My Twitter Feed

August 3, 2020

NOTICIAS FLASH:

Belako. Grandes crisis y pequeños dramas. -

jueves, julio 30, 2020

Nize. Dándolo todo. -

jueves, julio 30, 2020

Oreka TX. Reinventando la tradición. -

jueves, julio 30, 2020

Getxophoto, según el comisario JON URIARTE. -

jueves, julio 30, 2020

Twinterview a Álvaro Ortiz. -

jueves, julio 30, 2020

El humor absurdo, según MERY CUESTA. -

jueves, julio 30, 2020

Kutxa Kultur Kanta. Un tema a seis bandas. -

jueves, julio 30, 2020

Cruz de Navajas. Mecano: Siglo XXI. -

jueves, julio 30, 2020

Icíar Bollaín. Para amarme y respetarme. -

miércoles, julio 29, 2020

Ángeles Reiné. A Putin no le gustará esta película. -

miércoles, julio 29, 2020

Saida Benzal. Dos chonis en Malasaña. -

miércoles, julio 29, 2020

Narita Boy. Apuntando al corazón de la nostalgia. -

miércoles, julio 29, 2020

Charles Forsman. Del cómic indie a Netflix. -

miércoles, julio 29, 2020

Irene Márquez. A ver qué dices. -

miércoles, julio 29, 2020

La crisis del milenial. Vamos a reírnos de nuestras penas. -

miércoles, julio 29, 2020

Edificio de viviendas Glas Eraikuntza. Luz marina y matizada. -

miércoles, julio 29, 2020

Tecnología. -

miércoles, julio 29, 2020

Moda: ¿Playa o piscina? -

miércoles, julio 29, 2020

Izaro. Tras el Tiempo Ausente. -

domingo, junio 7, 2020

Vetusta Morla. Mismas Historias, Distinto Final. -

domingo, junio 7, 2020

Katixa Agirre. Carreteras de letras.

Katixa

En su primera novela, la escritora alavesa sitúa a una pareja en un coche con un largo camino lleno de curvas por delante. La autora participará en una de las tertulias de la novena edición de Gutun Zuria el 22 de abril.

“Atertu arte itxaron” ha sido la primera novela que has escrito y el recibimiento ha sido muy bueno, ¿esperabas algo así? Se está moviendo muy bien, me han invitado a muchos grupos de lectores y el feedback que recibo es generalmente bueno. ¿Lo esperaba? Bueno, hay que tener un poco de seguridad en una misma para publicar, si hubiera previsto un fracaso estrepitoso la novela se habría quedado en el cajón para siempre.

Es una novela que necesita mucha documentación ya que habla de hechos reales como los atentados de Madrid y también narra la biografía del músico Britten y parte del conflicto vasco. Sí, fue un proceso muy largo, con periodos de documentación en los que no escribía nada y momentos de parón total. La idea inicial de la novela surgió en 2010 y hasta la primavera de 2015 no fue publicada. En todo ese tiempo la novela me acompañó y fue madurando junto a mí. Pero hubo un momento en el que tuve que meter el acelerador.

La novela crea aparentes similitudes entre la protagonista, Ulia y tú. En realidad, ¿tenéis cosas en común? Como suele ocurrir, la protagonista tiene de mí más de lo que yo pienso. Hay datos biográficos que coinciden, pero algunas veces es por razones prácticas, suele ser más fácil escribir sobre lo que conoces. También utilizo a Ulia para dar opiniones que a veces son las mías y otras veces no lo son, es lo bueno de los personajes de ficción, te permiten ir más allá de tu propia naturaleza, personalidad y opinión.

Evocas las carreteras y el cielo encapotado de Euskadi tomando como referencia las “road movies” de Estados Unidos. Siempre me han gustado las novelas de viajes. Una de mis novelas favoritas es Lolita, una road novel por Estados Unidos. En ese sentido, situar una road novel en tierras vascas era a la vez un reto y una broma, porque el paisaje que tradicionalmente se asocia la road novel (carreteras infinitas y solitarias, moteles de mala reputación…) no tiene nada que ver con nuestro paisaje de distancias cortas, atascos, casas rurales pijas y restaurantes con estrella michelin. Este contraste me parece que puede tener una lectura paródica y me interesaba remarcarlo.

¿Crees que tú misma puedas llegar a convertirte en referente? Todavía estoy en proceso de aprendizaje y siempre espero que mi siguiente trabajo será mejor que el anterior. Estaría muy bien llegar a ser referente a eso de los 60 años, y ahí ya escribir unas memorias o algo así, aunque lo cierto es que lo dudo mucho porque no veo que se tenga a los escritores como referentes morales o intelectuales, cosa que sí ocurría hace 30 o 50 años.

Representarás la literatura vasca en Gutun Zuria junto a Jon Alonso y Garbiñe Ubeda, en Azkuna Zentroa. Hablaremos de novela negra y para ello contaremos con algunos de los autores principales del género en euskera. Aunque la novela negra tiene una larguísima tradición, vive ahora un boom comercial sin parangón. A mí es un género que me encanta sobre todo porque es muy flexible y suele tener cabida un humor muy ácido. Texto de Nerea Ruiz. Fotografía de Juantxo Egaña.

“Atertu arte itxaron”, la primera novela de Katixa Agirre está editado por Elkar, tiene 216 páginas y cuesta 18,75 euros.

Deja un comentario