My Twitter Feed

September 24, 2020

NOTICIAS FLASH:

Pablo Ríos. Multiplicando panes y peces. -

viernes, agosto 14, 2020

Belako. Grandes crisis y pequeños dramas. -

jueves, julio 30, 2020

Nize. Dándolo todo. -

jueves, julio 30, 2020

Oreka TX. Reinventando la tradición. -

jueves, julio 30, 2020

Getxophoto, según el comisario JON URIARTE. -

jueves, julio 30, 2020

Twinterview a Álvaro Ortiz. -

jueves, julio 30, 2020

El humor absurdo, según MERY CUESTA. -

jueves, julio 30, 2020

Kutxa Kultur Kanta. Un tema a seis bandas. -

jueves, julio 30, 2020

Cruz de Navajas. Mecano: Siglo XXI. -

jueves, julio 30, 2020

Icíar Bollaín. Para amarme y respetarme. -

miércoles, julio 29, 2020

Ángeles Reiné. A Putin no le gustará esta película. -

miércoles, julio 29, 2020

Saida Benzal. Dos chonis en Malasaña. -

miércoles, julio 29, 2020

Narita Boy. Apuntando al corazón de la nostalgia. -

miércoles, julio 29, 2020

Charles Forsman. Del cómic indie a Netflix. -

miércoles, julio 29, 2020

Irene Márquez. A ver qué dices. -

miércoles, julio 29, 2020

La crisis del milenial. Vamos a reírnos de nuestras penas. -

miércoles, julio 29, 2020

Edificio de viviendas Glas Eraikuntza. Luz marina y matizada. -

miércoles, julio 29, 2020

Tecnología. -

miércoles, julio 29, 2020

Moda: ¿Playa o piscina? -

miércoles, julio 29, 2020

Izaro. Tras el Tiempo Ausente. -

domingo, junio 7, 2020

The Liza Colby Sound. El mejor garage de la Gran Manzana.

liza5

Iggy Pop, Tina Turner y Humble Pie son las bandas que les hicieron subirse a un escenario hace una década. Ahora, la banda neoyorquina The Liza Colby Sound sigue su propio camino. Un camino marcado por la arrebatadora presencia de Liza, la vocalista y el alma del grupo. Su música y su mensaje ha calado más allá de las fronteras de Estados Unidos.

Para conoceros un poco mejor vamos a viajar en el tiempo unos años…The Liza Colby Sound es la típica historia en la que mi marido Geoff (entonces mi novio) enseñó la música que hacía a su amigo Adam Roth (guitarrista de la banda hasta su fallecimiento hace tres años tras una batalla contra el cáncer) diciéndole “deberías echar un vistazo a lo que compone mi chica”. Adam inmediatamente me preguntó si necesitaba un guitarrista o una banda entera. Y con tan sólo una llamada de teléfono, ¡formamos una banda! Desde entonces llevamos una década de affaire musical. Diez años que parecen una eternidad y muy poco tiempo a la vez.

Sois una banda surgida en el Lower East Side de Nueva York. ¿Qué supone para vosotros haber crecido como grupo en la Gran Manzana? Quizá sea el agua del río Hudson lo que hace que los bagels, la pizza y la música sea tan buena en Nueva York. Ahora en serio, sentimos algo de presión por aquello de ser una banda de Nueva York. Al fin y al cabo, la ciudad es uno de los núcleos donde han surgido algunas de las mejores bandas. Es algo que nos obliga a mejorar cada día y a continuar produciendo música. Para ser honestos, también nos llena de orgullo tener la oportunidad de crear en Nueva York.

Cuéntanos un poco más de tu día a día…Está lleno de agua y café. Voy al gimnasio. Preparo la comida. Me pongo al día con emails y mensajes. Es una vida normal, salvo que ahora estoy muy atareada con los quehaceres que conlleva el lanzamiento de nuestro próximo disco ‘Object To Impossible Destination’. Además, todos los días trato de dar lo mejor de mí a la hora de componer, vocalizar y ensayar. Esa es mi vida actual. En cambio, si estamos de gira, hacemos vida en la furgoneta.

¿Puedes profundizar en cómo componéis vuestra música? Nuestros procesos cambian. No nos gusta estar muy apegados a algo. Queremos estar preparados para sacar el máximo partido de nosotros mismos cuando llega la inspiración. A menudo nos reunimos y alguno de los chicos viene con algo nuevo que quiere probar. Otras veces, propongo la melodía o la letra y los chicos crean la música alrededor de ésta. Es un proceso bastante abierto.

Como mujer al frente de una banda de garage, ¿te gustaría ver a más mujeres liderando otros grupos? Creo que hay más mujeres al frente de grupos de música de las que pensamos aunque a veces no se habla mucho de ello. Mi madre Beverly Rohlehr (The Colbys Band) es mi mayor influencia. En Nueva York las mujeres siempre han formado parte e intervenido en la escena rock. Si es cierto que, aunque muchas veces nos referimos a Tina Turner como la Reina del Rock, necesitamos más mujeres afroamericanas en el rock. En eso es en lo que estoy trabajando ahora. Quiero atraer a más mujeres afroamericanas a la primera línea del rock and roll.

Respecto al garage, un estilo normalmente dominado por hombres, ¿qué le dirías a una mujer que quiera hacer carrera en este estilo? Si es lo que te gusta, hazlo. Cuantas más mujeres haya en el mundo de la música, mejor. Texto de Adrián Blanco. Fotografía de Jphan Vipper.

Deja un comentario