My Twitter Feed

January 22, 2020

NOTICIAS FLASH:

Noemí Villamuza. Espadas para Mazoka. -

martes, diciembre 3, 2019

La realización de bandas sonoras, según Aránzazu Calleja. -

domingo, diciembre 1, 2019

Twinterview a Javier Botet. -

domingo, diciembre 1, 2019

Creatividad y producción musical, según Estanis Figueroa. -

domingo, diciembre 1, 2019

100 Recomendaciones culturales con AUX. -

domingo, diciembre 1, 2019

El hoyo. Arriba y abajo. -

domingo, diciembre 1, 2019

Zinebi Express. Lost in Bilbao. -

domingo, diciembre 1, 2019

El Príncipe. El beso del efebo araña. -

domingo, diciembre 1, 2019

Xprest Aux. Corto y cambio. -

domingo, diciembre 1, 2019

Damasco: El Silencio de la Guerra. Ahora que las armas callan -

domingo, diciembre 1, 2019

Viva Suecia. Fe en la música. -

domingo, diciembre 1, 2019

Tamaryn. Bailar en la oscuridad. -

domingo, diciembre 1, 2019

Haxotz. Discos que cuentan historias. -

domingo, diciembre 1, 2019

Lukiek. El idioma no es barrera. -

domingo, diciembre 1, 2019

Pinpilinpussies. Mariposas de garaje. -

domingo, diciembre 1, 2019

Pantomima Full. ¡Hola, canallitas! -

viernes, noviembre 29, 2019

El jovencito Frankenstein. Música para un monstruo. -

viernes, noviembre 29, 2019

Camiselle. Drama onírico sobre hechos reales. -

viernes, noviembre 29, 2019

Zaldi Urdina. Sarraski Isildua Gogoan. -

viernes, noviembre 29, 2019

David Guapo. Frunjir es vivir. -

viernes, noviembre 29, 2019

Fuel Fandango. Mezcla de raíces y estilos.

Fuel Fandango

“Trece Lunas” es el álbum de confirmación de Fuel Fandango. Con una apuesta arriesgada e innovadora y con una mezcla de raíces cordobesas, Nita, y canarias, Ale Acosta, han sabido encontrar su hueco en el panorama musical actual. Dicen que hacen “canciones orgánicas de baile”, un eufemismo para referirse a una música original y cuidada.

Sobre el escenario, Cristina Manjón “Nita”, canta en castellano, inglés o lo que se le ponga por delante. Sigue el mismo procedimiento en las entrevistas, como en ésta en la que responde sobre la actualidad de Fuel Fandango y sus proyectos futuros.

Después de girar por muchas salas, incluso a nivel internacional como Estados Unidos, Reino Unido o incluso África, ¿qué valoración hacéis de “Trece Lunas”? Hemos tenido una respuesta muy positiva del público. Estamos muy agradecidos. Ya sólo nos quedan los últimos conciertos y tenemos muchas ganas de darlo todo y empezar también una nueva etapa de composición.

¿Con respecto a otros discos qué tiene de diferente “Trece Lunas”? Es un disco con canciones muy eclécticas y eléctricas. Tiene muchas mezclas de lugares del mundo bien distintos y también evoca algo místico.

Un día en la vida de Fuel Fandango es… Un día de música y risas.

Con una propuesta original, que mezcla diferentes estilos os habéis hecho un hueco en mundillo, ¿es esa la receta del éxito? Para nosotros la receta del éxito es el trabajo honesto, hacer las canciones que sentimos con el corazón. Es cierto que hemos buscado siempre la originalidad en nuestras composiciones y seguiremos por ese camino. Nos gusta ofrecer algo distinto.

¿Cómo os veis en el mercado de la música actual? Los tiempos están difíciles para todos, te dediques a lo que te dediques. Pero bueno, creo que si se quiere algo hay que luchar por ello. Si tiene que venir que venga y sino pues al menos se ha intentado. He trabajado en mil cosas antes de dedicarme de pleno a esto, así que lo digo por experiencia propia.

Fuel Fandango surge de un flechazo… ¿cómo fue la decisión de dar el paso y apostar por el proyecto? Empezamos sin pretensiones ni ambición, sólo por amor a la música, el afán de hacer canciones juntos y experimentar.

¿Tenéis algo planeado cuando finalicéis la gira? Nuestro proyecto futuro son unas vacaciones y ponernos de lleno con nuestro tercer disco… ¡Tenemos muchas ganas!

Por último, ¿qué puede esperar el público de vuestro remate final a “Trece Lunas”? Mucho baile como siempre. También después de casi dos años con este disco, las canciones han crecido mucho en directo y hemos hecho arreglos que han aportado nuevos matices. Texto de Adrián Blanco.

 

 

Deja un comentario