My Twitter Feed

November 15, 2019

NOTICIAS FLASH:

Gin MG RINDE HOMENAJE A EUSKADI. -

lunes, octubre 14, 2019

Alice Waddington. Jaulas de oro. -

martes, octubre 1, 2019

El Universo Marvel, según DANI LAGI. -

lunes, septiembre 30, 2019

Twinterview a Paula Púa. -

lunes, septiembre 30, 2019

El regreso de los facsímiles, según PROEZAS FANZINE. -

lunes, septiembre 30, 2019

Frozen 2. Más allá de Arendelle. -

lunes, septiembre 30, 2019

Zombieland: Mata y remata. ¡De vuelta al Apocalipsis! -

lunes, septiembre 30, 2019

Leticia Dolera. El mundo del revés. -

lunes, septiembre 30, 2019

La canción humorística, según IBON BELANDIA -

lunes, septiembre 30, 2019

Kim Lenz. Tras las huellas de las pioneras. -

lunes, septiembre 30, 2019

Cala Vento. Dos son multitud. -

lunes, septiembre 30, 2019

Nikki Hill. Música de raíces…felinas. -

lunes, septiembre 30, 2019

El Reno Renardo. Hicieron la grulla de Karate Kid. -

lunes, septiembre 30, 2019

Deje su mensaje después de la señal. Como la vida misma. -

lunes, septiembre 30, 2019

El sentido del humor: Dos tontos y yo. La risa siempre está ahí. -

lunes, septiembre 30, 2019

Horror. Nuestros miedos más profundos. -

lunes, septiembre 30, 2019

De Delacroix a Beckmann. Impresionismo alemán. -

lunes, septiembre 30, 2019

Fotopop Weekend. La fiesta de la fotografía en Barakaldo. -

lunes, septiembre 30, 2019

Tecnología. -

lunes, septiembre 30, 2019

Moda. Para él/Para ella. -

lunes, septiembre 30, 2019

Juan Cavestany. Contagio emocional.

cartel esa sensacion_web(1)

Una mujer se enamora de una rotonda. Un hijo no entiende el comportamiento de su padre. Un grupo de amigos se contagia del virus de la inoportunidad. Sensaciones que retrata la nueva película de Juan Cavestany (“Gente en sitios”), Julián Gennison y Pablo Hernando, una experiencia inclasificable.

La idea de hacer esta película vino de tu parte pero tengo entendido que la primera historia que surgió fue la de Pablo Hernando, sobre la mujer que se enamora de objetos.

Sí, surgió primero aunque paralelamente había una inquietud expresada por Julian Genisson que era la pregunta ¿me lo estoy pasando bien? Que había formulado él en el contexto de una obra de teatro que habíamos hecho hace un par de años. Queríamos hacer algo con esa pregunta. Apareció también la idea de Pablo Hernando que era muy concreta y venía de un documental que había visto él. Así que ya había dos historias claras, la de una mujer que se enamoraba de objetos y otra de gente que no está contenta con sus emociones o no sabe lo que siente. En último término llegó la historia de Julián que iba sobre la fe y la religión y parecía complementar muy bien las otras dos cosas. El amor, la voluntad y la fe.

El conjunto funciona muy bien. ¿Crees que la banda sonora contribuye a unir las tramas?

Pienso que lo que más une y amalgama las historias es la propia ausencia de un hilo común. Si hubieramos intentado uniformar el estilo o buscar puntos en común se nos habría notado la mano y hubiera sido insuficiente u obvio. Cuando no hay nada de eso y los cortes son violentos y las asociaciones están pendientes de un hilo todo parece más coherente.

Todas las historias parten de algo real, por extraño que parezca.

El tema de los hombres y mujeres que se relacionan con objetos es algo real y está documentado, pero no es habitual. Las conversiones tardías a la fe también son algo excepcional. Se suelen contar más las historias de la pérdida de la fe. Y luego el tema de la inoportunidad está mirado con el microscopio y algo estilizado. La sensación de habernos equivocado o haber quedado mal puede durar días en la cabeza de uno.

La película tiene un humor muy particular que se basa en que los personajes lo viven todo muy en serio. ¿Queréis que el público la perciba como comedia?

Hay públicos muy diferentes, muy variopintos. Hay público muy educado y público muy adocenado también. Esta película apunta a un sitio complicado pero no creemos que la película sea complicada. Creemos que es una comedia muy asequible y gramaticalmente explicada de una forma que se entiende muy bien. Pero sí que es una película demasiado ligera para ser una película de autor y demasiado densa para ser considerada de consumo masivo. La película en sí es una comedia comprometida con las dificultades de la soledad y de la existencia. Se resalta mucho el surrealismo de la película y nos inquieta mucho esto porque creemos que es sólo uno de los temas de la película.

¿Os sentís influidos por el humor incómodo de The Office o las películas de Todd Solondz?

Como imaginarás claro que hemos mamado todo eso y devoramos los libros de Miguel Noguera cuando salen y creo que uno consume lo que hay en el momento. Desde mucho antes del posthumor y de Ricky Gervais hay un humor que nació después del surrealismo, que es el humor del siglo veinte y el humor que surge en un mundo caótico, que viene también de Kafka, y que surge de la dificultad de la supervivencia en un mundo acelerado. Es el absurdo que es algo que también tiene muchos años.

Un ejemplo de humor extraño es la escena del ginecólogo.

Marca la película porque hay una excusa argumental que es que se supone que hay un virus que contagia el decir o hacer algo inapropiado. Se supone que este ginecólogo ha sido contagiado y hace algo totalmente impropio, aunque no queda claro porque hay una inverificabilidad (perdón por la palabra) porque no se sabe qué ha pasado. Podría haber hecho la foto y haberla borrado. También podría no haberla hecho, pero tiene toda la pinta de que sí cuando ves las otras fotos que ha hecho el tipo te puedes imaginar que seguramente sí la ha hecho. Nunca he hecho una cosa así pero si tengo una tendencia a hacer fotos de gente que me fascina por la calle así que igual también hay algo de eso en esa escena.

Uno de los posters y los títulos de crédito son de Nacho García. Es un dibujo rarísimo pero que encaja con la idea de representar sensaciones.

Yo no le conocía. Le conocía Julián y nos enseñó algunos de sus dibujos. Nos pareció que era un estilo inclasificable, entre muy estridente y muy chocante y a la vez muy elemental. Le contamos un poco la película y le hablamos de referencias a nivel de ilustración. Le dejamos el concepto de lo que tú has dicho, que intentara representar de una manera abstracta y a la vez figurativa las sensaciones. Hizo dos versiones y en la segunda lo clavó. Era esta cosa de que fuera a la vez atractivo y difícil de mirar. Es un cartel insólito y rarísimo que nos gustó muchísimo. Con la distribuidora acordamos tener otro póster alternativo, no sé si llamarlo más convencional, pero bueno circulan los dos por ahí.

esasensacion

¿Qué piensas de la etiqueta del cine low cost? ¿Sientes que hay un grupo de directores y actores unidos en este grupo al margen?

Entiendo que hay que nombrar las cosas. Hay unos cuantos que hacen cine de autor y luego otros que están en la industria. Nosotros tenemos la sensación de estar entre dos mundos, como te decía al principio. Ahora en España hay un cine muy variopinto y muchas formas de hacer las pelis. Hay muchísimos actores buenos y todos los que han trabajado en la película son poco conocidos pero están muy activos en teatro, en cine…no sé de que es representativa la película si te soy sincero.

También ayuda a este tipo de cine el cambio de los medios de distribución.

Sí, la película está teniendo un estreno en salas gradual y muy artesanal. El plan es intentar que aguante. Combinar los pases en sala con la vida en festivales. También estará disponible online. Habrá el público que haya para esta película, que será poco, pero que el que quiera verla pueda hacerlo.

“Gente en sitios” contó con un reparto de actores muy famosos. ¿Existe alguna razón por la que en esa película utilizaras a esos grandes nombres y en esta optes por caras menos conocidas?

Las dos películas han tenido el mismo presupuesto que es cero. Se han hecho prácticamente sin dinero. Han sido iniciativas mías o, en este caso de Pablo, Julián y yo, pero no hemos intentado engañar a nadie. La gente podía participar si consideraban que esas condiciones eran aceptables. “Gente en sitios” por una cuestión meramente espontánea se fue llenando de gente muy conocida, simplemente porque me dio por ahí. Aunque también se combinaba con gente poco conocida y no actores. Pero no hubo un planteamiento de usar el reparto para que la película la viera más gente porque realmente la vio muy poca gente. Son películas muy similares, el hecho de que el reparto sea más o menos conocido es circunstancial. En este caso ha sido más manejable hacerlo con gente cercana.

Texto de Roberto González.

Deja un comentario