My Twitter Feed

September 20, 2020

NOTICIAS FLASH:

Pablo Ríos. Multiplicando panes y peces. -

viernes, agosto 14, 2020

Belako. Grandes crisis y pequeños dramas. -

jueves, julio 30, 2020

Nize. Dándolo todo. -

jueves, julio 30, 2020

Oreka TX. Reinventando la tradición. -

jueves, julio 30, 2020

Getxophoto, según el comisario JON URIARTE. -

jueves, julio 30, 2020

Twinterview a Álvaro Ortiz. -

jueves, julio 30, 2020

El humor absurdo, según MERY CUESTA. -

jueves, julio 30, 2020

Kutxa Kultur Kanta. Un tema a seis bandas. -

jueves, julio 30, 2020

Cruz de Navajas. Mecano: Siglo XXI. -

jueves, julio 30, 2020

Icíar Bollaín. Para amarme y respetarme. -

miércoles, julio 29, 2020

Ángeles Reiné. A Putin no le gustará esta película. -

miércoles, julio 29, 2020

Saida Benzal. Dos chonis en Malasaña. -

miércoles, julio 29, 2020

Narita Boy. Apuntando al corazón de la nostalgia. -

miércoles, julio 29, 2020

Charles Forsman. Del cómic indie a Netflix. -

miércoles, julio 29, 2020

Irene Márquez. A ver qué dices. -

miércoles, julio 29, 2020

La crisis del milenial. Vamos a reírnos de nuestras penas. -

miércoles, julio 29, 2020

Edificio de viviendas Glas Eraikuntza. Luz marina y matizada. -

miércoles, julio 29, 2020

Tecnología. -

miércoles, julio 29, 2020

Moda: ¿Playa o piscina? -

miércoles, julio 29, 2020

Izaro. Tras el Tiempo Ausente. -

domingo, junio 7, 2020

Nina Agustí. Pura energía sobre el escenario.

Nina

Desde su estreno en Londres hace 17 años, Mamma Mia! se ha convertido en un fenómeno a nivel mundial que consigue que cada noche más de 10.000 personas compartan una experiencia única y común: reír, cantar y bailar desde su butaca contagiados por el buen ritmo y la magia de las canciones de ABBA interpretadas por Nina Agustí.
¿Qué siente una al representar una obra considerada como un fenómeno mundial? Es un auténtico privilegio. Me siento una persona realmente afortunada no solo de formar parte de la historia de Mamma Mia!, sino también de haber podido trabajar con todo el equipo artístico que ha hecho posible este fenómeno mundial. A un actor, por lo menos a un actor español, estas cosas le suceden una vez o ninguna (más bien ninguna) en su carrera. De modo que soy muy consciente del privilegio que significa pisar cada noche la taberna griega y compartir MM con los miles de espectadores que vienen a disfrutar de este fenómeno.
En el estreno del musical de Londres el público continuó cantando y bailando una vez la obra hubo acabado. ¿Te ha pasado esto alguna vez? Eso es algo que sucede cada día, función tras función. En los casi ocho años que llevo representando Mamma Mia! no ha habido ni una sola función en la que el público no haya terminado de pie bailando, cantando y lo mejor de todo, con una sonrisa de oreja a oreja. Lo que más me gusta es ver a gente mayor, muy mayor, haciendo el esfuerzo por levantarse de la butaca y bailar. Eso no tiene precio.
Antes de ser la protagonista del musical, ¿ya eras fan de las canciones de ABBA? Conozco las canciones de ABBA y han formado parte de la banda sonora de mi infancia pero no he descubierto su riqueza musical hasta que las he trabajado desde la perspectiva interpretativa en MM.
Quien asista al musical podrá disfrutar de un gran espectáculo. Pero, ¿cómo se vive el comienzo de cada actuación desde detrás del telón? Se vive con emoción y respeto al público. Es impresionante cruzar el escenario con el telón abajo y sentir el rugido de una platea a reventar. MM sigue rompiendo su propio techo y eso nos impresiona a todos los que nos subimos cada noche a escena. Por lo demás, nuestro día a día es muy rutinario y disciplinado. Los actores somos atletas y debemos cuidar nuestra forma física, sueño y alimentación. De lo contrario es difícil poder rendir al 100% y hay peligro de que surjan lesiones.
El 30 de junio Donostia podrá disfrutar del espectáculo. ¿Añadís algo nuevo en cada show? La ilusión renovada por llegar a una nueva ciudad que sabemos que espera el musical con los brazos abiertos. Eso es lo que se renueva. El musical no debe tocar ni retocar absolutamente nada. De hecho, esa es la grandeza del teatro, ser capaz de hacer cada noche exactamente lo mismo pero como si fuera la primera vez. De todas formas, Donostia va a ver un nuevo elenco. Nando González y yo somos los únicos actores principales que repetimos. Donostia va a poder disfrutar de dos grandes actrices, Eva Diago y Olga Hueso que intepretan a Tania y Rose (Las Dynamo) además del resto de ‘padres’ Paul Berrondo y Albert Muntañola, Carlos Díaz en el papel de Sky y una Sophie extraordinaria: Clara Altarriba.
Actriz, cantante, profesora de pilates, logopeda, futura fisioterapeuta y además escritora. Cuando eras niña, ¿qué decías que querías ser de mayor? Cuando de niña me preguntaban qué quería ser de mayor, respondía “yo soy cantante”. La ayuda incondicional de mis padres y saber a ciencia cierta cuál era mi vocación, hizo que cultivara las habilidades para la música con las que nací. Más tarde, la propia trayectoria profesional me ha llevado de forma natural a explorar otros ámbitos. Combino mi vertiente artística con la pedagógica. Hace dos años y medio abrí las puertas de NinaStudio, un centro pionero en España (y me atrevería a decir que en Europa) de pilates y voz. Nuestra razón de ser es la educación, el entrenamiento y la rehabilitación de la voz con visión holística. Y además de todo esto escribo. Sí. Es mi gran pasión y es además el campo donde puedo plasmar y sistematizar todo los conocimientos adquiridos sumados a mi experiencia artística. Mi primer libro, “Con voz propia”, es un homenaje a mi oficio de actriz y a la voz, ese instrumento que me ha permitido comunicarme con el público y compartir con él momentos imborrables.
Llevas a las espaldas 34 años de un oficio agotador y sigues llena de energía. ¿Con qué seguirás entreteniendo y asombrando al público? ¡La energía me la da el público! Subir a un escenario es algo realmente terapéutico y mientras el cuerpo y la voz estén en forma seguiré pisando escenario. Además de dos musicales que me esperan cuando termine ¡Mamma Mia! estoy trabajando en otros ámbitos de actuación. En el campo empresarial, el próximo otoño abriré un NinaStudio en Barcelona y mi objetivo es abrir centros en algunas ciudades de España en los próximos diez años. Estoy preparando mi segundo libro que saldrá también en otoño. En el ámbito pedagógico me encuentro en pleno proceso de desarrollo y sistematización de mi propio método de entrenamiento vocal, cuya publicación verá la luz en el 2017. Así que hay que coger fuerzas, dormir mucho y bien, alimentarse correctamente y hacer mucho ejercicio porque planes de futuro no me faltan. Pero de momento el plan más importante es culminar con salud y éxito la gira de MM. Texto de Nerea Ruiz.

Deja un comentario