My Twitter Feed

August 4, 2020

NOTICIAS FLASH:

Belako. Grandes crisis y pequeños dramas. -

jueves, julio 30, 2020

Nize. Dándolo todo. -

jueves, julio 30, 2020

Oreka TX. Reinventando la tradición. -

jueves, julio 30, 2020

Getxophoto, según el comisario JON URIARTE. -

jueves, julio 30, 2020

Twinterview a Álvaro Ortiz. -

jueves, julio 30, 2020

El humor absurdo, según MERY CUESTA. -

jueves, julio 30, 2020

Kutxa Kultur Kanta. Un tema a seis bandas. -

jueves, julio 30, 2020

Cruz de Navajas. Mecano: Siglo XXI. -

jueves, julio 30, 2020

Icíar Bollaín. Para amarme y respetarme. -

miércoles, julio 29, 2020

Ángeles Reiné. A Putin no le gustará esta película. -

miércoles, julio 29, 2020

Saida Benzal. Dos chonis en Malasaña. -

miércoles, julio 29, 2020

Narita Boy. Apuntando al corazón de la nostalgia. -

miércoles, julio 29, 2020

Charles Forsman. Del cómic indie a Netflix. -

miércoles, julio 29, 2020

Irene Márquez. A ver qué dices. -

miércoles, julio 29, 2020

La crisis del milenial. Vamos a reírnos de nuestras penas. -

miércoles, julio 29, 2020

Edificio de viviendas Glas Eraikuntza. Luz marina y matizada. -

miércoles, julio 29, 2020

Tecnología. -

miércoles, julio 29, 2020

Moda: ¿Playa o piscina? -

miércoles, julio 29, 2020

Izaro. Tras el Tiempo Ausente. -

domingo, junio 7, 2020

Vetusta Morla. Mismas Historias, Distinto Final. -

domingo, junio 7, 2020

The Zombies. Es ese momento de la estación.

Zombies

El mítico grupo de los sesenta que combina rock y psicodelia, conocido por himnos como Time of the Season o She’s Not There, llega el 22 de noviembre al Kafe Antzokia con dos de sus miembros originales, Rod Argent y Colin Blunstone, que atiende a esta entrevista.
Además de los Beatles, en los sesenta había un montón de buenos grupos británicos como el vuestro, The Animals, The Troggs, The Hollies, The Kinks o The Yardbirds, entre otros, ¿erais conscientes de lo que hacían otras bandas? Sí, ciertamente conocíamos a los otros grupos e hicimos algunas giras conjuntas. En particular trabajamos mucho junto a The Searchers.
¿Había un sentimiento de sana competencia? No sé qué pasaría con otros conjuntos pero nosotros siempre nos concentrábamos en tocar lo mejor que podíamos más que en competir con otros grupos. Nos considerábamos una entidad independiente y tratábamos de hacer nuestro trabajo lo mejor posible.
¿Crees que algunos de esos grupos, y en particular, The Zombies, no tuvieron el éxito que merecían? Sí, aparte de hacer lo mejor posible necesitas por supuesto un poco de suerte. Pero creo que, después de todo, The Zombies tuvimos mucha suerte. Al igual que en la vida, a veces no tienes tanta suerte y las cosas podrían habernos ido de forma diferente pero cuando grabamos nuestro primer single, “She’s Not There” en 1964, solo teníamos dieciocho años y teníamos que aprender algo sobre el negocio de la música. Eso es lo que hicimos entre 1964 y 1967 tocando alrededor del mundo. Cuando el grupo se separó no éramos los chicos ingenuos del principio. Si hubiéramos sabido más sobre cómo lidiar con compañías discográficas y productores quizás podríamos haber tenido más éxito. De haber tenido más experiencia no habríamos permitido algunas cosas como que se nos presionara a publicar discos cuando aún no estábamos preparados para hacerlo.
“She’s Not There” y “Time of the Season” son dos de vuestros temas más conocidos, pero ¿reivindicarías alguna de vuestras canciones que no tuvo tanto éxito? Nuestro primer álbum, “Odessey and Oracle”, fue considerado por la revista Rolling Stone como uno de los mejores quinientos álbums de todos los tiempos. Muchas pistas de ese álbum me gustan tanto como “Time of the Season” o “She’s Not There”. Una en particular es “Care of Cell 44”, escrita por Rod Argent y tiene una letra muy particular que, en cierto modo, puede considerarse bastante triste ya que habla de un chico que se dirige a su novia que está en la cárcel, pero la manera en que está tocada, fuera de tempo, sugiere cierta esperanza. Es una canción maravillosa de los sesenta que no fue un éxito.
¿Cómo era la reacción de las fans en los sesenta? Era fenomenal. Había un elemento histérico en el público y gritaban tan fuerte que no estoy seguro de que pudieran escuchar lo que estábamos tocando. El público era muy apasionado en los sesenta.
No sé si se debe a las letras o a tu tono de voz pero siempre me pareció que había cierta melancolía en vuestros temas. Hay una cierta tristeza en algunas letras, aunque procurábamos que hubiera una variedad en los temas. Varias de nuestras canciones estaban tocadas en tonos menores, lo que les daba ese toque de melancolía pero también hemos sido siempre una banda capaz de tocar rock&roll, tanto en nuestra formación original de los sesenta como con la formación actual.
¿Qué puedes contar sobre vuestro nuevo disco, Still Got That Hunger? Hay una variedad de música en el álbum. Puedes encontrar un enlace entre lo que hacíamos en los sesenta y Still Got That Hunger. Obviamente no es lo mismo, hay una progresión. Puedes ver cómo Rod Argent ha madurado desde entonces.
¿Por qué decidisteis que el grupo debía volver tras vuestra ruptura? Ocurrió en 1997. Originalmente nos reunimos para tocar seis conciertos. Nos sorprendimos mucho de que existía un enorme interés en el repertorio de The Zombies y eso nos animó a introducir nuevos temas. Aunque contractualmente no estábamos obligados a hacer más nos reunimos y decidimos seguir con el grupo. Al juntarnos grabamos cuatro nuevos discos incluyendo este último que contiene solo material nuevo. Hemos descubierto que en los conciertos el público responde igual de bien a los temas clásicos de los sesenta como a los más recientes.
¿Es esa la combinación que traeréis al Kafe Antzokia? Por supuesto. Tocaremos algunos de los clásicos de The Zombies así como algo de Argent, que es una banda en la que Rod Argent participó y que tuvo bastante éxito, y también algunos de los nuevos temas, así que será como una introducción de The Zombies para el público del concierto.
¿Tenéis nuevos y jóvenes fans entre el público? Sí, tenemos una variedad de edades entre el público. Hay gente que nos sigue desde los sesenta pero también suele haber un importante porcentaje del público que es muy joven y que está interesado en lo que hacemos. Texto de Roberto González. Fotografía de Andrew Eccles

Deja un comentario