My Twitter Feed

October 22, 2020

NOTICIAS FLASH:

Akelarre. Mujeres que bailan. -

viernes, octubre 2, 2020

Ane Pikaza. Turismo (de) interior. -

viernes, octubre 2, 2020

25 años de Zinemakumeak Gara!, según ANA GUTIÉRREZ. -

viernes, octubre 2, 2020

A propósito de Allen, según JORDI LABANDA. -

viernes, octubre 2, 2020

La música de Rafaella Carrà, según NACHO ÁLVAREZ. -

viernes, octubre 2, 2020

Twinterview a Alex O’Dogherty. -

viernes, octubre 2, 2020

El Drogas. No hay tregua. -

jueves, octubre 1, 2020

Emma Suárez. Los que se atreven. -

jueves, octubre 1, 2020

Lois Patiño. Fascinantes (Sub)mundos gallegos. -

jueves, octubre 1, 2020

Relicta. Magnetismo por la luna. -

jueves, octubre 1, 2020

Grises. Llenos de ritmo. -

jueves, octubre 1, 2020

Romancero gitano. Y Federico escogió a Nuria Espert. -

jueves, octubre 1, 2020

Aitana Sánchez-Gijón. Mujeres valientes y luchadoras. -

jueves, octubre 1, 2020

Lee Krasner. La gran mujer detrás de Jackson Pollock. -

jueves, octubre 1, 2020

Iñaki Zubizarreta. El baloncesto me salvó la vida. -

jueves, octubre 1, 2020

Txani Rodríguez. Vida de esta chica. -

jueves, octubre 1, 2020

Restauración de la Ikastola Kurutziaga. Hacer de la necesidad, virtud. -

jueves, octubre 1, 2020

Tecnología. -

jueves, octubre 1, 2020

Moda. Tendencias otoño. -

jueves, octubre 1, 2020

Pablo Ríos. Multiplicando panes y peces. -

viernes, agosto 14, 2020

Vetusta Morla. Mismas Historias, Distinto Final.

VetustaMorla1l

‘Canciones dentro de canciones’ es el álbum que Vetusta Morla ha creado a partir de las canciones de ‘Mismo sitio, distinto lugar’ (2017). Hablamos con David García sobre el proceso de creación de este disco y otras propuestas como ‘Los abrazos perdidos’, el tema a favor de los profesionales sanitarios que lanzaron durante el confinamiento.

Casi preparando al oyente para lo que viene después de esta crisis, llega un disco que juega con las limitaciones. ¿Teníais pensado un formato más intimo para el tour de ‘MSDL’ que pueda hacer más fácil llevarlo a los escenarios en un futuro cercano? Este proyecto arrancó hace ya casi un par de años y culminó en lo que se publicó el 22 de mayo y en la gira que comenzó en marzo y que después se vio interrumpida. Si todo hubiera seguido su curso estaríamos terminando la gira de presentación de este disco, que era un proyecto pequeño que remataba todos estos años del disco “mayor” , por decirlo de alguna manera, que fue ‘Mismo Sitio Distinto Lugar’. Por supuesto iba a haber actuaciones de Vetusta Morla con el formato eléctrico estándar y normal. No nos habíamos planteado nada más. Ahora, teniendo en cuenta cómo está el panorama, creo que es pronto para plantearse otros formatos. Habrá que ver cómo se recoloca la base de nuestra actividad habitual: en qué momento podemos continuar la gira (esperamos que en las fechas que ya están colocadas para octubre) y luego ver cómo evoluciona la cosa.

Lo que sí sucede muchas veces es que cuando hacemos proyectos paralelos o alternativos que nos alimentan a nivel artístico como el disco y los conciertos que hicimos con la Orquesta Sinfónica de la Región de Murcia, para lo que también revisamos el repertorio y lo readaptamos, o la banda sonora de ‘Los ríos de Alice’…eso nos lleva a realizar las cosas de forma un poco diferente. Aprendes a manejar otros instrumentos, herramientas digitales, programas de sonido…esto te ayuda a que, cuando te pones en lo siguiente, ya partas con cosas nuevas aprendidas y eso hace que lo próximo sea también diferente.

Cuéntanos cómo ha madurado vuestro proceso para tomar decisiones durante la composición. ¿Cómo habría sido plantear un disco como éste en los comienzos de vuestra carrera, por ejemplo, tras ‘Un día en el mundo’ (2008)? En realidad la historia por la que hemos hecho este disco de esta manera se remonta a hace mucho tiempo. Cuando hemos tenido pequeños conciertos y actuaciones en los que no podíamos ir con toda la artillería, lo habitual es hacer una adaptación sencilla y realizar un concierto acústico. A nosotros en estos casos siempre nos motivaba hacer algo más: no sólo adaptar sino cambiar las canciones, desnudarlas para volver a vestirlas. Siempre que hacíamos algo así pensábamos: “Esto ha quedado muy bien. Habría que grabarlo en algún momento”. Precisamente hace un par de años cuando hicimos un concierto en los Veranos de la Villa de Madrid después del gran concierto en la Caja Mágica, con 40.000 personas. La experiencia nos gustó mucho y después, a lo largo del año siguiente, pensamos en grabarlo y presentarlo como un disco nuevo. De este modo cumplimos el sueño de presentar esta otra faceta de Vetusta.

VetustaMorla2

“Nos motivaba hacer algo más que una adaptación; cambiar las canciones, desnudarlas para volver a vestirlas”.

Las letras continúan intactas, ¿consideráis que esa es la esencia de una canción? Es una buena pregunta. En general melodía, letra y la armonía general son el esqueleto de la canción y es con lo que nos quedamos. Después ya se cambian la estructura, arreglos, instrumentación… pero las letras no se suelen tocar casi nada, es cierto.

¿No pensasteis, entonces, en usar descartes de las letras? Eso no nos lo planteamos. Hay un desarrollo hasta que llegas a la letra definitiva y no pensamos en recuperar una letra anterior que se hubiera descartado.

La producción de ‘MSDL’ ha sido (voluntariamente) mucho más austera que la de vuestros últimos discos, ¿qué es lo que más habéis disfrutado de este “paso atrás” en la elaboración de un álbum de estudio? El concepto con el que se diseñó el disco fue recuperar lo que habíamos dejado atrás con ‘Mismo Sitio, Distinto Lugar’ que es un disco en el que cambiamos un poco nuestra forma de trabajar. Nos abrimos a otros métodos de trabajo, a otros conceptos como no tener que estar seis músicos tocando a la vez en el mismo espacio. También introdujimos instrumentos que no eran los habituales que solemos usar. Todas las cosas con las que rompimos las recuperamos de alguna forma en este nuevo disco. Lo que hicimos fue grabarlo en directo. Cada día grabamos dos canciones. Apenas hubo que hacer dos o tres recordings posteriores. Queríamos mantener un poco esa esencia de tocar todos juntos a la vez.

Por supuesto, la versión física de ‘MSDL’ tiene también un arte propio, pero como en ‘Mismo Sitio, Distinto Lugar’, cada canción se vuelve independiente visualmente. ¿Habéis seguido el mismo patrón de rescatar ideas desechadas para la creación del arte de este álbum? No, la idea de la que se partió fue un trabajo conceptual que hicimos al principio con el tema del nombre del disco. Esta idea de que dentro de las canciones existen otras canciones. Un poco como una muñeca rusa. Se partió de ahí y nos encajó un ilustrador, Gorka Olmo, que de hecho tiene un libro que se llama ‘Cosas dentro de otras’. Nos pusimos en contacto con él y a partir de ahí él realizó toda la parte de ilustración.

Muñeca rusa o laberinto…Efectivamente…un laberinto, otros caminos, escaleras que suben y bajan…

MSDLArte

Imágenes del arte de ‘MSDL-Canciones dentro de canciones’ y ‘Mismo Sitio, Distinto Lugar’.

“La música en vivo es un acto que se ha dado desde el comienzo de la humanidad: que alguien toque música y otro la escuche. Eso siempre va a existir. Otra cosa es cuándo vuelva. Las redes sociales han salido muy bien paradas del confinamiento, alimentándose a sí mismas mientras que nosotros estamos viviendo cancelaciones de giras completas y unas pérdidas económicas descomunales”.

Durante los últimos meses nos hemos visto obligados a reflexionar sobre la necesidad de la cultura. ¿Creéis que el papel del creador/artista va a salir reforzado de esta crisis? Pues no lo sé. En estos meses algo que no ha sido demasiado positivo de cara al sustento económico de los artistas ha sido la cantidad de contenidos que se han ofrecido de manera gratuita en las redes. Es cierto que también hay que cumplir esta función de mantener nuestra presencia y de apoyar un poco a la gente y por ese lado las redes sociales han salido muy bien paradas, generando mucho contenido y se han alimentado a sí mismas mientras que nosotros estamos viviendo cancelaciones de giras completas y unas pérdidas económicas descomunales…tanto para nosotros como para toda la gente que trabaja a nuestro alrededor.

Esto es algo que habría que replantearse cómo se retoma en el futuro, confiando en que poco a poco se vaya volviendo a la música en vivo, que es un acto que ha existido desde los comienzos de la humanidad: que alguien toque música y otro lo escuche. Eso va a seguir existiendo seguro. Otra cosa es que esté más o menos cerca. Confiemos en que todo vuelva a su sitio y se pueda recuperar. Ese es otro tema. Veremos cuánta gente se recupera y cuánta se queda en el camino tras todos estos meses de parón y de falta de trabajo. Habrá quien tenga que dedicarse a otra cosa.

¿Y os parece que se han escuchado las reivindicaciones de los diferentes sectores a la hora de ofrecer apoyo institucional? Ha habido una reivindicación bastante fuerte por parte de EsMúsica que aúna a las grandes asociaciones de la industria de la música en España. Esas reivindicaciones han sido medianamente escuchadas por lo que parece ser y esperamos que poco a poco se pueda volver a la normalidad.

Los músicos han dado con muchas maneras de seguir produciendo, desde propuestas como vuestro tema ‘Los abrazos prohibidos’ hasta regalar contenido pero, ¿qué puede hacer el público para ayudaros hasta que todo pase? En cuanto a ‘Los abrazos…’ es una propuesta benéfica en la que todo lo que se recauda se cede al CSIC y esa es la principal razón por la que nos interesó ese proyecto. Nos pareció una manera interesante de ayudar. En cuanto al público en la medida de lo posible puede apoyar a los artistas, seguir escuchando música…el consumo de música también ha bajado bastante…Que compren el merchan, los discos de los artistas…También hay un montón de gente por detrás, todos los técnicos y toda la gente que trabaja alrededor que se han quedado un poco en el aire y que no han sido reconocidos en los planes de recuperación. Pueden apoyar la reapertura de espacios para conciertos y los festivales han ofrecido la opción de que las entradas que ya estaban compradas sirvan para el año siguiente, lo que también es una opción interesante para que no se vaya todo al traste. Texto de Janire Goikoetxea. Fotografías de Carol Sánchez / Pequeño Salto Mortal

abrazos1abrazos2

Deja un comentario