My Twitter Feed

August 14, 2020

NOTICIAS FLASH:

Pablo Ríos. Multiplicando panes y peces. -

viernes, agosto 14, 2020

Belako. Grandes crisis y pequeños dramas. -

jueves, julio 30, 2020

Nize. Dándolo todo. -

jueves, julio 30, 2020

Oreka TX. Reinventando la tradición. -

jueves, julio 30, 2020

Getxophoto, según el comisario JON URIARTE. -

jueves, julio 30, 2020

Twinterview a Álvaro Ortiz. -

jueves, julio 30, 2020

El humor absurdo, según MERY CUESTA. -

jueves, julio 30, 2020

Kutxa Kultur Kanta. Un tema a seis bandas. -

jueves, julio 30, 2020

Cruz de Navajas. Mecano: Siglo XXI. -

jueves, julio 30, 2020

Icíar Bollaín. Para amarme y respetarme. -

miércoles, julio 29, 2020

Ángeles Reiné. A Putin no le gustará esta película. -

miércoles, julio 29, 2020

Saida Benzal. Dos chonis en Malasaña. -

miércoles, julio 29, 2020

Narita Boy. Apuntando al corazón de la nostalgia. -

miércoles, julio 29, 2020

Charles Forsman. Del cómic indie a Netflix. -

miércoles, julio 29, 2020

Irene Márquez. A ver qué dices. -

miércoles, julio 29, 2020

La crisis del milenial. Vamos a reírnos de nuestras penas. -

miércoles, julio 29, 2020

Edificio de viviendas Glas Eraikuntza. Luz marina y matizada. -

miércoles, julio 29, 2020

Tecnología. -

miércoles, julio 29, 2020

Moda: ¿Playa o piscina? -

miércoles, julio 29, 2020

Izaro. Tras el Tiempo Ausente. -

domingo, junio 7, 2020

Sonorama Ribera 2014: superándose a sí mismo

Sonorama

Texto de Alfonso Rivera

El festival indi-pop de Aranda de Duero llega a su edición número 17 -ya casi es mayor de edad- con más fuerza (y polémica) que nunca. Porque ya en 2013 acaparó más minutos de informativos que el veraneo de la familia real y este año promete dar mucho más que hablar al incluir entre sus artistas a alguien tan peculiar como Raphael, inspiración, lo queramos o no, de muchos de los músicos que hoy lo petan.

El puente del 15 de agosto -el ferragosto, que dicen los italianos- es ése en el que todos los años la tele muestra las calles de Madrid desiertas. Ése que Alejandro Amenabar, cuentan, aprovechó para filmar la Gran Vía sin viandanates en Abre los ojos. Pues bien, hay un sitio en Castilla a donde acudirán muchos de los que abandonan las ciudades esos días de calor arrasador: Aranda del Duero, la capital de ese vino que destronó hace años al de Rioja.

El Sonorama Ribera no es el primero en llegar al calendario patrio, que en verano se vuelve loco en eventos de este tipo, pero sí puede presumir de ecléctico, festivo y, sobre todo, democrático. Porque aunque haya que pagar entrada para los conciertos nocturnos, durante el día las calles y plazas del pueblo regalan actuaciones en vivo por el módico precio de cero euros. De paso, uno se toma unos tragos, tapea y disfruta del patrimonio histórico-artísticos de la localidad, que no es poco.

¿Y quienes nos harán (vamos a tirar de tópico periodístico) “vibrar” este año en Aranda? Pues aparte del ídolo de Enrique Bumbury -quien no para de imitarle- y cuya inclusión en el cartel del Sonorama levantó tanta polvareda hace meses, por allí estará la flor y nata -¡toma, otro cliché!- del indi nacional: desde los marchosos, simpáticos y alegres LA M.O.D.A. hasta la intensa Najwa o los bailongos We are standard, pasando por los ubicuos Los Planetas, El columpio asesino y Amaral.

Pero como son tantos y no vamos a convertir esta reseña en una lista interminable, lo mejor es que le eches un vistazo a la web del festi -http://www.sonorama-aranda.com/es/- te pilles un medio de transporte y te vengas a comer, beber y disfrutar divinamente del puente de agosto en el centro moderno-festivo de la península, donde la mezcla de públicos viendo a Raphael dará mucho que hablar: el Sonorama Ribera otra vez será el rey de los telediarios.

Deja un comentario