My Twitter Feed

December 2, 2020

NOTICIAS FLASH:

30 MONEDAS. LOS EVANGELIOS APÓCRIFOS DE ÁLEX DE LA IGLESIA. -

lunes, noviembre 30, 2020

Historias Lamentables. Así (no) son las cosas. -

lunes, noviembre 30, 2020

DEAR WERNER. UNA ODISEA CINÉFILA -

lunes, noviembre 30, 2020

A MEDIA VOZ. AMIGUÍSIMAS PARA SIEMPRE. -

lunes, noviembre 30, 2020

MY MEXICAN BRETZEL. LAS VERDADES DE VIVIAN. -

lunes, noviembre 30, 2020

Twinterview a Inés Hernand. -

lunes, noviembre 30, 2020

Living Postureo. Muy válidos. -

lunes, noviembre 30, 2020

A Tale of Paper. Un cuento de éxito. -

lunes, noviembre 30, 2020

Gatibu. En la música está la salvación. -

lunes, noviembre 30, 2020

Soleá Morente. Evolución natural. -

lunes, noviembre 30, 2020

Nøgen. Debajo de todo. -

lunes, noviembre 30, 2020

Hesia Urraturik. Xabier Lete In Memoriam. -

lunes, noviembre 30, 2020

Cayetana Guillén Cuervo. En los zapatos del otro. -

lunes, noviembre 30, 2020

Brodas Bros. Bailando por el mundo. -

lunes, noviembre 30, 2020

Mercedes deBellard. Retratando a la guardiana de Mazoka. -

lunes, noviembre 30, 2020

Antimanifesto. El movimiento ciudadano ante el poder autoritario. -

lunes, noviembre 30, 2020

Álvaro Siza. El maestro de la luz. -

lunes, noviembre 30, 2020

Xbox Series X, la madurez llega a las consolas. -

lunes, noviembre 30, 2020

Moda: hoy me quedo en casa. -

lunes, noviembre 30, 2020

Akelarre. Mujeres que bailan. -

viernes, octubre 2, 2020

Mireia Mambo. La monja con más ritmo.

La actriz y cantante española, de padres guineanos, interpreta a Deloris, la protagonista del exitoso musical “Sister Act”, basado en la película homónima que protagonizara Whoopi Goldberg allá por los noventa acerca de una cabaretera que se disfrazaba de monja tras presenciar un asesinato y someterse a un programa de protección de testigos. La obra llega a Bilbao tras triunfar en Londres, Broadway y Barcelona. La banda sonora, repleta de soul, góspel y gotas de blues, es obra del reconocido compositor Alan Menken (“Aladdin”, “La Bella y la Bestia”).Hablamos con su actriz protagonista sobre este papel y sobre su amplia trayectoria que le ha llevado a recorrer también los escenarios del West End Londinense.

¿Os acordáis de “Sister Act”? Aquella simpática película de los noventa sobre una cantante de cabaret que se disfrazaba de monja por problemas con delincuentes-una especie de revisión de “Con faldas y a lo loco” pero con hábitos-fue un éxito de taquilla y afianzó aún más la carrera de la hoy algo olvidada Whoopi Goldberg. La cinta tuvo tanto tirón que incluso llegó a tener una segunda entrega. Parte de su éxito residía en su reivindicación de los ritmos afroamericanos Por eso no extraña que ahora el filme haya sido recuperado en forma de un musical que viene dispuesto a animar las fiestas de Bilbao, tras haber disfrutado de un fenómenal éxito en Barcelona, Londres y Broadway, y poner en pie a cuatro millones de personas de todo el mundo. La banda sonora, repleta de soul heredero de la Motown, funk, góspel y algunas gotas de blues, es del reconocido compositor Alan Menken, ganador de 8 premios Oscar. Hablamos con la actriz y cantante Mireia Mambo, aclamada por crítica por su papel de Deloris, la protagonista.

Voy a ser una estrella 2
La primera pregunta es obligada ¿qué recuerdos tienes de la película? Cuando salió la primera película yo tenía tres años pero aún así la han echado muchas veces en la televisión. Tengo un buen recuerdo de verla y cantar al son de la música cada vez que la veía.
Al ser una franquicia que no se ha recuperado recientemente es posible que gran parte del público descubra “Sister Act” a través de este musical. Sí, muy cierto. Es bueno lo que dices de que la película provenga como de otra generación y que la gente llegue y la descubra como tal en el musical porque no vienen con ningún precedente. De hecho, en comparación con la película, la obra cuenta con música original realizada por Alan Menken. La gente la acoge muy bien y terminan aplaudiendo, cantando y bailando con nosotros y esperamos que ocurra lo mismo durante la gira
Este tipo de música soul y rhythm and blues, ¿suena bien en castellano? Yo me he encontrado con esa primera dificultad desde el principio. Estoy acostumbrada a cantar cosas así en inglés, ya que resulta más fácil colocar la voz en un cierto punto. He tenido que adaptarlo un poco al español y a las vocales y los sonidos que tenemos en nuestra lengua. Pero la verdad es que al final suena fantástico y no lo digo porque lo cante yo, sino porque el elenco que tenemos es flipante.
Conociste a Whoopi Goldberg ¿te basas en su interpretación o le das otro enfoque? Quería conocerla. No me dio ningún consejo sobre cómo hacer el personaje ni nada por el estilo. Fue majísima. Habló un poquito de la vida en sí misma y de lo que le gusta este proyecto en sí y lo contenta que estaba de que hubiera llegado a España. Tuvo muy buenas palabras para todos nosotros en el backstage cuando vio la obra en Barcelona. Cuando me propusieron este papel y estábamos buscando cómo hacerlo no quería que fuera tan basado en la película porque el personaje en el musical es algo más joven, aún más movida y demuestra más dotes que la que aparecía en la película que era un personaje más mayor. Tiene un toque de lo que es una choni de barrio en España, que es diferente a cómo se interpretaría en Francia, en Inglaterra o en América.
¿Tienes algo del personaje de Deloris o no tiene mucho que ver contigo? Obviamente comparto su pasión por la música y por este tipo de temas, el soul, el blues…con eso es con lo que me siento identificada. Luego ya el ruido, el engaño y la soberbia del personaje no tienen nada que ver conmigo, eso ya lo digo.
¿Cuál es tu número musical favorito de la obra? No sé, van cambiando. Me gusta mucho un numerito que tenemos en el comedor. Es un momento en el que se diferencian muchísimo los dos mundos de la obra: el de Deloris, del desparpajo y estar en otra onda total y fuera de si, y lo que sería el de las monjas, que es tan recogidito y tan recatado. El tema se llama “Sí señor, ser monja es lo mejor”.

Mireia
Para ti ¿va antes la canción, la interpretación o es todo uno? Es tan difícil abrirse paso y hacer las cosas bien en esta profesión, que cuanta más formación tengas en todas las ramas que te sea posible, mejor. Quizá hace unos años me consideraba más una bailarina que actuaba y cantaba, ahora me considero más una actriz que también puede cantar y bailar pero no pierdo la pasión por la música que es lo que me ha gustado siempre.
No me califico dentro de un grupo. Hago lo que tengo que hacer de la mejor forma posible y cuanto más estoy en esta profesión más aprendo. Me gusta absorber de todas las personas con las que trabajo.
¿Te ha sorprendido el éxito de la obra? Sí, me ha gustado mucho el recibimiento de la gente en general. El hecho de que venga gente joven que no necesariamente ha visto la película y que la acoja con los brazos abiertos y le encante, es una sorpresa pero también lo más grato que nos ha podido pasar.
¿Puedes contarnos algo de tu trayectoria en el West End londinense y de tu trabajo con David Hasselhoff en “Peter Pan”? Tuve la suerte de trabajar con él en Peter Pan y él era el capitán Garfio y la verdad es que era bastante gracioso. Hay mucha gente que hace las cosas por amor a esta profesión. También tuve la fortuna de hacer “Charlie y la fábrica de chocolate” con el director Sam Mendes, conocido por “American Beauty” o “Skyfall”. Fue absolutamente genial verle dirigiendo tanto a niños que tienen la ilusión de subirse al escenario por primera vez como a gente que lleva ya mucho tiempo en esta profesión y poder formar un vínculo entre un elenco tan grande como el que éramos en ese espectáculo. Éramos casi cuarenta personas. Ese show funcionó, no solo porque supo llevar lo que tenía en su imaginación al escenario sino también porque fue capaz de trabajar con las personas que él había elegido particularmente, y por el talento y una energía particular en cada una de esas personas. Se nota que hace un casting muy a conciencia y eso se percibe cuando estás haciendo un espectáculo día tras día. Después tuve la oportunidad de volver a España y hacer “El rey león”, una obra en la que también tenía muchas ganas de participar y que ha sido muy gratificante. Cabe nombrar que yo ya comencé con “High School Musical”, el primer musical que hice con Stage Entertainment. Es gracioso ver cómo vuelves y cómo el equipo ve que has crecido, que has madurado como persona y en el ámbito profesional tras estar en Inglaterra.
¿Qué destacarías del mensaje de la obra? Sobre todo el amor y la aceptación de uno mismo y de los que te rodean con sus diferentes percepciones, sus diferentes religiones y apariencias.
La película tuvo una segunda parte. Ahora que hasta obras de teatro como The Hole tienen una segunda parte, ¿podría Sister Act tener una continuación? No sé si esta obra llegará a tener una segunda parte porque ya sabemos que la misma Whoopi Goldberg no quería hacer otra secuela más de las películas porque varias de las personas que intervinieron en las primeras desgraciadamente ya han pasado a mejor vida. Además creo que en el musical está todo contado de alguna forma. No hace falta una secuela, al menos en mi opinión. Ya se verá, si la quieren hacer que la hagan, pero yo de momento no veo esa segunda parte. Texto de Roberto González.

Llévame al cielo

Deja un comentario