My Twitter Feed

January 26, 2020

NOTICIAS FLASH:

Noemí Villamuza. Espadas para Mazoka. -

martes, diciembre 3, 2019

La realización de bandas sonoras, según Aránzazu Calleja. -

domingo, diciembre 1, 2019

Twinterview a Javier Botet. -

domingo, diciembre 1, 2019

Creatividad y producción musical, según Estanis Figueroa. -

domingo, diciembre 1, 2019

100 Recomendaciones culturales con AUX. -

domingo, diciembre 1, 2019

El hoyo. Arriba y abajo. -

domingo, diciembre 1, 2019

Zinebi Express. Lost in Bilbao. -

domingo, diciembre 1, 2019

El Príncipe. El beso del efebo araña. -

domingo, diciembre 1, 2019

Xprest Aux. Corto y cambio. -

domingo, diciembre 1, 2019

Damasco: El Silencio de la Guerra. Ahora que las armas callan -

domingo, diciembre 1, 2019

Viva Suecia. Fe en la música. -

domingo, diciembre 1, 2019

Tamaryn. Bailar en la oscuridad. -

domingo, diciembre 1, 2019

Haxotz. Discos que cuentan historias. -

domingo, diciembre 1, 2019

Lukiek. El idioma no es barrera. -

domingo, diciembre 1, 2019

Pinpilinpussies. Mariposas de garaje. -

domingo, diciembre 1, 2019

Pantomima Full. ¡Hola, canallitas! -

viernes, noviembre 29, 2019

El jovencito Frankenstein. Música para un monstruo. -

viernes, noviembre 29, 2019

Camiselle. Drama onírico sobre hechos reales. -

viernes, noviembre 29, 2019

Zaldi Urdina. Sarraski Isildua Gogoan. -

viernes, noviembre 29, 2019

David Guapo. Frunjir es vivir. -

viernes, noviembre 29, 2019

Niños mutantes. ‘DIEZ’, un cambio con rumbo.

unnamed (1)

Niños Mutantes es el hermano mayor del indie español. Más de veinte años después de subirse a su primer escenaria cultivan un género que vive posiblemente su mejor momento musical. ‘DIEZ’ es un álbum inconformista, a pesar del momento que atraviesa el género. También lo son sus palabras en esta entrevista. “Hay grandes trabajos”, pero también “hace falta aire fresco”.

Sois uno de los grupos más consolidados del panorama indie nacional, ¿cómo se lleva eso? Con sorpresa. Nunca hubiéramos creído vivir nuestro mejor momento tras 20 años tocando, es como un milagro.

Supongo que una de las razones de que sigáis en la carretera es que no habéis perdido la ilusión… Estamos convencidos siempre de no haber llegado aún a nuestra mejor canción y nuestro mejor disco. Somos yonkis de la música y no conocemos la forma de dejarlo. No hay nada como entrar a un estudio o subir a un escenario.

Como veteranos, ¿qué camino le veis al indie español? ¿Es el mejor momento del género? Parece el mejor momento, sobre a todo a nivel de aceptación popular. A nivel artístico también se han hecho grandes trabajos, pero hay signos de saturación. Hace falta aire fresco, no puede repetirse el mismo cartel en todos los festivales…

Habladnos de ‘DIEZ’, vuestro undécimo disco, ¿qué tiene de diferente? Rabia, electricidad, mala leche.

¿Por qué? Llevamos un año con ‘DIEZ’ y nos hemos sentido renacer con este sonido. Quizás nos estábamos deslizando a la autocomplacencia y a la falta de riesgos de hacer lo que dominábamos perfectamente.

La evolución durante los veinte años que lleváis sobre los escenarios es evidente, ¿cómo lo veis desde dentro de la banda? De una forma muy natural. Todas nuestros cambios han sido progresivos y espontáneos. Seguramente ‘DIEZ’ es la primera vez que decidimos hacer un cambio consciente de rumbo, por una necesidad vital.

Además en 2018, lanzáis ‘DIEZ y 1/2’, cuatro canciones más, compuestas durante ‘DIEZ’, ¿cómo surge la idea? Un par de ellas se compusieron a la vez que ‘DIEZ’ pero no supimos redondearlas. Necesitaban tiempo y nuevos enfoques para madurar. Las otras dos canciones son una versión y una canción nueva. Nos apetecía volver al estudio y huir de todo, y hacer un epílogo de ‘DIEZ’ contando con el mismo equipo ya que quedamos con muy buen sabor de boca con el trabajo de Abraham Boba y César Verdú (León Benavente) como productores. Y además era la primera ocasión de entrar a grabar con Alonso Díaz (Napoleón Solo), que ha sido nuestro fichaje para el directo. Al ser un EP nos permitimos más experimentos y hay cosas que sorprenderán mucho…

2018 lo tenéis repleto de conciertos, acabáis de salir del estudio hace unos meses, ¿echabais de menos el tempo de las giras? Aquí no se para nunca desde hace 20 años. No nos hemos dado ni un mes sabático.

Después de la gira, ¿nuevo disco en el horizonte o toca descansar? Ya veremos. Quizás ahora si hace falta al menos un mes sabático… Texto de Adrián Blanco.

Deja un comentario