My Twitter Feed

February 1, 2023

NOTICIAS FLASH:

Yarin. Danza entre culturas. -

miércoles, febrero 1, 2023

Inés Hernand. Comedia digerible. -

miércoles, febrero 1, 2023

Arnatz Puertas. Aprendiendo del pasado. -

miércoles, febrero 1, 2023

Las que limpian. Reivindicando desde la sátira. -

miércoles, febrero 1, 2023

25 años de Bilborock según Itxaso Erroteta, Concejala de Juventud y Deporte. -

miércoles, febrero 1, 2023

Los Oscar y la animación, según Joanna Quinn y Les Mills. -

miércoles, febrero 1, 2023

Bodega Beronia Rioja. Ollauri. La Rioja. Cosechando premios. -

miércoles, febrero 1, 2023

Tecnología. -

miércoles, febrero 1, 2023

Moda. Temporada de nieve. -

miércoles, febrero 1, 2023

Arima Soul. Alma afro y euskaldun. -

miércoles, noviembre 30, 2022

Lukiek. Abriendo camino. -

miércoles, noviembre 30, 2022

Doctor Deseo. La fiesta de los “maquetos”. -

miércoles, noviembre 30, 2022

Señor No. Tres décadas derrochando coherencia y actitud. -

miércoles, noviembre 30, 2022

¡García! ¿Qué es ser patriota? -

martes, noviembre 29, 2022

Antro. El subsuelo está lleno de plataformas musicales. -

martes, noviembre 29, 2022

Carlos Vermut. Mi novio es un monstruo. -

martes, noviembre 29, 2022

Zinebi Express. Bilbao en el quirófano. -

martes, noviembre 29, 2022

Yune Nogueiras. La sociedad segun Delibes. -

martes, noviembre 29, 2022

Forever Young. Eternos canallas. -

martes, noviembre 29, 2022

Hitz Politak. Juegos de palabras y dibujos. -

martes, noviembre 29, 2022

Programa, programa y programa. La estructura principal de la arquitectura holandesa.

Hoz Fontán

Hace unos años que el despacho de arquitectura de San Sebastián HOZ-FONTAN, con sede en San Sebastián, firmaron en Irún las oficinas de la empresa ZAISA. Un edificio muy interesante y que nos plantea jugosas reflexiones sobre el sentido de lo que es la arquitectura de hoy.

El edificio se inicia con la reinterpretación de un programa clásico desde los años 50: La torre en altura con un edificio horizontal de zócalo. Los ejemplos más brillantes comienzan con la Lever House en el Park Avenue de NY (Gordon Bunsafth + SOM, 1951) o ejemplos más recientes como la Torre Castelar en plena Castellana madrileña (Rafael de la Hoz, 1975).

Pero este edificio aparentemente clásico se enfrenta a nuevos retos como la integración paisajísitca en un entorno semi-natural, utilización de sistemas sostenibles, y sobre todo una estudiada utilización del programa.

Los dos primeros puntos los resuelven con soltura, diseñando una piel transparente y reflexiva, que juega con brillos y reflejos para camuflarse, y a su vez captar la energía solar, en una cámara regulable que almacena el calor en invierno y protege en el periodo estival.

El reto del PROGRAMA es más complejo. En una época en que las ideas y proyectos se cristalizan en la pantalla de un Smartphone o se desvanecen en un instante bursátil, la arquitectura debe responder a esta flexibilidad y liquidez. Esta actitud iniciada por la corriente arquitectónica holandesa, liderada por Rem Koolhaas en los 70’, centra como estructura principal el análisis del Programa. Se ejemplifica en edificios contemporáneos como el centro Congrexpo en Lille (OMA,1994) o la embajada de Holanda en Berlín (OMA, 1997), donde la flexibilidad del programa fomenta la interconexión entre los usuarios dentro del edificio, aumentando el concepto de “Serendipia” interna. La planta Baja en forma elíptica del edificio de Zaisa es un brillante ejemplo de espacio contemporáneo y líquido, que interconecta aparcamiento subterráneo, accesos y torre de oficinas.

Este edificio es un nuevo acierto en la loable trayectoria de este despacho vasco, con muy buen oficio y no menos actitud valiente y vanguardista. Esperamos mucho de sus próximas intervenciones.

 

OFICINA ZAISA,
DATOS.

Ubicación:Plaza Euskadi. (Irún, Guipuzcoa).

Autores: Hoz Fontán arquitectos.

Lo mejor:La transparencia y flexibilidad de la arquitectura.

Lo peor:La banal estructura oblicua de Planta Baja, un gesto innecesario.

Una referencia: Lever House, Park Avenue, New York (1951) de Gordon Bunshaft + SOM.

Deja un comentario