My Twitter Feed

February 3, 2023

NOTICIAS FLASH:

La Bien Querida. El (des)amor es la salsa de la vida. -

jueves, febrero 2, 2023

Rodrigo Cuevas. Al calor de la zarzuela. -

jueves, febrero 2, 2023

Los Chikos del Maíz. Un futuro de pan y rosas. -

jueves, febrero 2, 2023

Pájaro. Remontando el vuelo. -

jueves, febrero 2, 2023

Shinova. Cuando la suerte viene acompañada de trabajo. -

jueves, febrero 2, 2023

Alice Wonder. Sentimiento, emoción y verdad. -

miércoles, febrero 1, 2023

Santero y los muchachos. En clave de bar. -

miércoles, febrero 1, 2023

Anabel Lee. Eclécticos y personales. -

miércoles, febrero 1, 2023

Yarin. Danza entre culturas. -

miércoles, febrero 1, 2023

Inés Hernand. Comedia digerible. -

miércoles, febrero 1, 2023

Arnatz Puertas. Aprendiendo del pasado. -

miércoles, febrero 1, 2023

Las que limpian. Reivindicando desde la sátira. -

miércoles, febrero 1, 2023

25 años de Bilborock según Itxaso Erroteta, Concejala de Juventud y Deporte. -

miércoles, febrero 1, 2023

Los Oscar y la animación, según Joanna Quinn y Les Mills. -

miércoles, febrero 1, 2023

Bodega Beronia Rioja. Ollauri. La Rioja. Cosechando premios. -

miércoles, febrero 1, 2023

Tecnología. -

miércoles, febrero 1, 2023

Moda. Temporada de nieve. -

miércoles, febrero 1, 2023

Arima Soul. Alma afro y euskaldun. -

miércoles, noviembre 30, 2022

Lukiek. Abriendo camino. -

miércoles, noviembre 30, 2022

Doctor Deseo. La fiesta de los “maquetos”. -

miércoles, noviembre 30, 2022

Nina Agustí. Pura energía sobre el escenario.

Nina

Desde su estreno en Londres hace 17 años, Mamma Mia! se ha convertido en un fenómeno a nivel mundial que consigue que cada noche más de 10.000 personas compartan una experiencia única y común: reír, cantar y bailar desde su butaca contagiados por el buen ritmo y la magia de las canciones de ABBA interpretadas por Nina Agustí.
¿Qué siente una al representar una obra considerada como un fenómeno mundial? Es un auténtico privilegio. Me siento una persona realmente afortunada no solo de formar parte de la historia de Mamma Mia!, sino también de haber podido trabajar con todo el equipo artístico que ha hecho posible este fenómeno mundial. A un actor, por lo menos a un actor español, estas cosas le suceden una vez o ninguna (más bien ninguna) en su carrera. De modo que soy muy consciente del privilegio que significa pisar cada noche la taberna griega y compartir MM con los miles de espectadores que vienen a disfrutar de este fenómeno.
En el estreno del musical de Londres el público continuó cantando y bailando una vez la obra hubo acabado. ¿Te ha pasado esto alguna vez? Eso es algo que sucede cada día, función tras función. En los casi ocho años que llevo representando Mamma Mia! no ha habido ni una sola función en la que el público no haya terminado de pie bailando, cantando y lo mejor de todo, con una sonrisa de oreja a oreja. Lo que más me gusta es ver a gente mayor, muy mayor, haciendo el esfuerzo por levantarse de la butaca y bailar. Eso no tiene precio.
Antes de ser la protagonista del musical, ¿ya eras fan de las canciones de ABBA? Conozco las canciones de ABBA y han formado parte de la banda sonora de mi infancia pero no he descubierto su riqueza musical hasta que las he trabajado desde la perspectiva interpretativa en MM.
Quien asista al musical podrá disfrutar de un gran espectáculo. Pero, ¿cómo se vive el comienzo de cada actuación desde detrás del telón? Se vive con emoción y respeto al público. Es impresionante cruzar el escenario con el telón abajo y sentir el rugido de una platea a reventar. MM sigue rompiendo su propio techo y eso nos impresiona a todos los que nos subimos cada noche a escena. Por lo demás, nuestro día a día es muy rutinario y disciplinado. Los actores somos atletas y debemos cuidar nuestra forma física, sueño y alimentación. De lo contrario es difícil poder rendir al 100% y hay peligro de que surjan lesiones.
El 30 de junio Donostia podrá disfrutar del espectáculo. ¿Añadís algo nuevo en cada show? La ilusión renovada por llegar a una nueva ciudad que sabemos que espera el musical con los brazos abiertos. Eso es lo que se renueva. El musical no debe tocar ni retocar absolutamente nada. De hecho, esa es la grandeza del teatro, ser capaz de hacer cada noche exactamente lo mismo pero como si fuera la primera vez. De todas formas, Donostia va a ver un nuevo elenco. Nando González y yo somos los únicos actores principales que repetimos. Donostia va a poder disfrutar de dos grandes actrices, Eva Diago y Olga Hueso que intepretan a Tania y Rose (Las Dynamo) además del resto de ‘padres’ Paul Berrondo y Albert Muntañola, Carlos Díaz en el papel de Sky y una Sophie extraordinaria: Clara Altarriba.
Actriz, cantante, profesora de pilates, logopeda, futura fisioterapeuta y además escritora. Cuando eras niña, ¿qué decías que querías ser de mayor? Cuando de niña me preguntaban qué quería ser de mayor, respondía “yo soy cantante”. La ayuda incondicional de mis padres y saber a ciencia cierta cuál era mi vocación, hizo que cultivara las habilidades para la música con las que nací. Más tarde, la propia trayectoria profesional me ha llevado de forma natural a explorar otros ámbitos. Combino mi vertiente artística con la pedagógica. Hace dos años y medio abrí las puertas de NinaStudio, un centro pionero en España (y me atrevería a decir que en Europa) de pilates y voz. Nuestra razón de ser es la educación, el entrenamiento y la rehabilitación de la voz con visión holística. Y además de todo esto escribo. Sí. Es mi gran pasión y es además el campo donde puedo plasmar y sistematizar todo los conocimientos adquiridos sumados a mi experiencia artística. Mi primer libro, “Con voz propia”, es un homenaje a mi oficio de actriz y a la voz, ese instrumento que me ha permitido comunicarme con el público y compartir con él momentos imborrables.
Llevas a las espaldas 34 años de un oficio agotador y sigues llena de energía. ¿Con qué seguirás entreteniendo y asombrando al público? ¡La energía me la da el público! Subir a un escenario es algo realmente terapéutico y mientras el cuerpo y la voz estén en forma seguiré pisando escenario. Además de dos musicales que me esperan cuando termine ¡Mamma Mia! estoy trabajando en otros ámbitos de actuación. En el campo empresarial, el próximo otoño abriré un NinaStudio en Barcelona y mi objetivo es abrir centros en algunas ciudades de España en los próximos diez años. Estoy preparando mi segundo libro que saldrá también en otoño. En el ámbito pedagógico me encuentro en pleno proceso de desarrollo y sistematización de mi propio método de entrenamiento vocal, cuya publicación verá la luz en el 2017. Así que hay que coger fuerzas, dormir mucho y bien, alimentarse correctamente y hacer mucho ejercicio porque planes de futuro no me faltan. Pero de momento el plan más importante es culminar con salud y éxito la gira de MM. Texto de Nerea Ruiz.

Deja un comentario