My Twitter Feed

October 2, 2022

Canciones con humor, según VENGA MONJAS.

vengamonjas

Varios // Venga Monjas y Miguel Noguera unen fuerzas para presentar este cabaret infernal que es ‘Hits Live’, un espectáculo que mezcla el humor más absurdo con actuaciones en directo de temas míticos como ‘Almendrero de Doraemon’ o ‘Alien Fumeta’, así como tantas otras leyendas de su música hablamos con Xavi Daura.

¡Venís a presentar vuestro show ‘Hits Live’ en el Teatro Campos Elíseos de Bilbao! Es un show que llevamos haciendo un año: va de coger canciones que nos gustan de nuestra carrera como Venga Monjas y cantarlas en vivo. Podría parecer que es un concierto… pero no (risas). Son canciones y las vamos comentando, hablamos con el público, hay interacción. Las canciones duran poco, es comedia en torno a las canciones. ¡Y mucha improvisación!

 ¿Qué tal juntaros con Miguel Noguera para este espectáculo? Viene de nuestro formato de vídeo HITS y es Noguera quien presenta las canciones, hace de locutor, como de ‘Grandes Éxitos’ (risas). Nosotros cantamos y Noguera nos presenta. Llevamos más de quince años haciendo cosas con Miguel, pero nunca habíamos tenido un espectáculo juntos. Viajar juntos y conocer a tanta gente los tres es divertido.

 ¿Qué diríais a alguien que no os conozca para que vaya a veros? ¡Que tiene muy buen ritmo! Siempre pensamos que, si lo de hablar no te interesa, a cada poco hay una canción (risas).

 ¡Qué boom con ‘Ay mamá’ de Rigoberta Bandini! Y Esteban interpretando y cantando es un crack. ¿Os ha venido bien? En realidad, lo tenemos separado de Venga Monjas. Esteban y Rigoberta son geniales. Hay mucho cachondeo. Desde que pasó lo del Benidorm Fest para Eurovisión, le picamos y en el show hablamos de si hubo tongo o no… (risas) Generamos complicidad con el público y hay secretos. Son públicos muy distintos, pero lo celebramos en el escenario.

 ¿Esteban quería tener una banda además de dedicarse a Venga Monjas? De toda la vida, es un apasionado del humor. Pero realmente, lo que a él le motiva es la música. Venga Monjas tiene su parte musical, pero ahora él forma parte de este proyecto que está arrasando y eso nos genera mucha alegría.

 ¿Qué recuerdos tienes de vuestros inicios? Llevamos dieciséis años juntos… Nos conocíamos de la escuela. Éramos dos amigos adolescentes con nuestras bromas. Hacíamos cortos y empezamos con YouTube. Aprovechamos para publicar las tonterías que hacíamos. Empezó como un pasatiempo de broma. Hasta el nombre, es una cosa práctica para encontrar el vídeo fácilmente (risas). Era la tontería de esa semana. Siempre nos da por una coletilla o una broma y acabamos repitiéndola como si fuéramos tontos.

 ¿Y cómo trabajáis? ¿De qué manera se os ocurren las ideas? Nuestro proceso de trabajo se resume en: no escribimos nada, rodamos bastante y el trabajo más duro es el de edición. Ahí le damos la forma a la historia. Cuando estamos rodando no tenemos claro cuál es el principio o el final. Por ejemplo, uno de los dos le cuenta un chiste o una premisa para un vídeo al otro y le damos forma. Por ejemplo, el vídeo de ‘La juguetería NO ES NO’ que tiene ya mucho tiempo, nació porque a Esteban se le ocurrió eso de que los padres les dicen a los niños “no, no puedes comprar este juguete”. Y de ahí, fuimos añadiendo complementos. El chiste no es tanto lo de “NO ES NO” con connotación feminista, sino que es un personaje oscuro, en un túnel del metro… (risas) Damos personalidad a cada idea. ¡Y siempre dejamos a los actores que improvisen a la hora de grabar!

¿Qué tal fueron los tiempos como guionistas para ‘Museo Coconut’? Son recuerdos buenísimos. Ese trabajo nos llevó a ser más conocidos. Venga Monjas iba bien pero no pensábamos que podríamos vivir del humor. Y, de repente, nos llamaron los de Muchachada Nui… ¡fue a raíz de La Hora Chanante que nació Venga Monjas! Nos hicieron una prueba de guión y… ¡nuestra vida cambió totalmente! Y ahí estuvimos, viviéndolo con nuestros ídolos y referentes más potentes.

¿De quién estamos hablando? Antes nos intimidaba el hecho de ponernos a trabajar con Joaquín Reyes, Ernesto Sevilla o Raúl Cimas, realmente son mucho más que nosotros. De respeto fuerte pasó a un coleguismo brutal y a una amistad muy bonita. Nos trataron genial, había muchas risas… En realidad, trabajábamos poco. Ahí le pillamos el punto. ¡Son gente genial! Se conocen de la universidad y todo se basa en sus bromas de siempre que acaban siendo bromas para todo el mundo.

Elige el humor de uno de esos ídolos, ¡va! Si fuese una situación así tipo isla desierta, te diría… Miguel Noguera. Es un tío tremendo, está todo el rato haciendo bromas, dándole la vuelta a las cosas. Es extremadamente divertido y súper absurdo (risas). Es inconformista y siempre hace chistes muy retorcidos; no es lo previsible.

Habrá mucha gente a la que no le gustaréis… ¿cómo lleváis las críticas? Las entiendo (risas). Si no estuviese dentro de Venga Monjas, pensaría “esta gente se me hace cuesta arriba”. Es verdad que tenemos un punto tan radical que hace ya bastante tiempo que solo nos sigue la gente que de verdad nos pilla el rollo. No recibimos malas críticas. Se ha creado suficiente identidad como para que la gente a la que no le gusta nuestro humor, no se meta. Vivimos en una especie de burbuja en la que estamos muy cómodos (risas). La gente es simpática y se celebra mucho las tonterías que hacemos. Es de agradecer. Texto de Ángela Saiz.

Deja un comentario