My Twitter Feed

February 26, 2024

Confeti de Odio. Llorando de fiesta.

ConfetiPeque

El proyecto más personal de Lucas Vidaur, también guitarrista en Axolotes Mexicanos, ha recibido el apoyo de Girando por Salas, lo que le llevará a tocar en locales como el Cotton Club de Bilbao. Hablamos con él sobre sus trabajos, ‘Tragedia española’ e ‘Hijos del divorcio’, y sus letras de fondo melancólico presentado bajo una fina capa de ironía.

Combinas tu proyecto personal, Confeti de Odio, con tu colaboración con Axolotes Mexicanos. Realmente empecé en Axolotes a raíz de grabar Confeti de Odio. Yo tenía otros grupos que no fueron a nada pero tenía algunas canciones que quería grabar y surgió la oportunidad de hacerlo con Juan (Pedrayes) de Axolotes. Empecé a grabar con él y los temas empezaron a sonar muy bien. Así que como a Juan le gustó cómo tocaba la guitarra me dijo que me metiera en Axolotes porque necesitaban un guitarrista y ahí seguimos.

¿Y te resulta fácil compaginar ambas cosas? Sí que lo veo sencillo porque son dos bandas en las que no hacemos muchísimos directos con ninguna de las dos. No es una cosa que sea constante. De hecho hay miembros de Axolotes que también están en Carolina Durante y eso sí que es difícil de compaginar y aún así lo consiguen.

En una entrevista comentabas que Los Punsetes fueron una de tus influencias cuando empezaste a cantar en castellano. La letra de ‘Todo Muere’, primer tema de ‘Tragedia española’ es bastante “punsetes”. Sí, es un grupo que me encanta. Fueron de los primeros grupos que empecé a escuchar en castellano junto con Cala Vento, que son amigos. Antes, la verdad es que no escuchaba nada de música en castellano y realmente hay un montón de talento y tienes la ventaja de que puedes entender las letras al cien por cien. Yo hablo inglés pero en absoluto lo domino como el castellano. En cuanto al estilo creo que tanto Los Punsetes como Confeti tienen un punto ácido, satírico, un poco de humor negro… Sí que hay similitudes pero creo que yo soy un poco más bajón y ellos, mejores (risas).

¿Cuántas personas tocáis ahora en Confeti de Odio? Siempre quiero ampliar según me dé el presupuesto, cuantos más miembros mejor. En esta gira seremos tres seguramente, con una pequeña posibilidad de que estemos cuatro.

Al principio ibas muchas veces tú sólo con el móvil. Usaba la base del móvil y cantaba como una especie de karaoke pero era una cosa un poco precaria. Ahora que empiezo a tener público ya no vale todo (risas). Pero sigue sin interesarme emular el disco en el directo. Es otra cosa, más rockera, más energética quizás. Me gusta ir cambiando.

Prácticamente todos los temas de ‘Tragedia española’ hacen alguna referencia a la muerte. También te interesa el cine de terror, ¿hay algún tipo de exorcismo ahí? Sí, es una temática que me interesa mucho (risas) pero tampoco creas que fue muy premeditado. En el segundo disco no se habla tanto de eso sino más de cosas de la vida, como relaciones interpersonales, que es un tema tanto o más complejo que el de la muerte.

El haber estudiado psicología, ¿también influye en que escribas este tipo de letras tan incisivas? Probablemente. Al final es una cosa que me nace y me interesa muchísimo y es de lo que acabo hablando. No sólo por haberlo estudiado sino porque es lo que me gusta tratar. Tampoco es que mis letras sean un gran ensayo psicológico pero sí que me esfuerzo en escribir sobre cosas de las que no se haya escrito. No siempre lo consigo porque hay muchísimas canciones en el mundo y muy bien escritas, pero sí que intento que tengan mi marca y mi estilo personal.

«Me esfuerzo en escribir sobre cosas de las que no se haya escrito. No siempre lo consigo porque hay muchísimas canciones en el mundo y muy bien escritas, pero sí que intento que tengan mi marca y mi estilo personal».

Me da la sensación de que ‘Hijos del divorcio’ es más sentido, que hay menos ironía. Está bien visto, la verdad. Me salió así, de forma natural. No quería que fuera muy bajonero. También tiene mucho pop y tiene un par de canciones de amor, sin tanta nostalgia o pena, pero es cierto que hay menos broma.

Por otro lado sí hay un tema con letra muy irónica, ‘Sálvese quien quiera’, en el que incluso aludes a algunos YouTubers actuales. Sí, habla un poco de todo pero sin aleccionar a nadie. Nunca había hecho una canción con tantas referencias, me daba un poco de vergüenza, pero me decidí a sacarlo todo en un mismo tema. Luego tiene una parte final más bonita en la que se redime un poco, son casi como dos canciones, para que no fuera todo una coñita.

Tanto tu primer disco como tu novela, ‘El tejido de las cosas’, salieron durante la pandemia. Debió de ser complicado. No esperaba que fuese a funcionar pero en parte quizás fue incluso gracias a la pandemia. El disco llegó a mucha gente a la que quizá no hubiese llegado. Fue un poco bajón no poder hacer la gira pero bueno, fue lo que tuvo que ser.

¿Tienes intención de escribir otro libro? Sí, estoy escribiendo el segundo que va más lento porque es más ambicioso. El primero tenía este formato de juntar varios relatos pero el segundo sí que quiero que sea una novela que tendrá miles de personajes y será muy enrevesada pero se parecerá más a una novela clásica.

También te interesa la dirección de cortometrajes. Estoy preparando uno del que no puedo decir nada. Es un mundo que me encanta, aunque llego a él desde fuera y el acceso es algo complicado, pero tengo un montón de ideas chulas entre manos y muchas ganas de llevarlas a cabo.

En el podcast ‘El sentido de la birra’ comentabas que habías conseguido vivir de la música. Ahora voy a intentar trabajar de nuevo en algo más porque aunque sí he podido vivir de la música, quizás también porque el mío es un proyecto pequeño y personal, sigue siendo todo un poco imprevisible. No sabes cuántos bolos vas a tener y qué ingresos te van a llegar.

¿Qué supone para ti el apoyo que te proporciona Girando por Salas? Me da la garantía de poder ir a espacios en los que hay público esperando escucharme y a los que quizá no he podido ir con anterioridad por problemas logísticos muy complicados que ellos solucionan. Yo encantadísimo. Va a ser una gira muy chula. Tengo el final de abril y todo mayo concentrado en eso. Llegaremos a sitios a los que no hemos ido antes y va a estar estupendo, seguro. Texto de Roberto González.

Deja un comentario