My Twitter Feed

August 3, 2020

NOTICIAS FLASH:

Belako. Grandes crisis y pequeños dramas. -

jueves, julio 30, 2020

Nize. Dándolo todo. -

jueves, julio 30, 2020

Oreka TX. Reinventando la tradición. -

jueves, julio 30, 2020

Getxophoto, según el comisario JON URIARTE. -

jueves, julio 30, 2020

Twinterview a Álvaro Ortiz. -

jueves, julio 30, 2020

El humor absurdo, según MERY CUESTA. -

jueves, julio 30, 2020

Kutxa Kultur Kanta. Un tema a seis bandas. -

jueves, julio 30, 2020

Cruz de Navajas. Mecano: Siglo XXI. -

jueves, julio 30, 2020

Icíar Bollaín. Para amarme y respetarme. -

miércoles, julio 29, 2020

Ángeles Reiné. A Putin no le gustará esta película. -

miércoles, julio 29, 2020

Saida Benzal. Dos chonis en Malasaña. -

miércoles, julio 29, 2020

Narita Boy. Apuntando al corazón de la nostalgia. -

miércoles, julio 29, 2020

Charles Forsman. Del cómic indie a Netflix. -

miércoles, julio 29, 2020

Irene Márquez. A ver qué dices. -

miércoles, julio 29, 2020

La crisis del milenial. Vamos a reírnos de nuestras penas. -

miércoles, julio 29, 2020

Edificio de viviendas Glas Eraikuntza. Luz marina y matizada. -

miércoles, julio 29, 2020

Tecnología. -

miércoles, julio 29, 2020

Moda: ¿Playa o piscina? -

miércoles, julio 29, 2020

Izaro. Tras el Tiempo Ausente. -

domingo, junio 7, 2020

Vetusta Morla. Mismas Historias, Distinto Final. -

domingo, junio 7, 2020

Kokoshca. Porropopopop.

kokoshca

“Porropopopop”, así es como define Alejandro López, batería de Kokoshca, el estilo que cultiva el grupo pamplonica. Con humor, y lejos de encasillarse en un modus operandi, la banda cultiva el pop, el rock, con unas gotas de punk desde la vieja Iruña. Un pop que proyectarán durante el próximo mes sobre el escenario del festival MUWI de Logroño (del 24 al 27 de agosto) y del Kutxa Kultur de Donostia (15 y 16 de septiembre).

“Somos multidisciplinares y transversales, realizamos todos labores de gestión, comunicación, producción, conducción, composición, y descomposición”, así es Kokoshca para quien no les conozca. Comenzaron en el mundo de la música hace una década. Amaia e Iñaki, Iñaki y Amaya. Se juntaron y comenzaron a hacer canciones. hasta que un día cayeron en la cuenta de que habían formado un grupo.

Parece simple, pero no lo es tanto. Así lo han podido comprobar poco a poco con el tiempo. “Te enfrentas a la creación musical con la misma intensidad, seriedad e imprudencia que siempre, sin embargo vas cuidando pequeños detalles que hacen que el producto final sea más”, explica Alejandro. ¿Por qué afrontan así este proceso? El batería de Kokoshca es tajante: “Jamás sentimos que esto fuera un hobby por eso hemos intentado potenciar el aspecto más profesional de nuestro trabajo”.

Sobre las canciones y el arte de escribirlas, crearlas y mimarlas, además, va más allá. “Las canciones surgen de una idea a veces rumiada a veces espontánea, y, como un escultor, vas puliendo el bruto hasta que queda la parte final, vaya como me imagino que hace la mayoría”, describe el batería. Así es como Kokoshca ve el proceso productivo de su música.

Por esta razón, le surgen dudas sobre cuál es el verdadero hábitat de la banda. “La verdad es que nunca sabemos si decantarnos por estudio o escenario, aunque por lo de la canción de A Tribe Called Quest (se refiere a la canción del grupo de rap estadounidense Scenario), nos quedamos con el escenario”. Un escenario que pisarán el próximo sábado 16 de septiembre en San Sebastián y en el que el público tendrá la oportunidad de comprobarlo.

De hecho, sobre sus directos dicen de ellos que “son celebraciones que tienen tanto de paganas como de religiosas, tanto de abisales como de celestiales, tanto de macarras como de eruditas”. En Kutxa Kultur, un festival que conocen a la perfección, estarán como en casa. San Sebastián es su ciudad de adopción. También en la segunda edición del MUWI Rioja Fest, uno de los recién llegados al calendario de festivales veraniegos. En cualquier caso, Alejandro lo tiene claro: “Nuestra casa está en todos los corazones de cada oyente, así que tenemos muchas casas y mucha responsabilidad, siempre”.

Respecto a esos oyentes, los que han estado siempre y los nuevos, y a las expectativas que levantan sus próximos conciertos, Alejandro, y toda la formación, está “con ganas de que nos conozcan y de conocer”. Texto de Adrián Blanco.

Deja un comentario