My Twitter Feed

November 29, 2022

NOTICIAS FLASH:

¡García! ¿Qué es ser patriota? -

martes, noviembre 29, 2022

Antro. El subsuelo está lleno de plataformas musicales. -

martes, noviembre 29, 2022

Carlos Vermut. Mi novio es un monstruo. -

martes, noviembre 29, 2022

Zinebi Express. Bilbao en el quirófano. -

martes, noviembre 29, 2022

Yune Nogueiras. La sociedad segun Delibes. -

martes, noviembre 29, 2022

Forever Young. Eternos canallas. -

martes, noviembre 29, 2022

Hitz Politak. Juegos de palabras y dibujos. -

martes, noviembre 29, 2022

Aritz Trueba. Intimidades. -

lunes, noviembre 28, 2022

Isaac Sánchez. Memorias piadosas. -

domingo, noviembre 27, 2022

Twinterview a Inés de León. -

domingo, noviembre 27, 2022

El poder gráfico en la música, según INGE CONDE y CAROLINA QUEIPO GUTIÉRREZ. -

domingo, noviembre 27, 2022

30 años de ‘Batman: la serie animada’, según ÁNGELA ITURRIZA -

sábado, noviembre 26, 2022

Tecnología. -

sábado, noviembre 26, 2022

Escuela Superior de Tecnologías Industriales Avanzadas (ESTIA). Poniendo proa al futuro. -

sábado, noviembre 26, 2022

Moda. De la pasarela a la calle. -

sábado, noviembre 26, 2022

Reseñas AUX 118 -

sábado, noviembre 26, 2022

Pilar Palomero. Madres luchadoras. -

viernes, octubre 7, 2022

Carlota Pereda. Crónicas-sangrientas-de un pueblo. -

viernes, octubre 7, 2022

Unicorn Wars. Osos poco amorosos. -

viernes, octubre 7, 2022

Manel. Sin prejuicios en la música. -

viernes, octubre 7, 2022

Moda. Entrevista a David Delfín.

DavidDelfin

Hace algunos años tuve al placer de entrevistar a David Delfín en una Bodega Riojana rodeados de barricas de roble. Esa entrevista, aunque nunca vio la luz, años más tarde sigue manteniendo la esencia de la persona que era y que es.

¿De dónde viene tu obsesión por las hormigas? Las hormigas se han convertido casi como un símbolo de la marca de David Delfín. En la primera colección que yo presenté en Cibeles “Corte de los milagros”, con las capuchas y todo eso, toda la colección estaba llena de hormigas, hasta dentro de los bolsillos de los pantalones había hormigas bordadas. Subían por las mangas de las camisas, estaban en los bolsillos, en los vestidos, en todas las prendas. La colección estaba inspirada en el surrealismo y en la obra “El perro andaluz” de Luis Buñuel, donde aparece esa imagen de la mano con las hormigas. De ahí sacamos la primera idea con un guante con la palma llena de hormigas que luego recorrían todas las prendas. Nos interesaba como el símbolo del surrealismo. Luego con el tiempo, Bimba Bosé incluso se las llegó a tatuar por todo el brazo. También nos gusta como símbolo de trabajo, como la hormiga obrera y lo de ir poco a poco trabajando en equipo. Creo que es un símbolo muy chulo con el que nos sentimos muy identificados.

Te etiquetaron como provocador en aquel desfile. ¿Eres provocador, o tienes algo de trasgresor? No lo sé. Provocar me interesa, pero me interesa provocar emociones, eso si es verdad, desde el principio, siempre he querido provocar emociones. Es cierto que se me acusó de provocador… Sé que la primera colección fue muy polémica, salió en todos los medios de comunicación, me llamaron de todos los programas, y jamás fui a ninguno de ellos porque me parecía algo tan ajeno a mi, que no accedí a hacer nada de eso. Me puse a trabajar, y a los tres meses me dieron el premio a la mejor colección. Si verdaderamente hubiera sido una estrategia de marketing, me hubiera aprovechado de ella, y no lo hice. Ahí demostré que hice mi trabajo, di todas las referencias necesarias sobre el surrealismo, sobre Buñuel, sobre Magritte… Lo que pasó no se lo deseo a nadie, ni a mi peor enemigo. No lo pasé bien, pero fue un paso más para seguir trabajando, ni mejor ni peor. Y aquí me tienes, aquí sigo.

¿Si alguna vez Bimba Bosé te dejara de inspirar, crees que tu estilo cambiaria? Bimba es mucho más que una inspiración para mí. Bimba es todo, mi amiga, mi hermana, hay una cosa emocional que nos une, que va más allá. Aunque supongo que de alguna manera también me inspirará, no lo sé, digo yo. En general, me inspiran más las emociones que las personas.

¿Al diseñar las colecciones también piensas en las mujeres con medidas más estándar? Tengo tienda desde el 2004. Si no lo hiciera, no estaría donde estoy, ni tendría la tienda que tengo. No es solo una cuestión de tamaño, sino que es mas una cuestión de proporción. Hay gente con 1.60 cm que tiene unas proporciones maravillosas, y aunque no las tuviera, las colecciones se adaptan a cada cuerpo.

¿Crees que las escuelas de diseño son importantes para aspirar a ser un buen diseñador? Importantísimas. La parte técnica y la parte de conocimiento es muy importante. Aunque yo nunca he estudiado diseño y nunca he pisado una escuela de moda. Bueno como profesor sí, pero como alumno nunca. Aún así, me parecen que son muy importantes.

Es curioso que nunca hayas estudiado moda y enseñes sobre ello. Ya te digo, pero la vida es así de extraña. Suelo ir a la Complutense de Madrid a dar conferencias.

¿Qué consejo darías a los estudiantes de moda? Yo les animaría a que trabajasen, que manden currículums, que colaboren con otros diseñadores, que aprendan… También creo, que muchas veces hace falta un poco de humildad, porque hay quienes salen de la escuela creyendo ser un diseñador famoso. No hay que tener prisa, hay que encontrar el momento y mientras tanto seguir aprendiendo, seguir colaborando…

¿Qué cualidades crees que tiene que tener un buen diseñador? Aparte de tener un criterio estético y una idea muy intima y personal, perseverancia, esfuerzo, trabajo, creer en uno mismo… En mi caso yo te diría que también un pensamiento, un discurso, a parte de todos los conocimientos técnicos necesarios, visión intima y personal para mostrar algo diferente. Texto de Nagore Garamendi.

Deja un comentario