My Twitter Feed

April 10, 2020

NOTICIAS FLASH:

¡García! El pasado nunca muere.

garcia_news

El guionista Santiago García y el dibujante Luis Bustos presentan “¡García!”, un thriller de acción con notas de humor en el que un superagente de la época franquista con reminiscencias de Roberto Alcázar reaparece en la España actual tras un período de hibernación. Ambos autores acudirán al Salón del Cómic de Getxo a finales de noviembre.
Inicialmente este proyecto iba a ser dibujado por Manel Fontdevila. Cuando cambió el dibujante, ¿adaptasteis el guión? SANTIAGO GARCÍA: Manel Fontdevila dibujó 120 páginas o más pero no llegó a terminarlo. Cuando retomamos el proyecto con Luis se mantiene el planteamiento pero se reescribe por dos motivos: primero, porque Luis es otro autor con otras características muy diferentes y segundo, porque es un cómic que está muy ligado a la actualidad y había que traerlo al presente de alguna manera. Se mantienen planteamientos y algunos personajes pero el argumento tiene bastantes novedades en las cuales Luis tiene una participación directa.
¿Cuánto tiempo hace desde que pensaste la historia? S.G.: La idea la tenía desde hace mucho tiempo. Recuerdo hacer el guión hacia 2008, así que es posible que en 2007 ya le estuviera dando vueltas. La actualidad nos iba comiendo, caían gobiernos y cambiaba la situación sociopolítica.
LUIS BUSTOS: Ha sido un trabajo muy exigente. Le pusimos unas fechas y unos plazos porque está muy enraizado por la actualidad y luego se fue como sobredimensionando, porque inicialmente iba a ser un solo libro y al final acabaron siendo dos.
Luis, ¿en qué momento te incorporaste? L. B.: Todo esto comenzó el año pasado en junio cuando coincidimos Santiago y yo en Madrid. Estuvimos dándole vueltas a qué podíamos hacer juntos y surgió la idea de retomar “¡García!” que era un proyecto que estaba más o menos cerrado.
En el cómic final conserváis diez páginas dibujadas por Manel. S.G.: Mantuvimos estas páginas porque la idea que queríamos transmitir en ellas que fueran diferentes del resto y eso es lo que intentó Manel en su día. Si ese era el efecto que queríamos buscar todavía quedaría más marcado al estar dibujadas por otro dibujante. Manel había hecho un trabajo tan maravilloso que era una pena desaprovecharlo.
El resultado final tiene algo de cómic europeo, americano e incluso de manga. L..B.: Yo tengo dos vertientes, al estilo de Moebius, desde la humildad. He trabajado por un lado el campo del humor, con un estilo más cartoon, en El Jueves y Orgullo y Satisfacción, pero luego en “Versus” y “Endurance” tengo un estilo más naturalista que tiene influencias desde Kirby a Tezuka, aunque también tengo elementos que no puedo esconder, a lo Gallardo.
A pesar de los cambios de gobiernos, supongo que la esencia del cómic siempre fue hablar de la situación actual de España. S.G.: Una cosa que me llamaba la atención es que España es un país que ha tenido una larga tradición de cómic comercial durante décadas, con personajes muy populares, pero que cayeron en desgracia a partir de los años ochenta cuando desapareció la industria del cómic de kiosco. Mientras que en otros sitios sí existe una tradición de dar nuevas visiones de esos personajes conocidos, en España no lo hacemos casi nunca. Me vino la idea de pensar ¿cómo se podría hacer? Por ejemplo, cómo sería Roberto Alcázar en nuestros días. Y en el momento en qué piensas esto se desencadena un contraste entre la vieja España y la nueva España que sabes que va a ser aprovechable.
Aparte de Roberto Alcázar, hay algo del Capitán América. S.G.: Evidentemente hay un Capitán América ahí y más cosas, algo de Miracleman. Aparte de la inspiración, yo creo que las cosas tienen que tener una personalidad propia. En España, dada la situación actual y la cantidad de problemas que se arrastran desde la época en la que el personaje de García se dio por desaparecido, aparecen una serie de connotaciones que no tendría siquiera el personaje de Capitán América. Porque el Capitán América desaparece en una América democrática y despierta en un sistema capitalista democrático, mientras que García se duerme en la España franquista y despierta en la España democrática de nuestros días, con todas sus peculiaridades. Hay un contraste mucho mayor que además sirve de una forma muy elegante para poner de manifiesto cómo todo lo de aquella época está muy presente en nuestro mundo actual.
El dibujante de Superlópez, JAN, decía que le había puesto su propio apellido al personaje por ser el más común en España, ¿estamos ante el mismo caso? S.G.: Sí, García es el apellido más común en España. Si hubiera sido otro habría puesto otro. Si fuera americano se llamaría Smith, si fuera francés, Dupont, es casi como un nombre genérico.
El personaje de García resulta muy icónico. L. B.: El personaje que dibujó Manel también estaba inspirado en Roberto Alcázar y me gustó mucho cómo lo había resuelto. Simplemente le pegué un par de cambios y luego está el tono que le doy yo, que es más griego quizás, en el sentido de las proporciones. Otros personajes han cambiado más. Como comenta Santiago, es un superhéroe. Su traje tiene que ser muy identificable, como un símbolo.
¿Buscáis que el lector empatice con él? S.G: Espero que sí porque no se trata de hacer una parodia de Roberto Alcázar, que curiosamente se han hecho muchas y muy buenas. Hay que tener en cuenta que la historia tiene dos partes. Confío en que al final del segundo libro el lector sí se encuentre empatizando con un García que para entonces probablemente se haya convertido en más persona que personaje. Para Luis y para mi es importante resaltar que es una historia de personajes reales que tienen su desarrollo. Un poco como hice con “El vecino”, se trata de tomar elementos del cómic superheroico e incluir algo de humor, pero basado en la situación. Uno tiene sus obsesiones a las que no puede dejar de volver, quizá con la esperanza de que algún día le salgan bien del todo. Texto de Roberto González.

garcia

 

Deja un comentario