My Twitter Feed

September 26, 2020

NOTICIAS FLASH:

Pablo Ríos. Multiplicando panes y peces. -

viernes, agosto 14, 2020

Belako. Grandes crisis y pequeños dramas. -

jueves, julio 30, 2020

Nize. Dándolo todo. -

jueves, julio 30, 2020

Oreka TX. Reinventando la tradición. -

jueves, julio 30, 2020

Getxophoto, según el comisario JON URIARTE. -

jueves, julio 30, 2020

Twinterview a Álvaro Ortiz. -

jueves, julio 30, 2020

El humor absurdo, según MERY CUESTA. -

jueves, julio 30, 2020

Kutxa Kultur Kanta. Un tema a seis bandas. -

jueves, julio 30, 2020

Cruz de Navajas. Mecano: Siglo XXI. -

jueves, julio 30, 2020

Icíar Bollaín. Para amarme y respetarme. -

miércoles, julio 29, 2020

Ángeles Reiné. A Putin no le gustará esta película. -

miércoles, julio 29, 2020

Saida Benzal. Dos chonis en Malasaña. -

miércoles, julio 29, 2020

Narita Boy. Apuntando al corazón de la nostalgia. -

miércoles, julio 29, 2020

Charles Forsman. Del cómic indie a Netflix. -

miércoles, julio 29, 2020

Irene Márquez. A ver qué dices. -

miércoles, julio 29, 2020

La crisis del milenial. Vamos a reírnos de nuestras penas. -

miércoles, julio 29, 2020

Edificio de viviendas Glas Eraikuntza. Luz marina y matizada. -

miércoles, julio 29, 2020

Tecnología. -

miércoles, julio 29, 2020

Moda: ¿Playa o piscina? -

miércoles, julio 29, 2020

Izaro. Tras el Tiempo Ausente. -

domingo, junio 7, 2020

Second. Desde la experiencia.

Second

Tras doce años en la carretera los murcianos Second han recurrido a un ejercicio de introspección para dar vida a su nuevo álbum, ‘Anillos y raíces’. Además de este trabajo también acaban de reeditar ‘Fracciones de un segundo’. De todo esto nos habla Sean Frutos.

El título de vuestro nuevo álbum, ‘Anillos y raíces’, viene de los anillos del árbol (experiencia) pero ¿por qué las raíces? ¿Habéis vuelto a los orígenes? Llevábamos doce años ininterrumpidos de gira y grabaciones de discos y creo que necesitábamos romper un poco esa inercia y retirarnos un poco para la preparación de este álbum. Lo que conseguimos con ese encierro, por llamarlo de alguna manera, fue conocernos un poco mejor a nosotros mismos, investigar cuáles fueron las inquietudes que nos llevaron a trabajar en esto de la música… Y es en ese sentido en el que volvimos un poco a nuestras raíces. Eso ha sido este disco: una vuelta al origen pero con toda la experiencia que habíamos ganado y todo el bagaje de estos veinte años de carrera.

A pesar de este encierro desde vuestro anterior disco, ‘Viaje iniciático’, decís que no habéis dejado de preparar el nuevo álbum. ¿En ese sentido os ha llevado más trabajo que otros discos? Sí, porque además hemos hecho algo que nunca habíamos hecho: meternos en el estudio meses antes de la grabación del disco para hacer unas preproducciones, que nos han servido mucho para trabajar canción por canción. Lo que hicimos con el productor Raúl de Lara fue ponernos a trabajar siete u ocho meses antes de empezar a grabar y realizar maquetas de manera más profesional que las que grabábamos en nuestro local de ensayo. Trabajando con él mano a mano conseguimos modelar la estructura y las canciones de este disco que sí que nos ha llevado más trabajo que otros anteriores. Yo creo que se nota que está más elaborado. Pero quizás hemos tenido también más tiempo al no estar en la carretera. Eso nos ha permitido mimarlo un poco más.

Compusisteis treinta temas de los que fuisteis descartando hasta llegar a diez, ¿forma parte de vuestro proceso creativo habitual? Siempre tenemos muchos temas que descartamos y esta vez creo que ha habido más que nunca. En esto nunca se sabe si aciertas o no. Quedó mucho material que no se llegó a utilizar y que además no solemos utilizar de cara al futuro.

Habláis de un ejercicio de introspección pero temas como ‘Mira a la gente’ y ‘Alguien tiene que hacer algo’ parecen más bien un llamamiento a la acción. Efectivamente, dentro de mirarse a uno mismo, que es lo primero que uno tiene que hacer, hay que ver también lo que hace el resto y sí que es un llamamiento a ese despertar. Estamos un poco adormecidos en esta era. Tenemos que tomar la iniciativa y pasar a la acción en todos los ámbitos. Tanto en los personales, en los sentimentales, como también en los políticos, y no dejarnos llevar.

‘La suerte de tu piel’ trata sobre una pareja interracial. Habla de “hacer el símbolo de la paz cuando nos miran por la calle” y de que “podrán odiar más fuerte”. ¿Es un mensaje especialmente relevante al día de hoy? Me gusta mucho hacer letras partiendo de personajes y en este caso me imaginé a una pareja interracial que tenía que enfrentarse a las críticas y a la gente malvada que le hacía pasarlo mal. Es algo que lamentablemente ocurre muchísimo en nuestros días. Cree la letra conjuntamente con Villanueva y es algo con lo que todos nos podemos sentir identificados, ese rechazo a lo diferente.

” ‘Anillos y raíces’ ha sido una vuelta a los orígenes de Second pero con toda la experiencia que habíamos ganado y todo el bagaje de estos veinte años de carrera”.

‘Teatro infinito’ es un tema algo distinto en música y letra. También hablo a través de personajes, un actor principal que está enamorado de la actriz de esa misma obra. Yo siempre me imagino un pequeño teatro oscuro y decadente en el que todos los días tienen que hacer una función. Él está enamorado de ella pero no se atreve a decírselo y tiene que enfrentarse a ese papel todos los días. Una de mis hermanas es actriz y a lo mejor por esa parte he vivido un poco el mundo del teatro de pequeñas salas en Madrid y quizás de ahí me ha venido un poco la inspiración de todo esto.

Volviendo al tema de los orígenes recientemente habéis reeditado ‘Fracciones de un segundo’, ¿qué significó para vosotros este disco? Con esta reedición hemos realizado una gira de cuatro conciertos muy íntimos y como una cosa aparte de la gira ‘Anillos y raíces’ y nos hemos dado cuenta de que había mucha sinceridad en aquellas canciones. Era todo mucho más inocente tanto en la música como en la letra pero fue muy importante porque es un disco que nos permitió dedicarnos a la música y vivir de ella todos estos años y de alguna manera teníamos que hacerle ese homenaje diez años después de su aparición. Ha sido una gira muy emotiva en la que hemos recordado muchas cosas. Mucha gente que nos seguía en 2009 y 2010 ha vuelto a vernos, por lo que hemos descubierto que la gente que viene a Second se queda.

Habéis aprovechado para incluir algunas regrabaciones, como la de ‘Todas las cosas’ con grupo Belter Souls. En su momento no teníamos presupuesto para introducir en ese tema un coro como el de Belter Souls, que es un coro de góspel muy profesional. En aquel momento lo hicimos con lo que teníamos a mano, que era mi voz, la voz del productor de aquel momento, el director de voces, mi hermana, la chica que estaba conmigo, su amiga… Lo hicimos todo bastante artesanal.

¿Habéis llegado a la conclusión de que la independencia de grandes sellos discográficos es lo mejor para trabajar o volveríais a cambiar de modelo dependiendo de la circunstancia? Estamos muy a gusto tal como estamos ahora. Hemos pasado muchas etapas. Empezamos autoeditando nuestros discos y conocemos todas las fases de la edición de un disco. Luego pasamos por las multinacionales, no renegamos de ello porque la verdad es que no se nos impuso nada pero ahora mismo estamos muy contentos en la independencia, con la ayuda de la discográfica. Es más directo, más fluido… a nosotros nos gusta y nos llena más esto. Es más artístico.

¿Qué podemos esperar de esta gira en cuanto a temas y puesta en escena? Hemos ido retocando y añadiendo canciones nuevas. Los primeros directos fueron más de presentación del disco. Ahora que va avanzando la gira nos apetece incluir alguna canción más del pasado que se había quedado descolgada. Con las luces nos gusta jugar para crear diferentes ambientes…crear un ambiente más íntimo en unas partes y en otras más bailable. Intentamos que cada concierto sea único y que pueda ocurrir cualquier cosa. Texto de Roberto González.

Deja un comentario