentes y tienen que acabar viviendo sus existencias a espaldas de sus seres queridos.

Ha habido alguna película previa sobre el lesbianismo en la tercera edad, como ‘En 80 días’ o ‘A mi madre le gustan las mujeres’, donde ya aparecía la Sardá. ¿Qué la distingue a ésta tuya de otras? Esto es algo que no me toca a mí decir, pero lo que sí puedo aportar es que en esta historia se habla de algo más que de homosexualidad. Se tocan temas como la libertad de credo y la nueva posición de la Iglesia con el Papa Francisco, las apariencias, la autenticidad y los engaños, la rebeldía frente a los estereotipos establecidos, el sentido de la familia y las raíces.

¿Cómo fue la reacción de las señoras de Valladolid que vieron la película en la última edición de la Seminci? La sala estaba llena y entre el público había mucha gente que rondaba la treintena, no solo mujeres: recuerdo que un par de chicos, de unos treinta y pocos, se me acercaron y dijeron que les había gustado mucho cómo en una comedia había metido temas serios que podían llevar al debate. Otras señoras, de cuarenta y largos, me comentaron lo bien que se lo habían pasado y cómo les gustaba Celia y Sofía: que tenían un amor muy puro y todo el derecho a casarse por la iglesia. Una señora de más edad me comentó que las entendía muy bien ya que ella tenía oculta su orientación sexual a su familia por temor a ser rechazada.

¿Quién te gustaría que viera esta película: Putin, por ejemplo? Aunque Putin viera esta película no creo que cambiara su pensamiento homófobo, pero sí me gustaría que la vieran todas aquellas personas que viven una vida oculta a sus seres queridos por temor a ser rechazadas, o aquellas otras que aún no han descubierto que tras las apariencias siempre está la verdad, y que se es más feliz viviendo la vida que uno quiere vivir, y no la que los demás quieren que tú vivas. Texto de Alfonso Rivera. Fotografía de Leandro Betancor.

salir_del_ropero-969317781-large

‘Salir del ropero’ se estrenará el 11 de septiembre.

Deja un comentario