My Twitter Feed

September 28, 2020

NOTICIAS FLASH:

Pablo Ríos. Multiplicando panes y peces. -

viernes, agosto 14, 2020

Belako. Grandes crisis y pequeños dramas. -

jueves, julio 30, 2020

Nize. Dándolo todo. -

jueves, julio 30, 2020

Oreka TX. Reinventando la tradición. -

jueves, julio 30, 2020

Getxophoto, según el comisario JON URIARTE. -

jueves, julio 30, 2020

Twinterview a Álvaro Ortiz. -

jueves, julio 30, 2020

El humor absurdo, según MERY CUESTA. -

jueves, julio 30, 2020

Kutxa Kultur Kanta. Un tema a seis bandas. -

jueves, julio 30, 2020

Cruz de Navajas. Mecano: Siglo XXI. -

jueves, julio 30, 2020

Icíar Bollaín. Para amarme y respetarme. -

miércoles, julio 29, 2020

Ángeles Reiné. A Putin no le gustará esta película. -

miércoles, julio 29, 2020

Saida Benzal. Dos chonis en Malasaña. -

miércoles, julio 29, 2020

Narita Boy. Apuntando al corazón de la nostalgia. -

miércoles, julio 29, 2020

Charles Forsman. Del cómic indie a Netflix. -

miércoles, julio 29, 2020

Irene Márquez. A ver qué dices. -

miércoles, julio 29, 2020

La crisis del milenial. Vamos a reírnos de nuestras penas. -

miércoles, julio 29, 2020

Edificio de viviendas Glas Eraikuntza. Luz marina y matizada. -

miércoles, julio 29, 2020

Tecnología. -

miércoles, julio 29, 2020

Moda: ¿Playa o piscina? -

miércoles, julio 29, 2020

Izaro. Tras el Tiempo Ausente. -

domingo, junio 7, 2020

Koma. El regreso de la fiera.

Koma

Koma han vuelto después de un parón de seis años y ofrecerán una gira que se ha convertido en un acontecimiento, ya que las entradas se agotaron prácticamente en cuanto salieron y en Bilbao han tenido que sacar dos fechas más, dejando claro que los fans no se han olvidado de esta banda navarra.

¿Cómo ha sido el reencuentro y por qué justo en este momento? Pues había ganas, al final todos vivimos cerca y normalmente nos vemos y hablamos. Nos gusta mucho lo que hacíamos y había ganas de volver a hacerlo, así que por eso hemos decidido juntarnos y la verdad es que estamos hasta más relajados que antes.

¿Era necesario este descanso para volver a coger fuerzas y recuperar la ilusión en el proyecto? Sí, la historia es que te metes en el círculo de disco, gira, disco, gira… y dependes de eso económicamente y te vas quemando, luego están las circunstancias personales de cada uno porque yo, por ejemplo, tuve a mis hijos. Ahora nos hemos quitado la presión de estar continuamente haciendo discos, giras y buscándonos la vida y eso es algo que te libera mucho.

¿En el momento que se produce la disolución era algo definitivo o dejasteis abierta la puerta para volver a retomar el proyecto? Bueno, siempre que se disuelve algo se supone que es definitivo, pero aquí definitivo ya solo es la muerte… la historia es que somos músicos y no nos llevábamos tan mal (risas). Lo que pasa es que cada uno iba tirando por lo suyo y, al final, nos íbamos quemando, pero ahora estamos bien, los ensayos son más tranquilos y creo que hasta hemos mejorado tocando (risas)… pero eso ya lo veréis.

También es importante que en este tiempo no habéis dejado de tocar ¿no? Eso es. Natxo y Juan Carlos están de profesores con lo cual están todo el día tocando y, aparte, Natxo y yo con Sakeo también hemos hecho nuestros bolos, el Brigi es el único que no había cogido la guitarra desde hace tiempo, pero es un fiera y lo pilla enseguida.

¿Ha costado volver a poner en marcha la maquinaria? La verdad es que nos ha salido casi de manera automática. Evidentemente, ha costado porque llevábamos años sin tocar las canciones pero, una vez que empiezas, te va volviendo todo sin darte cuenta; el que más trabajo tiene es el Brigi, que tiene que aprenderse todas las letras.

¿Habéis hablado de la posibilidad de sacar temas nuevos? Sí, lo hemos hablado. Obviamente, ahora el tiempo que tenemos lo estamos empleando para preparar los conciertos, pero después seguiremos ensayando y sí que grabaremos temas nuevos… pero con tranquilidad. Además, ahora el Brigi ha aprendido a grabar y ya hemos preparado una recopilación de temas antiguos regrabados que sacaremos antes de salir a tocar, y que creo que va a sonar bastante mejor que lo que habíamos grabado.

‘La fiera nunca duerme’, un título más que apropiado para este regreso… Sí, era el nombre de una canción de Koma y, dentro de nosotros llevábamos a Koma metido muy dentro. Nos marcó mucho a todos porque fue todo muy rápido y estuvimos muchos años y eso nunca se olvida; además, la gente no deja que se te olvide…

Hablando de la gente, al final habéis tenido que sacar una tercera fecha en Bilbao, una segunda para Iruña… ¿esperabais esta respuesta? La verdad es que no nos lo imaginábamos. Eso es que la gente tenía ganas de Koma. Tocaremos un poco de todas las épocas y temas que no tocábamos normalmente, serán cerca de dos horas de bolo y va a ser una fiesta. Texto de Sergio Iglesias.

Deja un comentario