My Twitter Feed

February 1, 2023

NOTICIAS FLASH:

Inés Hernand. Comedia digerible. -

miércoles, febrero 1, 2023

Arnatz Puertas. Aprendiendo del pasado. -

miércoles, febrero 1, 2023

Las que limpian. Reivindicando desde la sátira. -

miércoles, febrero 1, 2023

25 años de Bilborock según Itxaso Erroteta, Concejala de Juventud y Deporte. -

miércoles, febrero 1, 2023

Los Oscar y la animación, según Joanna Quinn y Les Mills. -

miércoles, febrero 1, 2023

Bodega Beronia Rioja. Ollauri. La Rioja. Cosechando premios. -

miércoles, febrero 1, 2023

Tecnología. -

miércoles, febrero 1, 2023

Moda. Temporada de nieve. -

miércoles, febrero 1, 2023

Arima Soul. Alma afro y euskaldun. -

miércoles, noviembre 30, 2022

Lukiek. Abriendo camino. -

miércoles, noviembre 30, 2022

Doctor Deseo. La fiesta de los “maquetos”. -

miércoles, noviembre 30, 2022

Señor No. Tres décadas derrochando coherencia y actitud. -

miércoles, noviembre 30, 2022

¡García! ¿Qué es ser patriota? -

martes, noviembre 29, 2022

Antro. El subsuelo está lleno de plataformas musicales. -

martes, noviembre 29, 2022

Carlos Vermut. Mi novio es un monstruo. -

martes, noviembre 29, 2022

Zinebi Express. Bilbao en el quirófano. -

martes, noviembre 29, 2022

Yune Nogueiras. La sociedad segun Delibes. -

martes, noviembre 29, 2022

Forever Young. Eternos canallas. -

martes, noviembre 29, 2022

Hitz Politak. Juegos de palabras y dibujos. -

martes, noviembre 29, 2022

Aritz Trueba. Intimidades. -

lunes, noviembre 28, 2022

Reptile Youth. Melodías en busca de la evasión.

Reptile Youth

Texto de Adrián Blanco.

Son una de las revelaciones musicales de este año. Vienen de Copenhague y en septiembre estarán en el festival Ebrovisión, Miranda de Ebro, y en Kutxa Kultur, San Sebastián, donde perseguirán su objetivo cada vez que suben a un escenario: que la gente se evada, pierda la cabeza, olvide sus problemas durante sus conciertos. Tratarán de lograrlo con las canciones de su nuevo álbum “Rivers that run for a sea that is gone”.

Son Reptile Youth, una denominación bajo la que se encuentran muy a gusto. Para Mads, cantante del dúo, que atiende a AUX al otro lado de la pantalla, el nombre del grupo representa la situación actual de los jóvenes, en la que hay un período vital en el que uno no sabe si considerarse todavía joven o adulto.

Ellos lo tienen claro. No quieren crecer más. Ya lo han hecho como banda en Copenhague, una ciudad que en la actualidad, y desde el punto de vista de Mads, goza de una gran salud en lo que al panorama musical se refiere. “Es un lugar en el que hay una gran diversidad y eso es algo que nos gusta mucho”, asegura. En sus locales se puede escuchar desde el punkrock hasta el pop, estilos que definen y que nutren parte de su trabajo.

Para hablar de sus inicios en la música Mads tiene que volver unos años atrás en el tiempo. Comenzó de pequeño, cantaba en la cocina. Le viene de familia ya que lo hacía junto a su padre. “Cuando lavábamos los platos después de cenar, poníamos algunos de sus viejos discos. Neil Young, The Beatles, Pink Floyd, eran algunos de los grupos que interpretábamos”, añade tras haber regresado de su infancia.

De vuelta al presente, su eclosión en los escenarios a nivel internacional no se debe a ninguna casualidad. Lo demuestra en el modo de componer sus canciones. Lo habitual es que Mads proponga “las melodías y las letras, quizá algún apunte sobre el ritmo del bajo o la guitarra”. A partir de ahí, junto a Esben, construyen la canción. Este proceso, sumado a un importante nivel de criba y autocrítica, hace el resto. De hecho, para el disco ‘Rivers That Run For A Sea That Is Gone’ escribieron cuarenta canciones de las que grabaron las diez que más les gustaron.

Dice que han llegado para quedarse y “cambiar las cosas”. A pesar de ello, el regusto que quieren dejar en su público es el de un disco grabado con los cánones de la vieja escuela pero bajo “una nueva mentalidad”. Un estilo de música que permita que “tras un duro día de trabajo o de escuela, una canción rompa con todo lo anterior”. Espera, dice, que eso sea lo que ofrecen en la actualidad.

Son las once y media de la mañana. Mads acaba de responder las preguntas de la entrevista, pero no por ello han decaído sus ganas de más acción. Amenaza con cierto humor con calzarse unas zapatillas de correr e ir a trotar a la orilla del mar. Si esa vitalidad la contagian en Ebrovisión o en Kutxa Kultur, el público quedará encantado.

Deja un comentario