My Twitter Feed

August 15, 2022

Izal. Hogar, el mundo real.

IZAL1

‘Hogar’ (2021) es su quinto álbum y se encuentran inmersos en su gira de despedida de “forma indefinida”. Con cuatro discos de estudio a sus espaldas y el nuevo recién salido del horno, la banda Izal se posiciona como el referente alternativo y pop rock de la escena de nuestro país, como cabeza de cartel de festivales a la par que llena grandes pabellones en sus propias giras.

¡Buenas, chicos! Lleváis cuatro de las catorce fechas de conciertos y, además, este verano hacéis un total de diez festivales por toda la península… ¿cómo estáis viviendo esta gira-despedida? ALEJANDRO: Está siendo muy emocionante. Cada concierto es uno más a las espaldas y también uno menos hasta el parón indefinido. Además de disfrutar muchísimo el hecho de volver a ver tanta gente junta, estamos exprimiendo cada momento con el equipo y en el escenario.

El titular de este año para la banda ha sido sin duda: “Izal anuncia que se separa de forma indefinida”. Explicadnos esto. MIKEL: Es un año muy especial por varios motivos, desde luego el hecho de que paremos de forma indefinida tras los Wizinks de octubre es una razón de peso, todo está siendo muy emocionante, nostálgico, pero también bonito. Y además, a esto se añade que los conciertos han vuelto con toda su fuerza y el público por fin puede disfrutarlos con normalidad tras dos años muy duros. Eso hace que la gira esté siendo tremendamente intensa.

¿Cómo acoge vuestra gente, vuestros fans el nuevo álbum ‘Hogar’ (2021)? M: No recordamos haber tenido nunca comentarios tan apasionados, no ha dejado a nadie indiferente y eso es algo muy positivo en un quinto álbum. Las personas que han conectado con Hogar lo han hecho a un nivel mucho más intenso e íntimo que con álbumes anteriores, eso es lo que nos hacen llegar y es un gustazo sentir que un álbum tan personal influye tanto en los sentimientos de otras personas.

¿Podríais decir qué es para vosotros un hogar o dónde os sentís en casa? M: Hogar es ese grupo de personas con las que puedes ser tú mismo, donde no hace falta fingir; esas personas que saben quién eres de verdad, que siempre están ahí. Hogar es el mundo real que forman esas personas. Lo contrario es el mundo digital donde todo es ruido y en el que nadie te conoce realmente.

¿Qué ha supuesto que vuestro disco lo produjera un grande como Brett Shaw que ha trabajado con Foals, Florence and The Machine o Lady Gaga? ¿Qué sonido ha aportado? A: Una experiencia muy valiosa. Ya trabajar con alguien distinto lo es. Pero Brett nos ha enseñado mucho con respecto al sonido y gracias a él y a Sancho hemos conseguido el disco que queríamos. Algo más orgánico, potente y con personalidad.

Fueron los últimos meses del año 2020, después de la pandemia, cuando dedicasteis tiempo a dar forma al disco. ¿Cómo así lo hicisteis entre “los paisajes de la Sierra Tramontana en Mallorca, el frenesí del asfalto madrileño y la tenaz lluvia londinense”? M: El disco se desarrolló sobre todo en Mallorca. Quisimos huir de la ciudad y plantarnos en medio del paraje idílico de la Sierra de Tramontana porque la máxima era “ser felices grabando”. También nos sirvió para escapar de esa sensación constante de pandemia que en las grandes ciudades tenía un impacto mucho mayor. En Puigpunyent, en el estudio de Juanito Makandé encontramos la paz que ‘Hogar’ necesitaba.

Decidnos algún sitio secreto o favorito que tengáis… A: El bar donde comíamos todos los días que grabamos el disco, cerca del estudio de Juanito. Sin duda ahí hemos hablado y decidido muchísimas cosas.

Las canciones del disco hablan de tener los pies en el suelo, ¿por qué? M: Hablan de mil cosas. Tener los pies en el suelo es algo que conviene recordarse de vez en cuando. Si te separas, aunque sea unos centímetros, ya puedes prepararte para la caída. Creemos que no somos personas que hayamos dejado que eso ocurra. Nuestra trayectoria está llena de trabajo y siempre desde la normalidad. Somos cinco personas muy normalitas en todos los sentidos. Pero no viene mal de vez en cuando recordarse a uno mismo los peligros que acechan.

Autor Vicente Modino

“Está siendo muy emocionante. Cada concierto es uno más a las espaldas y también uno menos hasta el parón indefinido. Además de disfrutar muchísimo el hecho de volver a ver tanta gente junta, estamos exprimiendo cada momento con el equipo y en el escenario”.

Ahora que tenéis por delante todavía muchas fechas de conciertos (hasta que termine la gira el 29 de octubre en Madrid), ¿con qué os quedáis, festivales o salas más pequeñas, más íntimas? A: Es tan diferente que se hace imposible elegir. Desde luego los festivales con miles de personas cantando al unísono hacen que se te encoja el corazón. Pero las salas pequeñas tienen algo, una magia especial que no se puede conseguir en cualquier otro lugar.

Doce años en los escenarios es mucho tiempo, ¿en qué notáis que habéis cambiado y/o mejorado? A: Hemos cambiado personalmente y musicalmente. Somos otras personas, hemos aprendido unos de los otros y hemos madurado juntos. Nos queda mucho por aprender, pero estamos muy orgullosos de lo que nos han aportado esos doce años en tan bonito compañía.

Para un vitoriano como Mikel, que no esté la ciudad de Vitoria-Gasteiz entre las fechas de la gira, ¡tiene que chocar! Bilbo os espera con los brazos abiertos, eso sí. M: Al final intentamos buscar los espacios y los lugares en los que es factible desplegar el show que llevamos en esta gira y al que pueda llegar el mayor número de personas. Bilbao es una ciudad a 50 minutos de Vitoria y a la que esperamos que se desplacen muchos gasteiztarras para este concierto.

Mikel, Alejandro, Emanuel, Alberto e Iván, ¿qué más tenéis en común además de dar vida a Izal? A: Que amamos la música, que apostamos por algo que pensamos que merecía la pena y nos dejamos la piel para que ese algo siguiera la dirección que deseábamos. Eso y las croquetas (risas).

¿Tenéis alguna sorpresa -que nos podáis desvelar- en esta última gira? A: Entonces no sería una sorpresa… Pero, aunque siempre hemos tocado con pasión, en esta gira eso es más palpable gracias a lo que significa para nosotros.

Para alguien que nunca haya ido a un concierto de Izal todavía… ¿por qué le animaríais a ir a veros en directo? A: Porque en nuestros conciertos, gracias a la energía que se genera con la gente, se siente todo y no te deja indiferente. Texto de Ángela Saiz. Fotografías de Raquel López y Vicente Modino.

Deja un comentario