My Twitter Feed

October 1, 2020

NOTICIAS FLASH:

Pablo Ríos. Multiplicando panes y peces. -

viernes, agosto 14, 2020

Belako. Grandes crisis y pequeños dramas. -

jueves, julio 30, 2020

Nize. Dándolo todo. -

jueves, julio 30, 2020

Oreka TX. Reinventando la tradición. -

jueves, julio 30, 2020

Getxophoto, según el comisario JON URIARTE. -

jueves, julio 30, 2020

Twinterview a Álvaro Ortiz. -

jueves, julio 30, 2020

El humor absurdo, según MERY CUESTA. -

jueves, julio 30, 2020

Kutxa Kultur Kanta. Un tema a seis bandas. -

jueves, julio 30, 2020

Cruz de Navajas. Mecano: Siglo XXI. -

jueves, julio 30, 2020

Icíar Bollaín. Para amarme y respetarme. -

miércoles, julio 29, 2020

Ángeles Reiné. A Putin no le gustará esta película. -

miércoles, julio 29, 2020

Saida Benzal. Dos chonis en Malasaña. -

miércoles, julio 29, 2020

Narita Boy. Apuntando al corazón de la nostalgia. -

miércoles, julio 29, 2020

Charles Forsman. Del cómic indie a Netflix. -

miércoles, julio 29, 2020

Irene Márquez. A ver qué dices. -

miércoles, julio 29, 2020

La crisis del milenial. Vamos a reírnos de nuestras penas. -

miércoles, julio 29, 2020

Edificio de viviendas Glas Eraikuntza. Luz marina y matizada. -

miércoles, julio 29, 2020

Tecnología. -

miércoles, julio 29, 2020

Moda: ¿Playa o piscina? -

miércoles, julio 29, 2020

Izaro. Tras el Tiempo Ausente. -

domingo, junio 7, 2020

Kevin Morby. Singing Saw, 100% Morby.

kevinmorby

El artista tejano Kevin Morby (1988) ya no es un desconocido para el público europeo. Su rock & roll al más puro estilo sureño ha calado hondo en el viejo continente. Tras un años de carretera y estudio, regresa con su tercer trabajo, Singing Saw. Un álbum que trae los mejores sonidos folk de la música americana.

Después de varios años involucrado en diferentes bandas, 2013 fue un punto de inflexión para Kevin Morby. Era habitual verle rodeado de otros artistas y compañeros hasta entonces. Ese año Morby decidió comenzar su carrera en solitario.

“Quería tener el control total de la música que producía y un proyecto en solitario te permite gozar de esa última libertad”, señala Morby. Así describe los principales argumentos que le llevaron a romper con su grupo de entonces, The Babies, y a iniciar una carrera basada en sus propias convicciones y sentimientos.

Pero no todo ha sido un camino de rosas. “Te encuentras con aspectos positivos y negativos cuando tomas una decisión como ésta”, reconoce. En cualquier caso, Morby afirma que es “una experiencia muy enriquecedora” que no hubiese podido vivir si siguiese bajo la disciplina de una banda como antaño.

De esta forma, Morby regresó al pasado, a sus diez años, a los primeros acordes, al tiempo al que le regalaron su primera guitarra por Navidades. “Desde entonces comencé a tocar y a componer canciones”, destaca el músico estadounidense.

A esa soledad es a la que ha regresado casi dos décadas después. “Ahora escribo durante mucho más tiempo sólo. Le doy mil vueltas a todo antes de presentarle el proyecto a una banda o productor”, describe. Así, afirma, es como puede sacar temas que le pertenecen “al cien por cien”.

Así y rodeado de instrumentos y melodías, que le permiten experimentar con sus ideas. Su ‘modus operandi’ se basa en “escribir canciones a todas horas”, mientras toca diferentes instrumentos o escucha diferentes influencias. Sus favoritas: “Bob Dylan, Leonard Cohen, Lou Reed, Patti Smith… y una larga lista”.

Toda esa mezcla representa a la perfección a Morby. Un cien por cien Morby que lleva reflejado su último trabajo Singing Saw, presentado en abril 2016. El músico afirma que este disco es su mejor caricatura “hasta la fecha”.

Una caricatura, basada en “el rock & roll” que pretende transmitir en su próxima gira por Europa, donde dice que siempre le ha sido “más fácil” triunfar, en comparación con América. ¿Lo volverá a hacer en esta ocasión? La respuesta el miércoles 23 de noviembre en el Antzokia. Texto de Adrián Blanco.

Deja un comentario