My Twitter Feed

October 21, 2020

NOTICIAS FLASH:

Akelarre. Mujeres que bailan. -

viernes, octubre 2, 2020

Ane Pikaza. Turismo (de) interior. -

viernes, octubre 2, 2020

25 años de Zinemakumeak Gara!, según ANA GUTIÉRREZ. -

viernes, octubre 2, 2020

A propósito de Allen, según JORDI LABANDA. -

viernes, octubre 2, 2020

La música de Rafaella Carrà, según NACHO ÁLVAREZ. -

viernes, octubre 2, 2020

Twinterview a Alex O’Dogherty. -

viernes, octubre 2, 2020

El Drogas. No hay tregua. -

jueves, octubre 1, 2020

Emma Suárez. Los que se atreven. -

jueves, octubre 1, 2020

Lois Patiño. Fascinantes (Sub)mundos gallegos. -

jueves, octubre 1, 2020

Relicta. Magnetismo por la luna. -

jueves, octubre 1, 2020

Grises. Llenos de ritmo. -

jueves, octubre 1, 2020

Romancero gitano. Y Federico escogió a Nuria Espert. -

jueves, octubre 1, 2020

Aitana Sánchez-Gijón. Mujeres valientes y luchadoras. -

jueves, octubre 1, 2020

Lee Krasner. La gran mujer detrás de Jackson Pollock. -

jueves, octubre 1, 2020

Iñaki Zubizarreta. El baloncesto me salvó la vida. -

jueves, octubre 1, 2020

Txani Rodríguez. Vida de esta chica. -

jueves, octubre 1, 2020

Restauración de la Ikastola Kurutziaga. Hacer de la necesidad, virtud. -

jueves, octubre 1, 2020

Tecnología. -

jueves, octubre 1, 2020

Moda. Tendencias otoño. -

jueves, octubre 1, 2020

Pablo Ríos. Multiplicando panes y peces. -

viernes, agosto 14, 2020

Señores. Con sello propio.

Senores

La banda bilbaína Señores que publicó su primer álbum, “Curso práctico de autoestima” gracias a una original campaña de crowdfunding, presenta su nuevo trabajo, un siete pulgadas titulado “Verbena en la plaza del pueblo”, con un tema en el que claman justicia en plenas fiestas populares. Tras pasar por festivales como Primavera Sound, Ebrovisión o BIME Señores miran al futuro con entusiasmo y con un calendario repleto de bolos en diferentes salas. Guillermo Royo, “Guille” (bajo y coros) , nos lo cuenta.

Vuestro nuevo trabajo se titula “Verbena en la plaza del pueblo” pero es menos festivo de lo que parece… El título es literal. Es una propuesta de una celebración, una verbena en la plaza del pueblo, pero después de haber ajusticiado al que se lo merece. Hoy, día sí y día también, todo el mundo nos tiramos de los pelos cada vez que leemos sobre un nuevo caso de corrupción, los superbeneficios de las multinacionales de ropa que son las primeras en crear trabajo precario… situaciones que nos afectan a todos directamente, y lo que proponemos es colgar a esa gente en la plaza del pueblo y celebrarlo. De eso habla la canción, esa es la verbena que proponemos montar.

En vuestras letras hay una mezcla entre costumbrismo y un poco de crítica o comentario social soterrado. Sí, las letras son de Goiko pero es algo que tenemos hablado y que los cuatro apoyamos. Sin plantearnos ser un grupo panfletario ni político, sí que nos gusta aportar algo y hablar de las cosas que nos molestan. A lo mejor no de una manera superexplícita pero sí dar unas pinceladas que pongan un punto crítico.

¿Cómo fue el rodaje del videoclip de “Verbena…”? Ha sido una experiencia supersatisfactoria. Nos pusimos a las órdenes de las chicas de Nouvelle Vague, que es un colectivo que trabaja mucho el tema de video, y les propusimos que queríamos hacer algo tipo thriller. Les dimos dos pinceladas de idea pero ellas se las llevaron totalmente a su terreno. Sin darnos cuenta acabamos haciendo un western. Fue un rodaje de fin de semana en enero, en exteriores, con el frío que ello conlleva, y con madrugones porque rodábamos con luz natural, pero volvimos encantados. Éramos un equipo de veinte personas y el ambiente que se crea en los rodajes es de camaradería porque de otra manera sería un peñazo.

Tanto el nombre del grupo, “Señores”, como el título del disco, “Verbena en la plaza del pueblo” suenan muy tradicionales, pero sois un grupo joven, ¿hay algo de ironía en el uso de estos términos? ¿A qué espectro de público os dirigís? Según lo estás diciendo, la verdad es que tiene un punto viejuno total pero no lo sé, no es algo premeditado. Es algo que nos sale así porque nos llevamos nosotros los bolos y nos gusta tener ese punto personal. La verdad es que los conciertos de sala están quedando para el público que hemos crecido yendo a ese tipo de bolos. Nosotros hemos pasado la treintena hace relativamente poco y antes con dieciocho o veinte años éramos los más jóvenes de los bolos en la sala y a fecha de hoy seguimos casi entre los más jóvenes. La media de edad en este tipo de eventos ha subido diez años casi de golpe. Mientras el mundo de los festivales se ha convertido en un plan más de ocio, de fiesta, que de escuchar música, con honrosas excepciones. Al final nos dirigimos a un público viejoven. Es un poco el complejo peterpanesco que se hace realidad. Por eso proliferan también los conciertos acústicos en horarios de vermut infantil porque realmente los que van a bolos de sala semanalmente, los que realmente mantienen la escena musical durante el año, fuera del verano y de los festivales, es la gente que tenemos a partir de treinta. Muchos empezamos ya a tener hijos y hemos hecho también acústicos para niños, en la que la mitad eran niños y la otra adultos.

En el tiempo que lleváis ¿creéis que habéis sufrido algún tipo de evolución?. Yo creo que hemos ido afinando. Cuando empezamos teníamos la necesidad de mostrar lo que estábamos haciendo. Ya en nuestro primer disco largo las canciones están más pensadas no hacia un estilo sino a que cada canción tenga sentido por si misma. Esta nueva referencia, “Verbena…”, llegó un poco de sopetón por la ayuda de “Girando Por Salas” y ahora estamos un poco en un punto de presentación y tocar conciertos, pero sí vamos pensando dónde estamos más cómodos, qué canciones creemos que son mejores y por qué lo son, con la idea de que todo lo que sea sumar y aportar será bienvenido. Hemos metido trompetas y teclados como colaboración en nuestros discos. Siempre somos muy salseros, nos gusta mucho la música negra, nos gustan estilos que no son para nada parecidos al pop y todos los arreglos extras que vengan no nos cortaremos a meterlos. No vamos a pensar en hacer canciones para gustar pero para nada somos un grupo de fórmula.

En vuestro primer disco habláis de diferentes influencias según el tema, y abarcáis diferentes estilos musicales, algunas son más punk, otras más indie rock ¿Os planteáis cada canción por sí misma? Sí, claramente sí. Goiko compone la canción y lamelodía casi completa. Nos pasa el archivo de lo grabado en su casa y a partir de ahí vamos cada uno dando nuestro aporte al tema y luego en el local los cuatro nos peleamos tanto a nivel de estructura como de posibles arreglos. Pero siempre pensando que la canción desnuda, guitarra más melodía, tiene que funcionar. Si a una canción le casa un xilófono lo vamos a meter, si le casa una trompeta la vamos a meter, si una tiene que ser de dos minutos así lo será y si tiene que ser de seis, también. Si creemos que hemos dado con una canción la vamos a pulir y así irá. No vamos a jugar a hacer estilos que no nos creamos, pero mientras creamos en ella nos da igual.

Aparte de la música, ¿qué os influye del mundo de la cultura? Los libros y las pelis que nos dejamos tienen todas un poso de lo que se llamaba underground en los noventa. Somos muy noventeros, nos hemos formado en compartir cosas. Somos mucho de ver los documentales de los grupos que nos gustan para ver cómo se manejan ellos en las giras. A Julen le gusta mucho todo el tema del beat como Kerouac o Bukowski. Yo soy el típico que me voy a ver una peli y me veo el Palmarés de Sundance. Vamos un poco por ahí. No quiero decir indie-americano, pero más o menos. No sé si nos influencia, pero es donde estamos. Los noventa son nuestro caldo de cultivo.

Por lo que me has contado me parece que os interesa más el público de las salas que el de los festivales.También está el tema de la facilidad de acceso. Es muy difícil que los festivales se interesen por grupos que de primeras no venden abonos. Somos conscientes de que generamos una taquilla pequeña y que a nivel económico no somos especialmente interesantes. Y ellos van a sacar beneficio. Hay excepciones, claro. Nuestra experiencia en Ebrovisión fue genial. Es un festival de formato pequeño que llega a un público cercano a diez mil personas, que no está nada mal. Todos los festivales en los que hemos estado han estado muy bien para aprender pero sí que es verdad que durante el año nosotros vamos a un concierto como público todas las semanas, y en algunas semanas caen dos o tres. Para nosotros ir a tocar a Sidecar en Barcelona o Siroco en Madrid es todo un honor. Son las salas por antonomasia del circuito en el que nos hemos movido. Es un valor casi como el de haber tocado en Ebrovisión. El día que cerramos para el Primavera Sound fue también la bomba porque es un festival cuya línea artística nos parece de lo mejor a nivel estatal. Hay también eventos más pequeños en los que hablas de tú a tú con el promotor. Cuando nos llaman de festivales como el Pomelo Fest de Estepona donde tocaron Izal, por ejemplo, nos sentimos muy cómodos, porque el promotor tiene interés de que toquemos nosotros por razones artístícas y no económicas, lo que es de agradecer. Por supuesto nos gustaría que Señores estuvieran en quince festivales en lo que queda del año pero es difícil acceder a ellos.

Supongo que también os hace ilusión tocar por vuestra tierra, como cuando estuvísteis en el BIME. Sí, tampoco hemos tocado en tantos festivales aquí. Tocar en el BIME fue una experiencia a nivel social. El día del bolo me llegaron nueve fotos de amigos que estaban entre el público y a los otros miembros del grupo otras tantas. Es un evento grande, en el que la gente se vuelca. Tu nombre está en la cartelería por toda la ciudad. El día antes fuimos por el festival en plan de darnos un paseo y ver el ambiente. Fue una gran oportunidad estar en un evento en el que estaban invitados The National, Delorean… grupos que nos flipan. Tocar ahí con esa gente y en tu casa es la hostia. Pero también está muy bien cuando tocas en salas de Bilbao y se llenan. El trabajo es ir conquistando plazas.

En “Curso práctico de autoestima” contábais con la participación de Ainara LeGardon en uno de los temas ¿estáis abiertos a más colaboraciones de este tipo? Ainara es amiga nuestra y nos encanta lo que hace y su forma de hacerlo. Ella se lo guisa y se lo come todo. Tiene una calidad brutal musical y vocal. Nos estaba echando un cable con el tema jurídico y de derechos de autor y le dijimos que ya que nos echaba una mano con todo lo interno que se podía animar a cantar una canción. También tuvimos a Raúl, de “Manett”, a la trompeta y David Lamíquiz, ex “Yo, naúfrago”, al piano. Todo lo que venga bienvenido será. En el siguiente disco si hay hueco para un instrumento y nos gusta alguien le incluiremos. A mí lo de las colaboraciones es algo que me ha gustado desde pequeño. Texto de Roberto González. Fotos de Vircasado.

Verbena

Señores tocan el 10 abril en el Kafe Antzokia de Bilbao, el 11 de abril en Dabadaba de Donostia, ambos con Nueva Vulcano, y el 8 de mayo en Ibu-hots de Vitoria. “Verbena en la plaza del pueblo” está editado por Discos Cuatro Barbas.

Senores2

Deja un comentario