My Twitter Feed

September 26, 2020

NOTICIAS FLASH:

Pablo Ríos. Multiplicando panes y peces. -

viernes, agosto 14, 2020

Belako. Grandes crisis y pequeños dramas. -

jueves, julio 30, 2020

Nize. Dándolo todo. -

jueves, julio 30, 2020

Oreka TX. Reinventando la tradición. -

jueves, julio 30, 2020

Getxophoto, según el comisario JON URIARTE. -

jueves, julio 30, 2020

Twinterview a Álvaro Ortiz. -

jueves, julio 30, 2020

El humor absurdo, según MERY CUESTA. -

jueves, julio 30, 2020

Kutxa Kultur Kanta. Un tema a seis bandas. -

jueves, julio 30, 2020

Cruz de Navajas. Mecano: Siglo XXI. -

jueves, julio 30, 2020

Icíar Bollaín. Para amarme y respetarme. -

miércoles, julio 29, 2020

Ángeles Reiné. A Putin no le gustará esta película. -

miércoles, julio 29, 2020

Saida Benzal. Dos chonis en Malasaña. -

miércoles, julio 29, 2020

Narita Boy. Apuntando al corazón de la nostalgia. -

miércoles, julio 29, 2020

Charles Forsman. Del cómic indie a Netflix. -

miércoles, julio 29, 2020

Irene Márquez. A ver qué dices. -

miércoles, julio 29, 2020

La crisis del milenial. Vamos a reírnos de nuestras penas. -

miércoles, julio 29, 2020

Edificio de viviendas Glas Eraikuntza. Luz marina y matizada. -

miércoles, julio 29, 2020

Tecnología. -

miércoles, julio 29, 2020

Moda: ¿Playa o piscina? -

miércoles, julio 29, 2020

Izaro. Tras el Tiempo Ausente. -

domingo, junio 7, 2020

Eligieron ser libres. Vidas a la contra.

eligieron

La escritora Chus Sánchez presenta ‘Eligieron ser libres’, libro que reúne la historia vital de seis mujeres que, en diferentes épocas de la historia, decidieron vivir con la libertad que lo establecido les negaba. Un trabajo que cuenta además con las ilustraciones de Julia Soler.
Las mujeres de ‘Eligieron ser libres’ no son especialmente conocidas, a pesar de las sorprendentes historias que protagonizaron, ¿conocías sus vidas antes de encarar este proyecto? No, no conocía sus vidas. Una parte importante del trabajo que realicé se centró en encontrarlas. El tipo de mujeres que yo buscaba apenas aparecía en los libros de Historia. Intentaba alejarme de las nobles, aristócratas o aquellas que destacaron por sus logros académicos. Buscaba otro modelo con el que fuera más fácil identificarse, precisamente por no figurar en primera línea gracias a su fortuna o posición.
A partir del siglo XVI, con la conquista de América, comienzo a encontrar nombres de mujeres cuyo rastro podía seguirse ya que sus andanzas quedaron registradas en los archivos de la Corona. Localizo en ensayos y prensa histórica a mis protagonistas hasta llegar al siglo XX. Decidí que sería un proyecto de relatos ilustrados para aproximarme lo más posible al suceso documentado por el que fueron conocidas, aunque de forma novelada. Vi que combinar los relatos con ilustraciones terminaba de darle cuerpo al libro y era una manera de llegar también a lectores más jóvenes.
Incluir las ilustraciones de Julia Soler, ¿fue algo que se decidió una vez finalizadas las historias o el proceso de creación de texto e ilustración fueron parejos? Sigo el trabajo de Julia Soler desde que era muy joven y he ido viendo su evolución. En cuanto tuve un primer borrador se lo envié porque, si me decía que sí, estaba segura de que ella era la persona idónea para realizarlo. La sensibilidad y empatía de Julia la convierten en una artista fantástica. No hay reseña en la que no se destaque su trabajo. Estoy segura de que tras este salto al mundo editorial vendrán otros proyectos para ella.
Da para reflexionar cómo la elección de vivir con libertad suponía ponerse en contra de los valores imperantes en las sociedades en las que vivieron, ¿se ha avanzado en algo en este sentido o la sociedad de hoy también entra en conflicto con aquel que quiera vivir anteponiendo su libertad por encima de todo? No me resultó fácil encontrar un título, quería evitar la palabra mujeres que ahora es tendencia en el panorama editorial, para encontrar algo que las englobara a todas. Tras darle muchas vueltas, me dije que la lucha por la libertad y las increíbles decisiones que tomaron para lograrlo en tiempos muy oscuros era lo que las unía. Si comparo la vida de la primera maestra que tuvo el Nuevo Mundo y que trató de ayudar a las niñas indígenas, una sargento que luchó contra los ingleses en el siglo XVII, una bandolera enfrentándose en soledad al sistema, dos mujeres que llegaron a casarse en el siglo XIX y una espía y cazanazis que sorteó infinidad de peligros, me digo que hemos avanzado, sí. Sin embargo, en el día a día descubres que la libertad sigue siendo la gran aspiración de una mayoría. El precio por lograrla sigue siendo tan alto como entonces y el conflicto está a la orden del día. Aún quedan muchas revoluciones individuales más que colectivas para conquistar la libertad, como en el caso de las mujeres de este libro.
Tras el repaso a la vida de seis mujeres que se rebelaron contra lo establecido, ¿crees que es un proyecto que puede tener continuidad? Tanto a Julia como a mí nos gustaría que así fuera. Si a nuestra iniciativa se une también Adriana Bañares como Editora de Aloha, supongo que acabaremos realizando un nuevo proyecto que, hay que decirlo, ha sido también arriesgado. Era una apuesta diferente y siempre es complicado que las editoriales más conservadoras te abran la puerta. Adriana apostó por el libro desde el minuto uno.
Por ahora nos sentimos muy agradecidas y sorprendidas también por el interés que está despertando. Esa es una motivación que nos anima a continuar en busca de una segunda parte. Texto de David Tijero.

Deja un comentario