My Twitter Feed

August 11, 2020

NOTICIAS FLASH:

Belako. Grandes crisis y pequeños dramas. -

jueves, julio 30, 2020

Nize. Dándolo todo. -

jueves, julio 30, 2020

Oreka TX. Reinventando la tradición. -

jueves, julio 30, 2020

Getxophoto, según el comisario JON URIARTE. -

jueves, julio 30, 2020

Twinterview a Álvaro Ortiz. -

jueves, julio 30, 2020

El humor absurdo, según MERY CUESTA. -

jueves, julio 30, 2020

Kutxa Kultur Kanta. Un tema a seis bandas. -

jueves, julio 30, 2020

Cruz de Navajas. Mecano: Siglo XXI. -

jueves, julio 30, 2020

Icíar Bollaín. Para amarme y respetarme. -

miércoles, julio 29, 2020

Ángeles Reiné. A Putin no le gustará esta película. -

miércoles, julio 29, 2020

Saida Benzal. Dos chonis en Malasaña. -

miércoles, julio 29, 2020

Narita Boy. Apuntando al corazón de la nostalgia. -

miércoles, julio 29, 2020

Charles Forsman. Del cómic indie a Netflix. -

miércoles, julio 29, 2020

Irene Márquez. A ver qué dices. -

miércoles, julio 29, 2020

La crisis del milenial. Vamos a reírnos de nuestras penas. -

miércoles, julio 29, 2020

Edificio de viviendas Glas Eraikuntza. Luz marina y matizada. -

miércoles, julio 29, 2020

Tecnología. -

miércoles, julio 29, 2020

Moda: ¿Playa o piscina? -

miércoles, julio 29, 2020

Izaro. Tras el Tiempo Ausente. -

domingo, junio 7, 2020

Vetusta Morla. Mismas Historias, Distinto Final. -

domingo, junio 7, 2020

Santi Balmés. ¿Un músico literato? o ¿un literato músico?

SantiBalmes

Parece que va en serio. Después de “Yo mataré monstruos por ti” y “¿Por qué me comprasteis un walkie talkie si era hijo único?”, Santi Balmés se lanza a una nueva aventura. En este caso, una obra de relatos donde trata de plasmar algunas de sus experiencias más recientes. El polifacético vocalista de Love of Lesbian atendió a Aux para desgranar algunos de los entresijos de su última obra literaria.

Tu perfil literario sigue dando sus frutos, ¿pretendes compaginar música y literatura? No se trata de un plan premeditado, disfruto mucho escribiendo. En líneas generales, es un camino gozoso aunque no hay que olvidar que viene de la mano de horas de crisis y padecimiento, debido a trabajar con material sensible, de elaborar algo “legible” o “cantable” casi casi de la nada. Desde esa supuesta “nada” surgen cosas: relatos, canciones. Hay que saber observar la naturaleza del primer impulso y qué dirección va a tomar. Tengo la inmensa suerte de poder depositar parte de mi trabajo en distintas facetas.
“La Doble Vida de las Hadas”, ¿es un “Cuento chino para niños del Japón” o se asemeja más a un “incendio de nieve”? Me quedo con la primera definición. Supongo que hay algo de mí en todos los relatos, sobre todo los de fondo negro y letra blanca. Siempre dicen aquello de que en todo relato hay parte del escritor, pero si es verdad, en según qué relatos esa idea me asusta, (risas). A veces no puedo creer lo que estoy escribiendo. Debo tener un poltergeist interno (risas).
¿Qué evolución has experimentado en este libro con respecto a los anteriores? “Yo mataré monstruos por ti” fue coser y cantar. Me llevó 10 minutos escribirlo. Luego Lyona se encargó de dibujar los personajes y aplicar la idea del “arriba-abajo” en todo el cuento, así que fluyó de una manera muy sencilla. “¿Por qué me comprasteis un walkie talkie si era hijo único? “ fue titánico y agotador. Englobar en una novela situaciones tan disparatadas y dispares era, a priori, un trabajo imposible. Me ayudó muchísimo trabajar en equipo con Ricardo Cavolo. Ahora, con esta colección de relatos tenía que contar únicamente conmigo mismo a nivel creativo.
Entonces, “La doble vida de las hadas” tiene de diferente… En la editorial me sugirieron la posibilidad de trabajar con páginas de dos colores, dependiendo de la temática, y me pareció interesante para diferenciar esa supuesta dualidad. La doble vida de las hadas tiene ciertas ventajas, al menos, para el lector. Por ejemplo, el hecho de combinar un relato delirante con otro de índole más autobiográfica es muy ameno. Mi realidad y mi ficción se entrelazan de tal manera que se produce un juego casi sin querer. Cuando lo acabas creo que puedes cerrar los ojos y dibujar mi personalidad: algo así como un tapiz extraño, o un puzzle hecho de diversos materiales.
¿Con cuál de los 22 relatos te quedas y por qué? Con “Jazz” y “El viaje circular”. Marcan dos emociones muy intensas en la vida: la obsesión y la comunicación.
¿Por qué este formato de relatos individuales? Los relatos, junto a la poesía, son los géneros más semejantes a la música. En ambos casos tienes que forzarte a sintetizar una emoción o idea en un breve lapso de tiempo. La novela es la gran ballena.
Planes de futuro, ¿relacionados con la música o la literatura? Tengo unos cuantos proyectos, sí, pero van cambiando dependiendo del viento.
Escribir relatos y escribir letras parece una actividad similar, pero ¿es así? Creedme. Escribir una letra para una canción, y me refiero a una letra que transmita, una buena letra… es lo más difícil del mundo. Texto de Adrián Blanco.
La Doble Vida de las Hadas está editado por Editado por Principal de los Libros, Tiene 288 págs. y cuesta 18,50 euros.

Deja un comentario