My Twitter Feed

September 19, 2020

NOTICIAS FLASH:

Pablo Ríos. Multiplicando panes y peces. -

viernes, agosto 14, 2020

Belako. Grandes crisis y pequeños dramas. -

jueves, julio 30, 2020

Nize. Dándolo todo. -

jueves, julio 30, 2020

Oreka TX. Reinventando la tradición. -

jueves, julio 30, 2020

Getxophoto, según el comisario JON URIARTE. -

jueves, julio 30, 2020

Twinterview a Álvaro Ortiz. -

jueves, julio 30, 2020

El humor absurdo, según MERY CUESTA. -

jueves, julio 30, 2020

Kutxa Kultur Kanta. Un tema a seis bandas. -

jueves, julio 30, 2020

Cruz de Navajas. Mecano: Siglo XXI. -

jueves, julio 30, 2020

Icíar Bollaín. Para amarme y respetarme. -

miércoles, julio 29, 2020

Ángeles Reiné. A Putin no le gustará esta película. -

miércoles, julio 29, 2020

Saida Benzal. Dos chonis en Malasaña. -

miércoles, julio 29, 2020

Narita Boy. Apuntando al corazón de la nostalgia. -

miércoles, julio 29, 2020

Charles Forsman. Del cómic indie a Netflix. -

miércoles, julio 29, 2020

Irene Márquez. A ver qué dices. -

miércoles, julio 29, 2020

La crisis del milenial. Vamos a reírnos de nuestras penas. -

miércoles, julio 29, 2020

Edificio de viviendas Glas Eraikuntza. Luz marina y matizada. -

miércoles, julio 29, 2020

Tecnología. -

miércoles, julio 29, 2020

Moda: ¿Playa o piscina? -

miércoles, julio 29, 2020

Izaro. Tras el Tiempo Ausente. -

domingo, junio 7, 2020

No se ha hecho nada igual (por algo será). Un viaje alucinante.

Ilustres ignorantes

El escritor y showman Pepe Colubi vuelve a Bilbao acompañado de otro habitual del programa Ilustres Ignorantes, Pepín Tre, para presentar un espectáculo atroz –ellos mismos se lo dicen- que relata una excursión a Lloret de Mar con actuaciones de Luis Aguilé y Marianico el Corto, todo ello acompañado de música y diapositivas. ¿Quién da más?

¿Cómo explicarías este show a alguien que apenas os conozca a Pepín Tre y a ti? ¿Crees que esas personas se acercarán a verlo? Qué pena esas personas que no nos conocen. Nos encantaría conocerlas. Y que ellos nos conocieran. Conocernos todos, quedar a tomar algo, hacer senderismo, clases de cerámica, bailes regionales. El roce hace el cariño, de ahí que la confianza dé asco. Intentaré explicarlo a grandes rasgos: yo manejo diapositivas y Pepín utiliza su guitarra. Yo cuento mi experiencia real en una excursión comercial y Pepín disecciona su propio surrealismo. Dos espectáculos en uno por menos precio de lo que cuesta uno solo. Como concepto es atroz, como show, también.

Y ya puestos, ¿cómo definirías, en general, todo lo que haces? Supongo que el calificativo “humor” lo describe todo porque no es exactamente stand up ni suele adscribirse a un formato concreto. Lo que más me define es la dispersión. Siempre he hecho cosas diversas sin llegar a nada concreto: he escrito miles de artículos, reportajes y entrevistas, he publicado un puñado de libros y he hablado en la tele más de la cuenta. No sé ni lo que digo. Ni siquiera en esta entrevista.

Algunos conocemos parte de la historia que se describe en el show porque se mencionó en Tracking Bilbao. ¿Cuánto tiempo piensas vivir de esta anécdota? Al terminar el espectáculo, ¿al espectador le quedará claro cuánto hay de verdad y cuánto de leyenda en toda esta peripecia? Me gustaría vivir de esta peripecia hasta mi último aliento. Es más, me encantaría morirme, ya muy anciano, contando aquella excursión, una jornada de teletienda en Lloret de Mar amenizada con la actuación de Luis Aguilé y Marianico el Corto. Como suena. Mi mayor y único mérito es haber ido, lo que cuento y muestro en fotos es, ni más ni menos, todo lo que ocurrió en aquel maravilloso día de asueto invernal y viejuno.

Tras haber pasado por ello, ¿nos recomiendas apuntarnos a excursiones de jubilados? ¿Cambiará eso nuestra vida para mejor? Rotundamente sí. Además nos sirve como entrenamiento. Hace diez años yo todavía estaba lejos de ese target, pero ahora estoy mucho más cerca. Quiero imaginar excursiones de un día para mi generación cuando cumpla 70 años. Propongo actuaciones de Jota de Los Planetas con una acústica y Joaquín Reyes con sus monólogos chispeantes.

¿Cuánto hace que os conocéis Pepín y tú? ¿Cómo definirías vuestra relación? Yo conozco a Pepín Tré desde mucho antes de que él reparara en mi existencia. Luego ya coincidimos en la Guerra de Secesión, en el primer rodaje de los Lumière y en la inauguración del acelerador de partículas de Ginebra. Nuestra relación es la típica entre aparejadores.

En tus intervenciones televisivas destacas por tu habilidad para relacionar casi cualquier tema con el sexo. Sin embargo, este espectáculo tira por otros derroteros como la exploración de la España cañí, ¿es un show para todos los públicos? Hombre, por favor, eso ni se pregunta, este espectáculo es para todos los públicos, faltaría más! No discriminamos a nadie, permitimos la entrada a todo tipo de bípedos. Sólo pedimos respeto. Y que no exijan la devolución del importe de la entrada al finalizar el show.

A lo tonto Ilustres Ignorantes aguanta y aguanta en antena ¿acabará teniendo más temporadas que “Cuéntame”? No sé qué decirte, y no porque no prevea una lozana longevidad para Ilustres, sino por la ventaja temporal que nos lleva la serie de Herminia y compañía. A esos no hay quien los pare, los veo capaces de saltar al futuro y marcar el camino a las nuevas generaciones convertidos en los Supersónicos en vez de en los Alcántara.Texto de Roberto González. Fotografía de Jesús Aparicio. Cartel de Pedro Vera.

cartelPepe

Deja un comentario