My Twitter Feed

September 26, 2020

NOTICIAS FLASH:

Pablo Ríos. Multiplicando panes y peces. -

viernes, agosto 14, 2020

Belako. Grandes crisis y pequeños dramas. -

jueves, julio 30, 2020

Nize. Dándolo todo. -

jueves, julio 30, 2020

Oreka TX. Reinventando la tradición. -

jueves, julio 30, 2020

Getxophoto, según el comisario JON URIARTE. -

jueves, julio 30, 2020

Twinterview a Álvaro Ortiz. -

jueves, julio 30, 2020

El humor absurdo, según MERY CUESTA. -

jueves, julio 30, 2020

Kutxa Kultur Kanta. Un tema a seis bandas. -

jueves, julio 30, 2020

Cruz de Navajas. Mecano: Siglo XXI. -

jueves, julio 30, 2020

Icíar Bollaín. Para amarme y respetarme. -

miércoles, julio 29, 2020

Ángeles Reiné. A Putin no le gustará esta película. -

miércoles, julio 29, 2020

Saida Benzal. Dos chonis en Malasaña. -

miércoles, julio 29, 2020

Narita Boy. Apuntando al corazón de la nostalgia. -

miércoles, julio 29, 2020

Charles Forsman. Del cómic indie a Netflix. -

miércoles, julio 29, 2020

Irene Márquez. A ver qué dices. -

miércoles, julio 29, 2020

La crisis del milenial. Vamos a reírnos de nuestras penas. -

miércoles, julio 29, 2020

Edificio de viviendas Glas Eraikuntza. Luz marina y matizada. -

miércoles, julio 29, 2020

Tecnología. -

miércoles, julio 29, 2020

Moda: ¿Playa o piscina? -

miércoles, julio 29, 2020

Izaro. Tras el Tiempo Ausente. -

domingo, junio 7, 2020

Zorrotzaurre. Bilbao into Bilbao.

Ante la acuciante necesidad de la transformación urbana de Bilbao, producto de la desindustrialización de finales del pasado siglo y de la traumática “reconversión industrial” y al amparo de ésta, nació el ejemplarizante proyecto Bilbao Ría 2000, que ha supuesto tantos réditos a la capital, de la mano de un nuevo impulso económico-social.

Una vez finalizada la transformación de Abandoibarra, actualmente se está llevando a cabo una de las regeneraciones urbanísticas de mayor calado: el proyecto de la isla de Zorrotzaurre.

Una vez elaborado en el año 2004 y revisado en 2007 el Master Plan por parte de la arquitecta anglo-iraquí Zaha Hadid, y una vez desarrolladas las siguientes fase urbanísticas de planeamiento y gestión, ya se pueden vislumbrar las primeras intervenciones, tanto en el espacio público e infraestructuras como en determinados edificios, públicos o privados.

Quizás convendría citar un dato creo que no muy conocido, y es el hecho de la citada arquitecta de renombre mundial y desgraciadamente fallecida, elaboró otro Master Plan en Bilbao, en concreto el de Olabeaga, es decir, colindante hacia el sur con el de Zorrotzaurre (ría de por medio).

En la documentación que he podido manejar advierto una serie de cambios en detrimento de la idea primigenia, sobre todo en cuanto a la disposición del viario de conexión de la isla con las riberas, así como a la disposición generosa de los espacios libres, sobre todo en la ribera norte de la propia isla, muy liberada de edificación, salvo en los extremos en los cuales unas mayores alturas favorecían una mayor densidad y con ello el aprovechamiento urbanístico compensatorio de las zonas verdes.

A sabiendas de la enorme complejidad de la gestión urbanística, sí que se observa un cierto recorte de estos espacios libres y conexiones viarias, así como la desaparición directa desde Botica Vieja que conectaba peatonalmente la isla con el resto de la ciudad. Me parece una importante pérdida, tanto por su funcionalidad en sí como la impronta estética que pudiera suponer.

No es infrecuente la presencia de islas en el tejido urbano de las ciudades surcadas por importantes ríos, es el caso de París, Roma, Nueva York… si bien el caso diferencial en cada uno de ellos es su génesis, bien es cierto, que todos ellos mantienen una identidad propia respecto del resto de la ciudad. En este sentido reconozco mi preocupación ante el hecho de que se nos publicite Zorrotzaurre como un “nuevo barrio”, ya que muchos de los que nacieron como nuevos barrios al cabo del tiempo han derivado en “nuevos guetos”. De ahí, mi llamada a la mirada al largo plazo y a establecer todo aquello que sea preciso para su continua regeneración, más allá de lo que considero que ya se ha contemplado en cuanto a sostenibilidad y consideración con el medio ambiente. Texto de Leonardo Ignacio González Ferreras.

Deja un comentario