My Twitter Feed

September 19, 2020

NOTICIAS FLASH:

Pablo Ríos. Multiplicando panes y peces. -

viernes, agosto 14, 2020

Belako. Grandes crisis y pequeños dramas. -

jueves, julio 30, 2020

Nize. Dándolo todo. -

jueves, julio 30, 2020

Oreka TX. Reinventando la tradición. -

jueves, julio 30, 2020

Getxophoto, según el comisario JON URIARTE. -

jueves, julio 30, 2020

Twinterview a Álvaro Ortiz. -

jueves, julio 30, 2020

El humor absurdo, según MERY CUESTA. -

jueves, julio 30, 2020

Kutxa Kultur Kanta. Un tema a seis bandas. -

jueves, julio 30, 2020

Cruz de Navajas. Mecano: Siglo XXI. -

jueves, julio 30, 2020

Icíar Bollaín. Para amarme y respetarme. -

miércoles, julio 29, 2020

Ángeles Reiné. A Putin no le gustará esta película. -

miércoles, julio 29, 2020

Saida Benzal. Dos chonis en Malasaña. -

miércoles, julio 29, 2020

Narita Boy. Apuntando al corazón de la nostalgia. -

miércoles, julio 29, 2020

Charles Forsman. Del cómic indie a Netflix. -

miércoles, julio 29, 2020

Irene Márquez. A ver qué dices. -

miércoles, julio 29, 2020

La crisis del milenial. Vamos a reírnos de nuestras penas. -

miércoles, julio 29, 2020

Edificio de viviendas Glas Eraikuntza. Luz marina y matizada. -

miércoles, julio 29, 2020

Tecnología. -

miércoles, julio 29, 2020

Moda: ¿Playa o piscina? -

miércoles, julio 29, 2020

Izaro. Tras el Tiempo Ausente. -

domingo, junio 7, 2020

Malena Alterio. En busca de la luz.

Malena

En ‘Los universos paralelos’ Malena encarna a una mujer que intenta reconducir su vida tras la muerte de su hijo pequeño. Ella y su pareja lucharán por recuperar sus fuerzas en esta adaptación de una obra de David Lindsay-Abaire en la que también interviene Belén Cuesta.

La obra parte de una premisa muy dramática pero tiene elementos de comedia y tú la calificas como una historia “luminosa”. Es cierto que parte de un tema muy dramático, la pérdida de un hijo, pero tiene luz y es muy humana en el sentido de que en la vida no es todo drama ni todo comedia sino que es una bonita ensalada de muchas cosas y creo que el autor lo plasma muy bien, y el director de la versión española, David Serrano, también ha hecho mucho hincapié en esto. Lo bonito de esta historia es que tiene muchos colores.

Afrontas un papel por el que Cynthia Nixon, la protagonista del montaje original, ganó un premio Tony. Para mí es un reto y defenderlo en el escenario es un desafío. Esta mujer que pierde a su hijo pasa por muchos estados. La historia arranca seis meses después del fallecimiento y vemos todo el arco en el que ella va superando su duelo partiendo de un estado bastante arisco y molesto con el mundo y como poco a poco se va levantando de ese golpe tan duro. Es muy bonito.

¿Qué tal os habéis compaginado los miembros del reparto durante los ensayos? Fenomenal. Hemos empatizado y enganchado muy bien desde el principio. A todos nos conmovía y entendíamos muy bien la historia. Ha sido un proceso de ensayo largo en el tiempo pero lo hemos ido dosificando un poco cada día para no sobrecargarnos en este duelo. El director nos ha guiado y los actores que intervinimos hablamos el mismo idioma.

Con David Serrano ya habías trabajado en el cine. Es un tipo que ama y quiere muchísimo a los actores. Hace todo porque estemos cómodos, pero no en plan apachingados. Él prioriza mucho la autenticidad, que seamos verdaderos. Así que si tiene que sacrificar algo del texto o de la puesta en escena o cualquier otra cosa en beneficio del actor no duda en hacerlo, y eso es un lujo.

La escenografía y vestuario son de la prolífica Elisa Sanz. Elisa es una maga. Todo nos acompaña y todo cuenta. Es una escenografía de dos plantas y está muy presente el dormitorio del niño que no está, porque lo ves todo el rato. El vestuario también es muy elegante.

Comentas que los personajes son muy reconocibles, ¿se traslada eso del montaje original a la adaptación española? Yo creo que sí. Es por eso que la gente se emociona y lo entiende. Es muy reconocible y no es necesario pasar por un trance tan terrible como la muerte de un hijo. Esta función también habla del duelo, de la separación, de los cambios…Puede ser extrapolable a la pérdida de una pareja, de un padre, de un amigo…y no necesariamente porque se mueran, sino porque te separas de ellos y tu vida cambia. El autor lo cuenta muy bien desde un punto de vista muy cotidiano en el que parece que no pasa nada, pero pasan muchas cosas. Texto de Roberto González. Fotografía de Javier Naval.

¡Si quieres leer lo que Malena Alterio piensa sobre Nuria, su personaje en ‘Verguenza’ y sobre otros de sus proyectos pincha aquí y ve a NUESTRA ENTREVISTA DE PORTADA!

Deja un comentario