My Twitter Feed

September 23, 2020

NOTICIAS FLASH:

Pablo Ríos. Multiplicando panes y peces. -

viernes, agosto 14, 2020

Belako. Grandes crisis y pequeños dramas. -

jueves, julio 30, 2020

Nize. Dándolo todo. -

jueves, julio 30, 2020

Oreka TX. Reinventando la tradición. -

jueves, julio 30, 2020

Getxophoto, según el comisario JON URIARTE. -

jueves, julio 30, 2020

Twinterview a Álvaro Ortiz. -

jueves, julio 30, 2020

El humor absurdo, según MERY CUESTA. -

jueves, julio 30, 2020

Kutxa Kultur Kanta. Un tema a seis bandas. -

jueves, julio 30, 2020

Cruz de Navajas. Mecano: Siglo XXI. -

jueves, julio 30, 2020

Icíar Bollaín. Para amarme y respetarme. -

miércoles, julio 29, 2020

Ángeles Reiné. A Putin no le gustará esta película. -

miércoles, julio 29, 2020

Saida Benzal. Dos chonis en Malasaña. -

miércoles, julio 29, 2020

Narita Boy. Apuntando al corazón de la nostalgia. -

miércoles, julio 29, 2020

Charles Forsman. Del cómic indie a Netflix. -

miércoles, julio 29, 2020

Irene Márquez. A ver qué dices. -

miércoles, julio 29, 2020

La crisis del milenial. Vamos a reírnos de nuestras penas. -

miércoles, julio 29, 2020

Edificio de viviendas Glas Eraikuntza. Luz marina y matizada. -

miércoles, julio 29, 2020

Tecnología. -

miércoles, julio 29, 2020

Moda: ¿Playa o piscina? -

miércoles, julio 29, 2020

Izaro. Tras el Tiempo Ausente. -

domingo, junio 7, 2020

Paco Roca y José Manuel Casañ. Música en viñetas.

El Premio Nacional de Cómic y el líder de Seguridad Social unen sus talentos en ‘La encrucijada’, un libro-disco que repasa la historia de la música a la vez que cuenta el proceso narrativo de la propia novela gráfica con reflexiones de sus autores sobre las similitudes y diferencias entre sus trabajos creativos.

Paco, en esta colaboración no te interesaba simplemente adaptar las canciones de Jose Manuel, así que al final has llegado a relatar el proceso de creación. Eso te lleva a dibujarte de nuevo a ti mismo, ¿te gusta mucho este recurso? PACO ROCA: Ja, ja, ja… Bueno, lo hago sólo por exigencias del guión. En este caso era necesario. José Manuel y yo estamos hablando en primera persona. Así que no hay más remedio que dibujarse y meterse en la historia para poder reflexionar sobre los temas que nos interesaban: la creatividad, la industria… y cómo convive esa necesidad vital de crear con el tener que vivir de ello dentro de una industria caprichosa.

Las historias basadas en las canciones emplean diferentes tipos de dibujo que encajan con la época y el estilo de los géneros musicales. No las hemos detectado todas, ¿puedes revelar cuáles fueron las influencias? P.R. : Me da un poco de pudor porque no todos han quedado muy conseguidos. Todos son autores a los que admiro y que en cierto modo revolucionaron el mundo del cómic gráficamente o narrativamente. Para el primer relato utilicé las típicas ilustraciones del siglo XIX, en particular las del diario de Livingstone en África. Para el segundo copié a Winsor McCay, el gran genio del cómic. En el tercero me basé en los cómics de animalitos tipo Disney. Para el cuarto me inspiré en Milton Caniff. En el quinto utilicé a Ray Moore. Con el sexto intenté copiar al gran Alex Toth. Para el séptimo me copié a Josep Escobar, Bruguera sería nuestra Rumba Catalana. En el octavo copié a Heinz Edelmann. Para el noveno a Moebius. En el décimo a Brian Bolland. Y para el último a Guy Peellaert.

¿Te costó dibujar en esos otros estilos o es algo que de alguna manera ya habías ‘ensayado’ en tu aprendizaje o en tu casa aunque no lo hayamos visto a menudo en tus otros tebeos? P.R. : Algunos estaban más cercanos a mi estilo y otros me fue muy difícil. Sobre todo los que realmente no tienen ‘truco’, y cuando te pones manos a la obra no sabes por dónde meterles mano. Al final, el dibujo de base es el que más o menos uso siempre, pero fue en el acabado donde intenté imitar cada uno de los estilos.

En cualquier caso, fue un trabajo muy interesante. Aunque son autores que he leído y releído decenas de veces, nunca los había intentado imitar, y creo que hacerlo en este proyecto me ha enriquecido gráficamente.

“He aprendido mucho de Paco. Sobre todo a tener más paciencia, a dudar más (en un sentido cartesiano y positivo), a organizarme mejor… En definitiva, a ser un poco menos caótico”, José Manuel Casañ, de Seguridad Social.

Me parece que están muy bien insertados los relatos en la narración. Fluye de forma muy natural sin que se introduzcan de forma muy directa. ¿Dibujaste el libro en orden o comenzaste por las historias? P.R. : Primero dibujé los relatos a lápiz. Después pasé a la parte de la conversación, teniendo en cuenta los relatos e intentando ajustar esas conversaciones a lo que se trataba en cada uno de ellos. Acabé totalmente esa parte y luego volvía a los relatos. Los retoqué para que encajaran mejor en el conjunto y me dejé para el final el entintado y coloreado, para disfrutar con esa parte con la sensación de que casi todo el trabajo ya estaba hecho.

Y a ti, José Manuel, el plantearte el disco como una historia de la música, ¿te ha llevado a experimentar mucho con otros estilos? JOSE MANUEL CASAÑ: Para mí experimentar con distintos estilos musicales ha sido una constante en mi carrera, si bien es cierto que nunca lo había hecho de una manera cronológica y respetando la forma de tocar o de escribir canciones en una época determinada. Así que ha sido una experiencia inolvidable. Me da la sensación de haber estado toda la vida preparándome para este trabajo.

Háblanos de las colaboraciones que has tenido en el disco. J.M.C. : He tenido muchas colaboraciones. Aparte de mi banda, Seguridad Social, ha pasado gente como Ramón Arroyo de Los Secretos, la banda Cat Club, Santi Navalón, Maria Briones, Monty Peiró, David Pastor, Yoel Páez…

En el libro vemos cómo ibas por delante de Paco y suponemos que él debió escuchar tus canciones para realizar las historias que se van intercalando. Pero ¿en qué medida veías tú lo que hacía Paco? ¿O no lo viste hasta el final? J. M. C. : Siempre he estado al tanto de todo el proceso que iba llevando Paco con la historia y cómo la iba dibujando.

Cada uno mencionáis la novela gráfica ‘El faro’ y el disco ‘Que no se extinga la llama’ como los trabajos que supusieron vuestra “encrucijada” particular. ¿Recordáis esos momentos de cambio como algo duro o estimulante? P.R.: En mi caso lo recuerdo como algo excitante, pero a la vez con un cierto miedo por salirme de lo que para mí era un cómic “tradicional”. No me importaba demasiado dónde publicaría esa historia o si a alguna editorial le interesaría. Me pareció que es lo que debía hacer en ese momento, quería probar con otro tipo de temática alejada de los géneros habituales de la BD francesa, y narrar con otro ritmo mucho más pausado.

J.M.C.: El momento de cambio de ‘Que no se extinga la llama’ fue de liberación…De dar un importante paso hacia una apertura mental y musical.

De todo lo que habéis aprendido cada uno del trabajo del otro, ¿qué es lo que más os ha sorprendido? P. R. : He aprendido que ambos procesos creativos se parecen mucho, que yo también busco la melodía en mis historias. Esa melodía es la que te marca el ritmo, los silencios, los diálogos, las viñetas… Y hay que escucharla si quieres que la historia funcione. También he aprendido de José Manuel a vivir de otra manera, a divertirme con el trabajo y relativizar las cosas.

J. M. C.: He aprendido mucho de Paco. Sobre todo a tener más paciencia, a dudar más (en un sentido cartesiano y positivo), a organizarme mejor… En definitiva, a ser un poco menos caótico… Texto de Roberto González.

Paco Roca y Seguridad Social sesion de fotos oficial de 2017 en Valencia el 10-10-2017  del fotógrafo DomingoJ. Casas

Fotografía de DomingoJ. Casas

Deja un comentario