My Twitter Feed

January 25, 2020

NOTICIAS FLASH:

Noemí Villamuza. Espadas para Mazoka. -

martes, diciembre 3, 2019

La realización de bandas sonoras, según Aránzazu Calleja. -

domingo, diciembre 1, 2019

Twinterview a Javier Botet. -

domingo, diciembre 1, 2019

Creatividad y producción musical, según Estanis Figueroa. -

domingo, diciembre 1, 2019

100 Recomendaciones culturales con AUX. -

domingo, diciembre 1, 2019

El hoyo. Arriba y abajo. -

domingo, diciembre 1, 2019

Zinebi Express. Lost in Bilbao. -

domingo, diciembre 1, 2019

El Príncipe. El beso del efebo araña. -

domingo, diciembre 1, 2019

Xprest Aux. Corto y cambio. -

domingo, diciembre 1, 2019

Damasco: El Silencio de la Guerra. Ahora que las armas callan -

domingo, diciembre 1, 2019

Viva Suecia. Fe en la música. -

domingo, diciembre 1, 2019

Tamaryn. Bailar en la oscuridad. -

domingo, diciembre 1, 2019

Haxotz. Discos que cuentan historias. -

domingo, diciembre 1, 2019

Lukiek. El idioma no es barrera. -

domingo, diciembre 1, 2019

Pinpilinpussies. Mariposas de garaje. -

domingo, diciembre 1, 2019

Pantomima Full. ¡Hola, canallitas! -

viernes, noviembre 29, 2019

El jovencito Frankenstein. Música para un monstruo. -

viernes, noviembre 29, 2019

Camiselle. Drama onírico sobre hechos reales. -

viernes, noviembre 29, 2019

Zaldi Urdina. Sarraski Isildua Gogoan. -

viernes, noviembre 29, 2019

David Guapo. Frunjir es vivir. -

viernes, noviembre 29, 2019

Belako. En la cresta de la ola.

Belako

“Belako: A pesar de que conocemos este barrio por su polígono industrial, es algo más que esto”. Así se refiere la web del ayuntamiento de Mungia a uno de los barrios que forman el municipio vizcaíno. Están en lo cierto, Belako es “algo más que esto”, Belako son Josu, Cris, Lore y Lander quienes hace apenas cuatro años comenzaron sus ensayos en un local del barrio. Hoy, con un sonido fresco que mezcla punk, rock o electrónica, son uno de los grupos del panorama musical que no fallan en los principales carteles de los festivales nacionales.
Ya son cuatro años en el mundo de la música, ¿qué valoración hacéis de los mismos? Cumplimos cuatro años el pasado 15 de mayo. Ahora que mantenemos amistades con otros grupos más veteranos, cuatro años parece una cifra ridícula pero hemos vivido muchas cosas en ese periodo de tiempo. Cuando estás tan metido en el asunto, no te das cuenta de cómo avanzan las cosas, pero cuando miras atrás en el tiempo, ves que has cambiado hasta de forma de ser. Hemos aprendido mucho durante estos cuatro años. No solo hemos mejorado musicalmente -cuando vemos vídeos de directos de años anteriores, observamos un claro progreso-, también hemos sabido adaptarnos al “mundillo” a base de cometer errores. Muchas ideas preconcebidas que teníamos en la cabeza, son sustituidas por otras muy diferentes. Muchas veces para mejor.
¿Cuál es el momento actual de Belako? En estos momentos, el plan es el mismo que antes. Avanzar poco a poco intentando hacer las cosas bien. Estamos contentos con lo que hacemos, pero a veces sentimos un poco de presión. Hemos ganado ya varios premios importantes y eso ha creado expectativas bastante altas para nuestro segundo álbum que lanzaremos después de verano. No nos preocupa no estar a la altura del primero. Lo que nos preocupa es que tenemos tantas ganas de experimentar y probar cosas diferentes que, a veces, nos columpiamos un poco e intentamos meter un tema con sonidos más reggae sin venir a cuento en el repertorio. En cualquier caso, hagamos lo que hagamos, va a ser algo en lo que creamos de verdad, como ha sido hasta ahora. Por lo tanto no nos va ha costar defenderlo en directo.
¿Qué proceso seguís para crear nuevos temas? Ahora mismo, estamos en una fase un poco loca. Nos gusta complicarnos la vida en las canciones un poco más. Las estructuras son muy diferentes a lo que hacíamos hace dos años. Antes creábamos canciones compuestas de tres o cuatro acordes y los repetíamos durante toda la canción. No descartamos esa clase de temas ahora, pero por lo general, lo nuevo que estamos haciendo es más complejo que eso. Hay canciones que no llegan a ópera rock pero casi. Metemos partes completamente diferentes en canciones que ya tienen tomada una dirección. Cambios de tempo, más sintetizadores, ritmos más pesados, instrumentales largos…
No sólo creáis temas, también iniciasteis un modelo de autogestión de vuestro trabajo que lleva el sello de Belako Records, comentadnos vuestra experiencia… La experiencia ha sido y sigue siendo positiva. Nos sentimos muy libres en todo lo que hacemos. Tomamos decisiones entre todos y siempre coincidimos en las cosas que se proponen. Somos dueños de lo que creamos de principio a fin y eso nos parece lo más importante. Pensamos que debería ser así para todo músico. Las canciones que creas las quieres como a un hijo y a nadie le gusta que hagan lo que quieran con un hijo.
Sois muy jóvenes, ¿ha supuesto la edad un impedimento para moveros en el mundo de la música? No, la edad no importa. Muchas veces parece que el mérito está en que seamos jóvenes y eso no nos hace mucha gracia. Nosotros creemos mucho en este proyecto y no lo tomamos como un pasatiempo. Hay veces que tienes que escuchar consejitos de embajadores de la verdad absoluta, nos alejamos de eso, tenemos criterio y sabemos lo que hacemos y el porqué lo hacemos. Hemos aprendido más, observando y tomando ejemplo de la gente que apreciamos y queremos, que de las batallas de turno.
¿Qué os llevó a apostar por el inglés como idioma principal para cantar? La mayoría de música con la que hemos crecido era de habla anglosajona. Supongo que nuestro oído se ha hecho a eso. Lo vemos muy natural para la música. En inglés muchas palabras son monosílabas y son muy fáciles de encajar en notas diferentes. No obstante, nunca descartamos escribir canciones en euskera. Las ventaja que tiene el euskera es que, a parte de ser el idioma más bonito del planeta, no importa dónde se le ponga el acento a las palabras. Eso también facilita encajar palabras sin que condicionen mucho la manera de cantar.
¿Planes de futuro? La idea es publicar nuestro segundo álbum para otoño de este año, pero como nos cuesta guardarnos las cosas, ya estamos tocando algún que otro tema nuevo en directo. Llevamos mucho tiempo interpretando las canciones de Eurie y necesitamos nuevos estímulos para disfrutar en el escenario. Muchos temas no están completos del todo, pero tocarlos en directo nos sirve, de alguna manera, para ver si a la gente le gusta la dirección que están tomando o para ver si se nos esta yendo demasiado de foco.
Una de las paradas del futuro inmediato es el festival Santander Music, ¿tenéis algo preparado? De momento no. Conocemos a una banda de Santander, que creo que va a tocar en el festival. Puede que hagamos algo juntos o que alguno de ellos nos apoye con otra guitarra en algún tema. No lo sabemos todavía. Puede ser divertido. Texto de Adrián Blanco.

Belako tiene una apretada agenda de festivales veraniegos. Participará en el festival Santander Music (30, 31 de julio y 1 de agosto), en el Mundaka Festival (30, 31 de julio y 1 de agosto).

Deja un comentario