My Twitter Feed

August 14, 2020

NOTICIAS FLASH:

Pablo Ríos. Multiplicando panes y peces. -

viernes, agosto 14, 2020

Belako. Grandes crisis y pequeños dramas. -

jueves, julio 30, 2020

Nize. Dándolo todo. -

jueves, julio 30, 2020

Oreka TX. Reinventando la tradición. -

jueves, julio 30, 2020

Getxophoto, según el comisario JON URIARTE. -

jueves, julio 30, 2020

Twinterview a Álvaro Ortiz. -

jueves, julio 30, 2020

El humor absurdo, según MERY CUESTA. -

jueves, julio 30, 2020

Kutxa Kultur Kanta. Un tema a seis bandas. -

jueves, julio 30, 2020

Cruz de Navajas. Mecano: Siglo XXI. -

jueves, julio 30, 2020

Icíar Bollaín. Para amarme y respetarme. -

miércoles, julio 29, 2020

Ángeles Reiné. A Putin no le gustará esta película. -

miércoles, julio 29, 2020

Saida Benzal. Dos chonis en Malasaña. -

miércoles, julio 29, 2020

Narita Boy. Apuntando al corazón de la nostalgia. -

miércoles, julio 29, 2020

Charles Forsman. Del cómic indie a Netflix. -

miércoles, julio 29, 2020

Irene Márquez. A ver qué dices. -

miércoles, julio 29, 2020

La crisis del milenial. Vamos a reírnos de nuestras penas. -

miércoles, julio 29, 2020

Edificio de viviendas Glas Eraikuntza. Luz marina y matizada. -

miércoles, julio 29, 2020

Tecnología. -

miércoles, julio 29, 2020

Moda: ¿Playa o piscina? -

miércoles, julio 29, 2020

Izaro. Tras el Tiempo Ausente. -

domingo, junio 7, 2020

Dexter Fletcher. Al ritmo de los Proclaimers

DEXTER FLETCHER Al ritmo de los proclaimers

Entrevista, realizada por teléfono desde Madrid, el 15 de mayo

Aquel dúo de gemelos pelirrojos, escoceses, gafosos y gritones que, en los últimos ochenta, inmortalizaron su himno “I´m gonna be (500 miles)” ha inspirado un musical llevado a la pantalla por un actor-director capaz de poner a cantar incluso a un tipo tan duro como Peter Mullan.

“Amanece en Edimburgo” (Reino Unido, 2013), dirigida por Dexter Fletcher y protagonizada por Peter Mullan, Antonia Thomas y Jason Flemyng, se estrena el 20 de junio.

En España conocemos a Fletcher, de 48 años, como actor porque aparecía -además de en “Caravaggio”, “Gothic” y “El enigma del hechicero”- en “El sueño del mono loco: “Actuar es mi primera pasión y cuando el tiempo y las oportunidades me lo permiten, continúo haciéndolo, especialmente si el rodaje tiene lugar en un lugar como vuestro país: guardo excelentes recuerdos del trabajo con Fernando Trueba”, asegura el inglés. Entonces haber sido actor antes que director… ¿ayuda cuando hay que dar instrucciones a los colegas? “La verdad es que sí, es una ventaja tener una larga carrera y haberla construido, además, con grandes cineastas. Cada intérprete tiene un proceso diferente para alcanzar su objetivo, por lo que es fascinante y excitante ser parte de ello: yo siempre aprendo algo así”, continúa quien para su segunda película (tras la violenta “Wild Bill”) como director se atreve con un musical: “Siempre me ha gustado el género, pero no conocía bien las canciones de The Proclaimers. Me encantó el guión y cuanto más escuchaba los temas, más me apasionaba el proyecto”.

The Proclaimers inmortalizaron hasta en la península su pegadizo hitI ‘m Gonna Be (500 miles)”: “Son como héroes para mí y tienen más canciones conocidas, que llevaron por todo el mundo”, afirma Dexter, quien tuvo la suerte de actuar de niño en el musical “Bugsy Malone”, de Alan Parker y con Jodie Foster, y se confiesa fan de “Cantando bajo la lluvia”. Pero… ¿qué distingue a su película de la pieza teatral en que se basa? “No he visto el original, aunque sé que era muy bueno. He intentado tratar siempre el material como una película, para hacer cada elección con mirada cinematográfica y a mayor escala que en un teatro. Las canciones hacen avanzar la trama y nos cuentan qué pasa en los corazones de los personajes”.

Pero, ¿cantan realmente los actores o han hecho play-back? “Ellos grabaron las canciones; luego, en el rodaje, a veces hacen play-back y otras veces cantan en vivo”.¿Y hubo que ensayar mucho los bailes? “Tuvimos un mes de ensayos, pero nunca nos pareció suficiente. A veces, si las cosas no funcionan, hay que improvisar en el momento. Hacer cine consiste en adaptarse y avanzar con las mejores ocurrencias”, prosigue. Como ejemplo, ahí está el delicioso flash-mob de “I´m gonna be”: “Fue creado especialmente para el film y la gente que participa nunca había hecho uno antes. Fue enormemente divertido y creo que es una estupenda manera de cerrar la película: estoy muy feliz con el resultado”, concluye Fletcher. Texto de Alfonso Rivera.

Deja un comentario