My Twitter Feed

September 23, 2020

NOTICIAS FLASH:

Pablo Ríos. Multiplicando panes y peces. -

viernes, agosto 14, 2020

Belako. Grandes crisis y pequeños dramas. -

jueves, julio 30, 2020

Nize. Dándolo todo. -

jueves, julio 30, 2020

Oreka TX. Reinventando la tradición. -

jueves, julio 30, 2020

Getxophoto, según el comisario JON URIARTE. -

jueves, julio 30, 2020

Twinterview a Álvaro Ortiz. -

jueves, julio 30, 2020

El humor absurdo, según MERY CUESTA. -

jueves, julio 30, 2020

Kutxa Kultur Kanta. Un tema a seis bandas. -

jueves, julio 30, 2020

Cruz de Navajas. Mecano: Siglo XXI. -

jueves, julio 30, 2020

Icíar Bollaín. Para amarme y respetarme. -

miércoles, julio 29, 2020

Ángeles Reiné. A Putin no le gustará esta película. -

miércoles, julio 29, 2020

Saida Benzal. Dos chonis en Malasaña. -

miércoles, julio 29, 2020

Narita Boy. Apuntando al corazón de la nostalgia. -

miércoles, julio 29, 2020

Charles Forsman. Del cómic indie a Netflix. -

miércoles, julio 29, 2020

Irene Márquez. A ver qué dices. -

miércoles, julio 29, 2020

La crisis del milenial. Vamos a reírnos de nuestras penas. -

miércoles, julio 29, 2020

Edificio de viviendas Glas Eraikuntza. Luz marina y matizada. -

miércoles, julio 29, 2020

Tecnología. -

miércoles, julio 29, 2020

Moda: ¿Playa o piscina? -

miércoles, julio 29, 2020

Izaro. Tras el Tiempo Ausente. -

domingo, junio 7, 2020

Zinebi Express 2016 El número del misterio.

fotogramaparaaux

“58” fue el tema escogido para el festival Zinebi Express en homenaje a la 58ª edición del veterano certamen de cortometrajes. Los ganadores del premio AUX se devanaron los sesos para plantear una historia de terror en el hospital abandonado de Santa Marina. Su título es “Marcado de por vida”. Hablamos con su director, Ander García.

¿Habéis participado y/o ganado en otros concursos? Con la clase participamos el mes pasado en el Xprest Aux de Zinemakumeak Gara! Pero sólo eso porque básicamente hemos empezado a estudiar audiovisuales en Erandio. Sólo que allí estábamos divididos en varios grupos. Hicimos los titulados “¿Amigas?” , “Recuerdo grabado” y “Cable azul”, entre otros.
¿De dónde viene vuestro interés por el cine? Como explicaba antes, estudiamos realización de productos audiovisuales en Tartanga, el instituto de grado superior de Erandio. En nuestro tiempo libre nos interesa el cine.
¿Os costó mucho dar con la idea a partir del tema de este año? Al principio sí porque era un tema muy abierto que daba para muchas cosas. Yo vi ese tema y pensé que había que tratar de hacer algo un poco diferente. Conseguimos que fuera más o menos el único corto de miedo, por así decirlo. Pero sí, con lo de “58” nos encontrábamos allí en casa de un amigo buscando un versículo 58 en la Biblia y cosas así…Fuimos probando cosas hasta desarrollar una idea.
¿Os gusta especialmente el cine de terror? A mí personalmente no me gusta nada el cine de terror. No lo suelo ver. En el grupo en general no hay muchos aficionados al género de terror. Fue simplemente la idea que surgió.
¿De qué medios dispusisteis? Tenéis un movimiento de cámara bastante espectacular con un dron. Para grabar en general usamos una canon 7D de mi propiedad y sí, hay un plano que está hecho con un dron que es de otro chico del grupo. Ya que disponíamos de algo así pensamos que sería bastante chulo hacer un plano de ese tipo en algún momento y lo hicimos cuando entran en el hospital psiquiátrico abandonado para generar algo de misterio sobre el lugar.
También hay algún efecto de posproducción interesante, como una transición que empleáis al comienzo. Sí, de eso se encargaron los chicos que editaron, Edu Arina e Ibai Mielgo, que controlan bastante de After Effects. En lo de la transición no sabíamos cómo explicar que llegaban de la cafetería al hospital. Al principio pensamos en grabar alguna escena en un coche pero finalmente decidimos establecer esa transición usando un árbol y una señal.
¿Teníais clara la localización desde el principio? En cuanto se nos ocurrió la idea de hacer un corto de terror empleamos Google Maps para comprobar si el hospital de Santa Marina, encima de Otxaorkoaga, estaba dentro de los límites municipales de Bilbao que era una de las bases del concurso, y como resultó que sí fuimos a rodar allí de cabeza al día siguiente.
¿Seguiréis en la brecha de los cortometrajes en el futuro? Seguramente. Estamos pensando en presentarnos todos a un festival de cortos que se hace en Durango, también de cine exprés. En el futuro ya nos dedicaremos a proyectos personales. Texto de Roberto González.

Deja un comentario