My Twitter Feed

October 21, 2020

NOTICIAS FLASH:

Akelarre. Mujeres que bailan. -

viernes, octubre 2, 2020

Ane Pikaza. Turismo (de) interior. -

viernes, octubre 2, 2020

25 años de Zinemakumeak Gara!, según ANA GUTIÉRREZ. -

viernes, octubre 2, 2020

A propósito de Allen, según JORDI LABANDA. -

viernes, octubre 2, 2020

La música de Rafaella Carrà, según NACHO ÁLVAREZ. -

viernes, octubre 2, 2020

Twinterview a Alex O’Dogherty. -

viernes, octubre 2, 2020

El Drogas. No hay tregua. -

jueves, octubre 1, 2020

Emma Suárez. Los que se atreven. -

jueves, octubre 1, 2020

Lois Patiño. Fascinantes (Sub)mundos gallegos. -

jueves, octubre 1, 2020

Relicta. Magnetismo por la luna. -

jueves, octubre 1, 2020

Grises. Llenos de ritmo. -

jueves, octubre 1, 2020

Romancero gitano. Y Federico escogió a Nuria Espert. -

jueves, octubre 1, 2020

Aitana Sánchez-Gijón. Mujeres valientes y luchadoras. -

jueves, octubre 1, 2020

Lee Krasner. La gran mujer detrás de Jackson Pollock. -

jueves, octubre 1, 2020

Iñaki Zubizarreta. El baloncesto me salvó la vida. -

jueves, octubre 1, 2020

Txani Rodríguez. Vida de esta chica. -

jueves, octubre 1, 2020

Restauración de la Ikastola Kurutziaga. Hacer de la necesidad, virtud. -

jueves, octubre 1, 2020

Tecnología. -

jueves, octubre 1, 2020

Moda. Tendencias otoño. -

jueves, octubre 1, 2020

Pablo Ríos. Multiplicando panes y peces. -

viernes, agosto 14, 2020

Zea Mays. Como un puño.

ZeaM

Pasado su veinte aniversario la banda bilbaína sigue demostrando su poderío con la gira de su último trabajo, ‘Atera’, un disco lleno de energía y temazos como el que da el título al disco

‘Kea’ fue el primer single pero el disco y la gira llevan el nombre de ‘Atera’, ¿qué hay detrás de la elección de estos temas para representar el álbum y el tour? El concepto ‘Atera’ no habla de la idea de salir físicamente porque ya hemos salido a muchos sitios. Hemos estado en el Estado, en Japón, en Canadá, en Inglaterra… No es salir en ese sentido, sino un salir de dentro hacia fuera, de intentar sacar todo lo que tienes en tu interior y mostrarte sin complejos. Y ‘Kea’ nos parecía un “singleazo”: es una canción pegadiza, con movimiento, es bailable… es perfecta para presentar este disco.

En el tema ‘Atera’ se habla de esa salida en un modo catártico pero quizá no del todo optimista, parece hablar del dolor y olvidar cosas del pasado… ¿para ir hacia algo mejor? La canción nos habla de que hay cosas que no sabemos muy bien dónde se nos quedan, cosas que nos han pasado y cosas que no nos han pasado, que queríamos o no queríamos, por lo que tenemos que sacarlas de ahí, tirar hacia adelante de alguna forma para no quedarnos atrás. Una cosa es el tema ‘Atera’ y otra el concepto del disco entero. Cada letra es un mundo.

El videoclip de ‘Kea’ tiene una dimensión sobre la diversidad, que no está necesariamente en la letra. ‘Kea’ habla también de sentirse libre, un poco como el humo. Somos muy contradictorios y nos dan mucho miedo ciertos cambios. En el videoclip vemos un poco eso: una persona que no vive muy feliz y que introduce un cambio en su vida. Eso lo vemos de adelante hacia atrás, al final se nos muestra su pasado. Habla de no tener tanto miedo a los cambios y de intentar volar un poco. Nosotros le dimos el tema a Gaizka Izagirre que se encarga de nuestros videoclips y de nuestras luces en directo. Le apetecía hacer un videoclip hacia atrás y el pobre actor se tuvo que aprender el estribillo al revés para que mientras él va andando hacia atrás se vea en su boca que está cantando la canción de forma normal. Ese es un efecto que queda muy guapo dentro del videoclip.

Tras ‘Harro’, ¿le habéis cogido el gusto a los sintetizadores y a darle un toque más electrónico a vuestra música? Sí… llevamos ya un tiempo introduciendo estos elementos, lo que pasa es que antes no los hacíamos nosotros. La canción ‘Gorputz Pentsamendu Huts’ también tiene programaciones, en el disco ‘Da’ también hay canciones con programaciones… en ‘Harro’ subió mucho más y las programaciones eran previas, y en este disco no hay tantas. Sí que hay una canción que las lleva, ‘Inurriak’, que está hecha así, pero el resto llevan simplemente algún sintetizador. Lo demás es bajo, batería y guitarra. Sí estamos introduciéndonos algo en el mundo del sinte pero nos queda mucho camino todavía.

‘Ilara Hilobi’ tiene un toque casi a lo heavy metal. Bueno, yo lo veo más “tierra”, más “piedra”, que heavy metal… La letra es un poco sobre las situaciones de hoy en día y a lo que nos llevan. Parece que tenemos que tener todo a la última, la idea esta de que haya muerto gente haciendo cola en el Everest y el absurdo de los tiempos que estamos viviendo. Yo me siento bastante lejos del heavy metal así que no lo asocio con eso, pero bueno, podría ser, no sé…

ZeaMays

“En los conciertos tocamos diez temas de este disco y luego los que no pueden faltar como ‘Negua joan da ta’. Es un repaso de nuestra trayectoria y estamos haciendo conciertos entre una hora y casi dos horas. Estamos muy a gusto con ese formato y la gente también”.

El productor, Carles ‘Campi’ Campón, os propuso un método de grabación especial, aislándoos un poco del mundo. ¿Llevó mucho tiempo realizar el álbum o esta concentración sirvió para realizarlo con rapidez? Al final el aislamiento fue que estuvimos cuatro días sin ver a nuestras familias, lo que no es un aislamiento tan fuerte. Estuvimos cuatro días grabando todos juntos. Sí que ha sido muy efectivo porque llevábamos las canciones muy preparadas y porque con Campi se trabaja muy fino. Te hace sentirte muy cómodo, te sientes bien y sin querer las cosas funcionan.

‘Campi’ decía que quería que en este disco sonara como un puño. Él decía que él quería mantener ese sonido que teníamos en el local, en directo, en el disco. Eso es lo que quisimos transmitir cuando dimos la rueda de prensa de presentación. Que somos una banda que llevamos muchos años tocando juntos y hemos conseguido un sonido muy sólido. Ese puñetazo que él sentía cuando nos escuchaba en directo es el que quería conseguir en el disco. Y realmente trabajando con Héctor Castillo en las letras en Nueva York y con la masterización de Fred Kevorkia yo creo que se ha conseguido al final. Estamos muy contentos con el sonido conseguido y con cómo han quedado las canciones. Creemos que ha quedado muy redondo, bien de temas y bien de sonido.

De principio a fin es uno de vuestros álbumes más enérgicos. Son temas bastante cañeros en general. ‘Atera’ frena un poco, también está ‘Inurriak’ que al menos a mí me parece que es un tema para ponerte en bucle… temas más bailables como ‘Kea’… y el disco empieza con ‘Gaur ni naiz’ que es una canción muy rock. El orden de los temas también funciona muy bien.

Ahora estáis trabajando con una agencia de Madrid, Sonde3, ¿os permite llegar a más sitios? ¿Os quedaban muchos lugares “por conquistar”? A nivel estatal había un montón de espacios por conquistar, sobre todo en temas de festivales. Este año por ejemplo nos han confirmado el Tsunami Xixon, que es un espacio al que no habíamos llegado previamente. Y en el plano internacional, por mucho que vayas una vez siempre quieres regresar, tocar en más ocasiones. Al final yendo una vez no se consigue mucho. Es como si tocas en un espacio por aquí, la primera vez tienes a diez personas y al volver a treinta…

Es bastante llamativo el arte de este disco, muy reconocible en la portada y la cartelería. Lo ha hecho Fortun que ya nos hizo también el diseño anterior, el del vigésimo aniversario. Él solía hacer diseños en otro estilo pero nos dijo que estaba probando algo nuevo y que si estábamos dispuestos a dejarle ir por ese camino. Le dijimos que no teníamos ningún problema y la verdad es que el resultado ha sido espectacular. Es súper visual, se ve desde cualquier punto, es muy colorido… es todo un acierto. El libreto, el vinilo… el diseño de todo queda genial. Es una gozada trabajar con él.

Lo mismo os prestáis para un concierto en Miribilla con motivo de Fair Saturday o para un festi paralelo y gratuito como el Hirian de BBK Live, donde os fueron a ver muchas familias, ¿disfrutáis de esta variedad de experiencias? Al final nos llaman de diferentes cosas y aceptamos si nos parece interesante. Algo como Fair Saturday nos parece una idea genial. Eso de intentar apostar por la cultura en lugar de gastar en ropas u otros productos, y aparte que te den la oportunidad de hacer dos temas tuyos con la banda municipal y 1000 voces de acompañamiento es una cosa brutal. Fair Saturday nos dio también la oportunidad de tocar por primera vez con la Orquesta Sinfónica de Euskadi. ¿Cómo no vas a participar en cosas así? Es una gozada. Como músico y como persona te dan la oportunidad de participar en muchas cosas diferentes a las que no irías sólo con tu banda. Esas cosas hay que aprovecharlas y disfrutarlas, por supuesto.

¿Cuáles son vuestros próximos planes? Tenemos confirmados el SanSan y el Tsunami y estamos a la espera de muchas cosas. Lo que nos apetece ahora mismo es tocar, tocar y tocar. Hemos hecho un disco que funciona muy bien en directo y queremos presentarlo bien porque merece la pena.

Son conciertos muy completos. Hacemos diez temas de este disco y luego los temas que no pueden faltar como ‘Negua joan da ta’. Es un repaso de nuestra trayectoria y estamos haciendo conciertos entre una hora y casi dos horas. Estamos muy a gusto con ese formato y la gente también. Por ahora nadie nos ha dicho que se les ha hecho largo, más bien al contrario, se les pasa muy rápido y seguimos muy contentos en esa dirección. Texto de Roberto González.

Deja un comentario