My Twitter Feed

December 14, 2019

NOTICIAS FLASH:

Noemí Villamuza. Espadas para Mazoka. -

martes, diciembre 3, 2019

La realización de bandas sonoras, según Aránzazu Calleja. -

domingo, diciembre 1, 2019

Twinterview a Javier Botet. -

domingo, diciembre 1, 2019

Creatividad y producción musical, según Estanis Figueroa. -

domingo, diciembre 1, 2019

100 Recomendaciones culturales con AUX. -

domingo, diciembre 1, 2019

El hoyo. Arriba y abajo. -

domingo, diciembre 1, 2019

Zinebi Express. Lost in Bilbao. -

domingo, diciembre 1, 2019

El Príncipe. El beso del efebo araña. -

domingo, diciembre 1, 2019

Xprest Aux. Corto y cambio. -

domingo, diciembre 1, 2019

Damasco: El Silencio de la Guerra. Ahora que las armas callan -

domingo, diciembre 1, 2019

Viva Suecia. Fe en la música. -

domingo, diciembre 1, 2019

Tamaryn. Bailar en la oscuridad. -

domingo, diciembre 1, 2019

Haxotz. Discos que cuentan historias. -

domingo, diciembre 1, 2019

Lukiek. El idioma no es barrera. -

domingo, diciembre 1, 2019

Pinpilinpussies. Mariposas de garaje. -

domingo, diciembre 1, 2019

Pantomima Full. ¡Hola, canallitas! -

viernes, noviembre 29, 2019

El jovencito Frankenstein. Música para un monstruo. -

viernes, noviembre 29, 2019

Camiselle. Drama onírico sobre hechos reales. -

viernes, noviembre 29, 2019

Zaldi Urdina. Sarraski Isildua Gogoan. -

viernes, noviembre 29, 2019

David Guapo. Frunjir es vivir. -

viernes, noviembre 29, 2019

La realización de bandas sonoras, según Aránzazu Calleja.

Cine // ’Pagafantas’, ‘Psiconautas’, ‘Fe de etarras’. ‘Taxi a Gibraltar’ o la reciente ‘El hoyo’, gran ejemplo de cine fantástico made in Euskadi son algunos de los trabajos reseñables de esta compositora bilbaína, licenciada en Bellas Artes por la Universidad del País Vasco y profesora de violín por el Conservatorio Superior J.C. Arriaga. En este test hablamos con ella sobre el fascinante y no siempre reconocido campo de las bandas sonoras de las películas, tanto sobre su proceso de realización como de sus compositores favoritos o las músicas de cine de las que guarda mejor recuerdo.

‘El hoyo’ es una película que hace mucho con poco: escasas localizaciones, pocos actores en pantalla, una premisa sencilla en apariencia…así que la banda sonora es un elemento de apoyo importante, ¿cómo te la planteaste? El punto de partida fue la búsqueda de una estética y un tono que ayudaran a atenuar el exceso de pretensión que pudiera tener la historia. No añadir gravedad, sino rareza o singularidad.

Es un filme con diferentes tonos: horror, humor, drama… Aún así supongo que en la música te interesó sobre todo remarcar la tensión ¿fue así? La tensión fue uno de los puntos claves a trabajar. Pero la intención de la música fue, sobre todo, subrayar la extrañeza. Por ejemplo, buscamos insinuar a través de ella que el hoyo es una especie de “juego” en el que los concursantes deben salvar una serie de obstáculos para sobrevivir. De ahí que el tema de la comida esté concebido como una melodía de siniestro juego de niños.

También realizaste una excelente labor en ‘Psiconautas’. Los filmes de fantasía o de atmósferas inquietantes, ¿dan más juego para experimentar? Sin duda. El género fantástico es más permisivo que otros en cuanto a la exploración sonora.

Has trabajado también para varias comedias, ¿hay algún genero que te divierta más a la hora de componer la música? ¿Los abordas de forma muy diferente en cada ocasión?
El género siempre delimita la manera de abordar una banda sonora, pero no creo que sea lo más determinante. Lo más importante es la manera en la que el/la director/a quiera utilizar la música y el feeling que surja entre director/a-compositor/a. Todo depende, en gran medida, de la confianza mutua y la capacidad creadora de ese tándem.

¿Es un mundo muy competitivo? ¿Resulta fácil encontrar trabajo con regularidad? El creativo es un mundo de muchos egos y es fácil encontrar competencia y rivalidad. La música de cine es un campo fascinante al que no es fácil acceder. El acceso al trabajo regular depende del reconocimiento que tenga tu trabajo y lo bien que manejes las relaciones dentro de la industria.

¿Qué compositores de bandas sonoras son tus referentes en la actualidad? Me interesa mucho el trabajo de Hildur Guðnadóttir, Mica Levi, Warren Ellis o Jonny Greenwood, que utilizan un lenguaje cercano a la experimentación sonora o incluso al pop. Entre los clásicos-sinfónicos me encanta Alexandre Desplat, que además es uno de los más versátiles músicos de cine actuales.

Precisamente un éxito reciente, ‘Joker’, ha tenido banda sonora de una mujer, Hildur Guðnadóttir, pero por lo general se conoce más a compositores masculinos, ¿es un campo tan dominado por hombres como pueda parecer? Sin duda. La situación está cambiando poco a poco, pero existe una preocupante desigualdad. Los hombres copan el 76% de la industria cinematográfica frente al 24% de mujeres. Y en la música esta situación se agrava aún más: el porcentaje de mujeres que componen para películas se sitúa entre un 2 y 3%. Son cifras alarmantes. Por eso me alegra que el trabajo de compositoras como Hildur Guðnadóttir se escuche en películas tan populares como ‘Joker’. Esto ayuda a crear referentes.

¿Qué te impulsó a dedicarte a este trabajo? Estudié la carrera de bellas artes y la de música, y siempre me ha encantado el cine. Así que cuando Borja Cobeaga me invitó a colaborar en su primer corto acepté. A partir de ahí todo fue sucediendo de manera natural, trabajando mucho y aprendiendo haciendo.

¿Qué bandas sonoras recuerdas con especial cariño? Fui a ver ‘E.T.’ con 6 años y no recuerdo ninguna emoción tan fuerte como la que sentí con aquella música en el cine. Las bandas sonoras de las pelis de Fellini siempre me han tocado mucho y la música de ‘La strada’ o de ‘La dolce vita’ siguen poniéndome los pelos de punta.

¿Cuál es la última banda sonora que te ha sorprendido favorablemente?
Me llamó mucho la atención la banda sonora de ‘Ventajas de viajar en tren’  de Cristobal Tapia de Veer. Y me encantó la música de Aurélio Edler-Copes para ‘Ana de día’ de Andrea Jaurrieta. Texto de Roberto González

Deja un comentario