My Twitter Feed

August 3, 2020

NOTICIAS FLASH:

Belako. Grandes crisis y pequeños dramas. -

jueves, julio 30, 2020

Nize. Dándolo todo. -

jueves, julio 30, 2020

Oreka TX. Reinventando la tradición. -

jueves, julio 30, 2020

Getxophoto, según el comisario JON URIARTE. -

jueves, julio 30, 2020

Twinterview a Álvaro Ortiz. -

jueves, julio 30, 2020

El humor absurdo, según MERY CUESTA. -

jueves, julio 30, 2020

Kutxa Kultur Kanta. Un tema a seis bandas. -

jueves, julio 30, 2020

Cruz de Navajas. Mecano: Siglo XXI. -

jueves, julio 30, 2020

Icíar Bollaín. Para amarme y respetarme. -

miércoles, julio 29, 2020

Ángeles Reiné. A Putin no le gustará esta película. -

miércoles, julio 29, 2020

Saida Benzal. Dos chonis en Malasaña. -

miércoles, julio 29, 2020

Narita Boy. Apuntando al corazón de la nostalgia. -

miércoles, julio 29, 2020

Charles Forsman. Del cómic indie a Netflix. -

miércoles, julio 29, 2020

Irene Márquez. A ver qué dices. -

miércoles, julio 29, 2020

La crisis del milenial. Vamos a reírnos de nuestras penas. -

miércoles, julio 29, 2020

Edificio de viviendas Glas Eraikuntza. Luz marina y matizada. -

miércoles, julio 29, 2020

Tecnología. -

miércoles, julio 29, 2020

Moda: ¿Playa o piscina? -

miércoles, julio 29, 2020

Izaro. Tras el Tiempo Ausente. -

domingo, junio 7, 2020

Vetusta Morla. Mismas Historias, Distinto Final. -

domingo, junio 7, 2020

Grises. Animales de escenario.

Grises

Grises regresan con su quinto álbum,‘De Peces y Árboles’. La banda de Zestoa está este verano por el norte presentando su último trabajo. Tras experimentar con la música electrónica en ‘Erlo’ (2016), vuelven a su esencia más pura “rugiendo” y buscando que nos identifiquemos con sus letras.

Hola, Amancay, ¿qué tal la acogida del nuevo álbum ‘De peces y árboles’? ¡Ha sido un inicio de gira súper positivo! Ya es el quinto álbum y se nota que hay un grupo de gente que espera siempre con ganas nuestros próximos pasos… ¡Gracias!

¿En qué se diferencia este nuevo disco de los anteriores? La temática que planteamos en las canciones es más universal y la gente se siente más identificada con las letras.

¿Cómo define Grises el sonido de este álbum? Después de experimentar en el anterior (‘Erlo’) con la música electrónica, en este nos quedamos con la esencia bruta y natural de Grises. Es el álbum más maduro y completo donde aunamos todo lo que llevamos aprendido estos años.

¿Con este disco pretendéis “hacer ruido y rugir”? Somos animales de escenario y es donde más contentos nos encontramos. Como objetivo principal, queremos que la gente llegue a una catarsis musical; que se liberen de sus tensiones del día a día y que nuestra música les haga cambiar.

Esta vez, habéis decidido auto-editaros… Es algo que siempre hemos querido probar. En la industria musical, todos ganan dinero menos los músicos. La autoedición nos ha permitido tener el control total del producto final.

¿Os dedicáis 100% y en exclusiva a la música? Sí, todos, ¡por suerte! Yo empecé en el conservatorio a los seis años; tengo la carrera de violín. La música es parte esencial de nuestras vidas.

¿Cómo fue montar la banda con tu hermano Eñaut? Fue algo natural. En casa siempre había una guitarra o un piano a mano… ¡Grises empezó más como un juego para pasarlo bien! Yo incorporé el violín y acabó en un viaje vital muy bonito.

¿Y con el resto de integrantes? Todos somos del mismo pueblo (Zestoa), y nos conocemos de toda la vida. Hay una tradición musical muy bonita y todos los músicos nos juntábamos en locales.

¿Os quedáis con tocar en festis o en salas? No vemos una cosa sin la otra. En los festivales tenemos escenario grande, buena acústica. Y las salas, en España, te puedes encontrar de todo (risas)… Animo a la gente a que no vaya a un festival masivamente, sino que escuche a los grupos y, más adelante, se acerque a las salas, que es donde realmente ves la esencia de la banda. ¡Hay que hacer una reeducación importante a nivel cultural, pero eso es otro cantar!

¡Os esperan muchas fechas próximamente! ¡Tenemos un verano bonito en cuanto a fechas! Vamos tranquilamente ya que la gira de salas ha sido potente. Así que estamos encantados ¡y nos encanta tocar cerca de casa! Esas palizas de irte a Granada y volver… ¡mejor en el norte! (risas)

¿De dónde viene el nombre de la banda? Tiene que ver con los marcianos grises. Nos sentíamos diferentes. Hemos crecido viendo ‘Expediente X’ y somos muy frikis.

¿Cómo llevas ser la chica en un grupo de chicos? ¡Menos mal que están saliendo muchas más bandas así! Genial, nunca me he sentido diferente en el grupo por ser chica. Me siento muy cómoda. Eso sí: no entiendo la poca presencia de mujeres -en general- en todos los ámbitos, pero en la música sobre todo. Es surrealista, no tenemos los mismos privilegios que los chicos y eso se nota. ¡Si no nos adueñamos de lo que nos toca, vamos mal! Texto de Ángela Saiz.

Deja un comentario