My Twitter Feed

August 15, 2020

NOTICIAS FLASH:

Pablo Ríos. Multiplicando panes y peces. -

viernes, agosto 14, 2020

Belako. Grandes crisis y pequeños dramas. -

jueves, julio 30, 2020

Nize. Dándolo todo. -

jueves, julio 30, 2020

Oreka TX. Reinventando la tradición. -

jueves, julio 30, 2020

Getxophoto, según el comisario JON URIARTE. -

jueves, julio 30, 2020

Twinterview a Álvaro Ortiz. -

jueves, julio 30, 2020

El humor absurdo, según MERY CUESTA. -

jueves, julio 30, 2020

Kutxa Kultur Kanta. Un tema a seis bandas. -

jueves, julio 30, 2020

Cruz de Navajas. Mecano: Siglo XXI. -

jueves, julio 30, 2020

Icíar Bollaín. Para amarme y respetarme. -

miércoles, julio 29, 2020

Ángeles Reiné. A Putin no le gustará esta película. -

miércoles, julio 29, 2020

Saida Benzal. Dos chonis en Malasaña. -

miércoles, julio 29, 2020

Narita Boy. Apuntando al corazón de la nostalgia. -

miércoles, julio 29, 2020

Charles Forsman. Del cómic indie a Netflix. -

miércoles, julio 29, 2020

Irene Márquez. A ver qué dices. -

miércoles, julio 29, 2020

La crisis del milenial. Vamos a reírnos de nuestras penas. -

miércoles, julio 29, 2020

Edificio de viviendas Glas Eraikuntza. Luz marina y matizada. -

miércoles, julio 29, 2020

Tecnología. -

miércoles, julio 29, 2020

Moda: ¿Playa o piscina? -

miércoles, julio 29, 2020

Izaro. Tras el Tiempo Ausente. -

domingo, junio 7, 2020

Comida para perro. Una infancia marcada.

la casa

Enriqueta Vega dirige y protagoniza un viaje de cincuenta minutos al corazón de una tormenta. Un monólogo que evoca los juegos y las fantasías de una niña para sugerir el horror del abuso en la infancia y que se representará por primera vez en Pabellón 6.
¿Cómo surgió el proyecto? Yo estaba buscando una idea para hacer una obra con mi equipo, La cocina. La idea partió de la historia personal de una persona muy cercana a mí que me contó lo que le había pasado de pequeña y cómo afectó eso a su vida posterior. Me interesó mucho y me pareció un tema muy necesario. Esa persona me comentó que había estado en tratamiento durante años en una asociación, Garaitza, que trata el abuso y el maltrato en la infancia. Ha sido un trabajo de campo de dos años porque yo no quería tomar este asunto a la ligera. Me invitaron a terapias de grupo, a escuchar testimonios de la gente…
¿Dónde se representará la pieza? El estreno se hará en Pabellón 6. Hubo un preestreno en La fundición de Deusto que es donde pusimos la pieza en pié. Luego quiero moverla por todos los sitios que pueda. En marzo la presentaré en el teatro de Gernika. Después hay otras cosas por cerrar.
¿Cómo es la puesta en escena? Es un monólogo. La puesta en escena es muy sencilla. Son cincuenta minutos, es un viaje al corazón de esta tormenta. Se desarrolla sobre todo en la casa porque yo me he centrado en los abusos intrafamiliares que son el noventa por ciento. Es una evocación de la infancia de la protagonista. Yo la interpreto a veces de niña y otras de adulta. Es una obra muy amable, hecha con mucho tacto, con mucho cariño e incluso con mucho humor. No hay gritos ni desgarros. No quiero que el público sienta rechazo. Estoy muy satisfecha porque en el estreno la gente venía con mucho miedo pero salía muy contenta, incluso las víctimas que vinieron de la asociación. La historia es mucho más importante que yo. No se trata de lucirme yo como actriz. Esto me ha quitado también mucha presión. Yo sólo soy el vehículo.
¿Por qué ese título? El título es una metáfora sobre lo que son las víctimas. El perro son los abusadores y los perpetradores. En realidad los perros son maravillosos pero es una comparación que nos sirve porque suele ser una expresión despectiva.
Tras la actuación habrá una charla-coloquio…Sí, habrá una charla para que la gente pueda preguntar lo que le apetezca. Tampoco queremos hacer una sesión de terapia pero sobre todo quiero contar mi experiencia sobre cómo he tratado este tema. Me interesan los temas sociales que puedan servir de ayuda.
Háblanos de tu experiencia teatral. En la pieza ha participado La cocina que nació en el 2010 a raíz de otra experiencia promovida por la Fundición. Se trató de la obra “Calla y come”. De ella salieron Sergi Fäustino, Na Gomes, Pako Revueltas y Ángel Mirou. Fue nominada en 2011 en los premios Max como mejor espectáculo revelación. Luego hemos hecho varias piezas para los cuartitos del Arriaga y también hicimos la obra “Casa de muñecas”. Quería agradecer a la Fundición, a Garaitza y a Pabellón 6. Yo he interpretado a Frida Kahlo en “Cabaret Chihuahua”. Para mí es muy importante volver a Pabellón 6 con esta pieza. Texto de Roberto González.

Deja un comentario