My Twitter Feed

September 19, 2020

NOTICIAS FLASH:

Pablo Ríos. Multiplicando panes y peces. -

viernes, agosto 14, 2020

Belako. Grandes crisis y pequeños dramas. -

jueves, julio 30, 2020

Nize. Dándolo todo. -

jueves, julio 30, 2020

Oreka TX. Reinventando la tradición. -

jueves, julio 30, 2020

Getxophoto, según el comisario JON URIARTE. -

jueves, julio 30, 2020

Twinterview a Álvaro Ortiz. -

jueves, julio 30, 2020

El humor absurdo, según MERY CUESTA. -

jueves, julio 30, 2020

Kutxa Kultur Kanta. Un tema a seis bandas. -

jueves, julio 30, 2020

Cruz de Navajas. Mecano: Siglo XXI. -

jueves, julio 30, 2020

Icíar Bollaín. Para amarme y respetarme. -

miércoles, julio 29, 2020

Ángeles Reiné. A Putin no le gustará esta película. -

miércoles, julio 29, 2020

Saida Benzal. Dos chonis en Malasaña. -

miércoles, julio 29, 2020

Narita Boy. Apuntando al corazón de la nostalgia. -

miércoles, julio 29, 2020

Charles Forsman. Del cómic indie a Netflix. -

miércoles, julio 29, 2020

Irene Márquez. A ver qué dices. -

miércoles, julio 29, 2020

La crisis del milenial. Vamos a reírnos de nuestras penas. -

miércoles, julio 29, 2020

Edificio de viviendas Glas Eraikuntza. Luz marina y matizada. -

miércoles, julio 29, 2020

Tecnología. -

miércoles, julio 29, 2020

Moda: ¿Playa o piscina? -

miércoles, julio 29, 2020

Izaro. Tras el Tiempo Ausente. -

domingo, junio 7, 2020

Dance Electronic Music. Historia y cultura de la electrónica.

manu-gonzalez-brais-g-rouco

El periodista Manu González presenta un ambicioso trabajo que recorre la historia de la música electrónica desde sus inicios hace casi cuarenta años hasta las últimas tendencias. Hablamos con él sobre uno de los movimientos culturales más multitudinarios de las dos últimas generaciones.

Techno, Acid House, Drum ‘n’ Bass, Electro, Minimal, Dubstep,… la proliferación de estilos dentro de la escena electrónica ha sido continua a lo largo de las últimas décadas, ¿hasta qué punto la evolución de este género está influenciada por el desarrollo tecnológico aplicado a los instrumentos musicales? Es fundamental. Sin el desarrollo tecnológico no existiría la música electrónica que conocemos. En el libro desarrollo la teoría que la música electrónica de baile está influida principalmente por el club (que es donde el DJ pincha los temas más nuevos), los instrumentos (que crean esa música) y las drogas (que crean el concepto de comunidad).
Detroit, Berlín, Ibiza… los centros de creación y consumo más importantes de estos estilos parecen claros, pero, ¿existe alguna ciudad en la que haya habido una escena electrónica importante en la que no se haya reparado demasiado? Muchas, desde Goa en la India, pasando por sitios como Manchester, que fue donde comenzó el culto a la música electrónica en Inglaterra pero, como muchas veces pasa en UK, hasta que en Londres no se enteraron no comenzó la edad dorada de las raves inglesas. Otra ciudad importantísima es Rotterdam, cuna del Hardcore Techno e influyente en casi toda la cultura rave inglesa, el llamado continuum hardcore, desde los tiempos del Breakbeat primigenio pasando por el Jungle hasta llegar al UK Garage y el Dubstep.
La música electrónica de baile está ligada a una cultura del hedonismo, a una escena de fiestas multitudinarias en la que miles de personas se sumergen en un estado de euforia colectiva, una euforia que se suele asociar al consumo de drogas, ¿es injusta esta asociación? Forma parte del hedonismo, sin lugar a dudas. Pero evadirse de la realidad no deja de ser una opción política como cualquier otra. En un principio, los clubs en Chicago como The Warehouse o Paradise Garage en Nueva York (el germen del House) estaba lleno de homosexuales negros y otras minorías que buscaban un sitio donde reunirse cada fin de semana y huir de la dura realidad y los prejuicios a los que se enfrentaban cada día. La música disco nunca fue importante para el público blanco sino para minorías latinas, ítalo-americanas o negras. Las primeras raves inglesas estaban hechas por jóvenes currantes de barrio que iban a evadirse de la triste realidad de la época Thatcher. No conozco ningún estilo de música electrónica de baile que haya nacido en una multinacional o promovido por las élites.
¿A tu entender, qué movimiento, artístico o social, suceso, grupo o disco ha supuesto el mayor hito dentro de la música electrónica de baile? En Inglaterra, existe un antes y un después de The KLF y sus primeros hits. Fue como la bendición comercial de la música electrónica de baile. En Europa no sucedió a tan gran escala hasta Daft Punk y su primer disco.
¿Cabe reivindicar aquella Ruta del Bakalao de finales de los ochenta y principios de los noventa como parte de este género? ¡Claro! Es el único estilo nacido en España, y durante mucho tiempo, junto al Sonido Sabadell (productores que hacían ítalo-disco a mediados de los ochenta), fue de las pocas factorías de música electrónica de baile de toda la Península. Texto de David Tijero. Fotografía de Brais G Rouco.

Deja un comentario