My Twitter Feed

August 4, 2020

NOTICIAS FLASH:

Belako. Grandes crisis y pequeños dramas. -

jueves, julio 30, 2020

Nize. Dándolo todo. -

jueves, julio 30, 2020

Oreka TX. Reinventando la tradición. -

jueves, julio 30, 2020

Getxophoto, según el comisario JON URIARTE. -

jueves, julio 30, 2020

Twinterview a Álvaro Ortiz. -

jueves, julio 30, 2020

El humor absurdo, según MERY CUESTA. -

jueves, julio 30, 2020

Kutxa Kultur Kanta. Un tema a seis bandas. -

jueves, julio 30, 2020

Cruz de Navajas. Mecano: Siglo XXI. -

jueves, julio 30, 2020

Icíar Bollaín. Para amarme y respetarme. -

miércoles, julio 29, 2020

Ángeles Reiné. A Putin no le gustará esta película. -

miércoles, julio 29, 2020

Saida Benzal. Dos chonis en Malasaña. -

miércoles, julio 29, 2020

Narita Boy. Apuntando al corazón de la nostalgia. -

miércoles, julio 29, 2020

Charles Forsman. Del cómic indie a Netflix. -

miércoles, julio 29, 2020

Irene Márquez. A ver qué dices. -

miércoles, julio 29, 2020

La crisis del milenial. Vamos a reírnos de nuestras penas. -

miércoles, julio 29, 2020

Edificio de viviendas Glas Eraikuntza. Luz marina y matizada. -

miércoles, julio 29, 2020

Tecnología. -

miércoles, julio 29, 2020

Moda: ¿Playa o piscina? -

miércoles, julio 29, 2020

Izaro. Tras el Tiempo Ausente. -

domingo, junio 7, 2020

Vetusta Morla. Mismas Historias, Distinto Final. -

domingo, junio 7, 2020

Peter Sohn (“El viaje de Arlo”). El dinosaurio que venció sus miedos.

Arlo

El director de “El viaje de Arlo”, Peter Sohn, ofreció una divertida masterclass en la que contó todos los secretos sobre la nueva joya de Pixar, un western con dinosaurios acerca del viaje hacia la madurez de un apatosaurio y su amigo, un niño humano. Además tanto el director como otras personas implicadas en la producción nos respondieron a una entrevista exclusiva.

Tras una temporada marcada por precuelas, secuelas y largos algo desiguales -algunos de ellos con aspectos reivindicables- Pixar ha recuperado la forma ofreciéndonos en el mismo año dos filmes originales antes de volver a las segundas partes (la próxima será “Buscando a Dory”, la continuación de Nemo). Mientras que “Del revés” ofrecía una historia poco vista en el terreno de los largometrajes animados, “El viaje de Arlo” apuesta por lo contrario: una historia arquetípica pero muy bien contada que remite al cine clásico (y mudo), a la edad de oro de los dibujos animados y a los western. La cinta supone el salto a la dirección de largometrajes de Peter Sohn, un hijo de inmigrantes coreanos que anteriormente había firmado el corto “Parcialmente nublado”. Sohn fue la inspiración para el personaje de Russell en “Up” y ha puesto su voz a algunos secundarios de Pixar. Durante su masterclass en Madrid el artista recordó cómo solía acudir al cine con su madre, que no conocía bien el idioma inglés y no se enteraba de las películas, pero sin embargo se emocionaba con los momentos tristes de filmes como “Dumbo” o “Bambi”. El pequeño Pete tomó buena nota, como se demuestra en su película, ya que, junto a “Wall-E”, es una de las cintas de Pixar en la que las imágenes cobran protagonismo sobre el diálogo. El resultado es de una belleza espectacular.

Arlo-

Inicialmente la película iba a estar dirigida por Bob Peterson, pero pasó por muchos cambios. Peter Sohn: Sí, Bob Peterson presentó por primera vez la historia en 2009. La trama sufrió una gran evolución como ha ocurrido con muchas otras películas de Pixar. A veces nos quedamos atascados. En este caso se había bifurcado en muchas subtramas y mi tarea fue volver un poco a lo que Bob había planteado inicialmente. Tomamos el corazón de la historia y volvimos a ello. Arlo se había convertido en un dinosaurio adulto y tratamos de que fuera un niño para contar su paso a la madurez.

¿Cómo fue el reto de dirigir un largo por primera vez? P.S: Daba mucho miedo pero al mismo tiempo teníamos que hacer las cosas con agilidad así que la productora Denise Ream me ayudó mucho con su experiencia. Nos centramos en la historia y los aspectos técnicos fueron muy rápido.

La idea de la que parte la película, que el meteorito que extinguió a los dinosaurios no choque contra la Tierra, no parece esencial para contar la historia, más allá del hecho de que el dinosaurio actúe como un niño y el niño como un perro. P.S.: No es esencial pero es un concepto divertido que nos permitía explorar estas ideas y nos daba cierta libertad, además de dejar claro de entrada que no es una película súper seria.

Aunque el humano sea Spot es más fácil identificarse con Arlo, ya que todos tenemos que enfrentarnos a nuestros miedos, decir adiós a los amigos o ver morir a familiares. P.S.: Sí, todo eso está claramente en la película. Tratamos de encontrar los pasos que ayudarían a Arlo a madurar. El miedo es un gran obstáculo para él pero el amor es lo que constantemente le fuerza a superarlo y el cariño que siente por Spot es lo que finalmente le impulsa a vencer sus temores.

Al igual que “Buscando a Nemo” la trama sigue a dos protagonistas que se van encontrando a otros personajes en su viaje. ¿Hubo algún personaje que quisisteis incluir pero no encontró su lugar en la historia? P.S.: No echo de menos a la mayoría de los personajes que desechamos porque eran muy cliché. Sí que hay momentos que echo de menos. Eso es algo que aprendemos a menudo en Pixar. A veces hay ideas que pueden ser buenas pero que no funcionan en esa historia en concreto. Así que tratamos de recordar esos momentos para usarlos en otro filme.

Otra persona que atendió a nuestras preguntas fue el animador Juan Carlos Navarro que pasó de estudiar Económicas en Alicante a aprender animación en California y trabajar como animador en películas de Blue Sky y posteriormente en Pixar.

¿Cómo es trabajar en Pixar? Juan Carlos Navarro: Es un lugar en el cual hay todo un sistema de apoyo al artista para que pueda realizar el mejor trabajo posible. Los compañeros estamos allí para ayudarnos los unos a los otros para que nuestro trabajo sea lo mejor posible. Cada día tengo muchas ganas de ir a trabajar.

Las patas de Arlo se mueven de una manera muy particular, Spot actúa como un perrito…¿fue divertido animar a estos personajes? J.C.N.: Sí. Trabajamos mucho sobre cómo debían de moverse para que fueran personajes únicos y sirvieran a la historia de Pete.

¿Hay algún personaje secundario que te gustara especialmente? J.C.N.: Hemos visto muchas películas de dinosaurios pero el enfoque que se les da en esta es muy inesperado. Por eso me parece muy interesante el retrato que se hace de la familia de tiranosaurios.

¿Qué te impulsó a ser animador? J.C.N.: Cuando era pequeño siempre estaba expectante cuando echaban cortos del Pato Donald o Mickey Mouse, especialmente si eran en blanco y negro, me fascinaban. Los largometrajes de Disney también fueron una gran inspiración para mi. En Pixar intentamos aportar nuestro granito de arena para que el arte de la animación siga avanzando.

En su charla, Peter Sohn también habló de sus fuentes de inspiración, películas del Oeste como “Raíces profundas”, “Centauros del desierto”, “Río rojo” o “Las aventuras de Jeremiah Johnson”, pero también otras como “El mago de Oz”, “El corcel negro”, “Bambi” o “E.T., el extraterrestre”, así como una familia real de rancheros que inspiraron a la familia de tiranosaurios de la que hablaba el animador español. Finalmente terminó con un consejo para los estudiantes de cine: “Es muy importante vivir una vida para poder contar tus experiencias. También es inspirador ir a ver películas y pensar qué es lo que no te ha gustado de ellas y cómo lo arreglarías. Eso te ayuda a imaginar tus propias historias”. Texto de Roberto González.

French

Deja un comentario